Fútbol Internacional > FÚTBOL

Suárez y Barcelona cayeron en la mala

El club catalán, en crisis y el salteño no se salva de las críticas; tras perder con Granada la prensa dice que está falto de ritmo y sin velocidad  

Tiempo de lectura: -'

23 de septiembre de 2019 a las 05:04

Convivir con la gloria no es sencillo. Le pasó a Pep Guardiola que se fue de Barcelona, donde ganaba todo lo que jugaba, aduciendo que se sentía vacío. El reconocido entrenador armó su valija y emigró a Alemania en procura de nuevas experiencias. 

Luis Suárez ganó absolutamente todo en Barcelona y anotó los goles que quiso. Y la gente se acostumbró tanto al éxito que da por sentado que con tirar la camiseta del club en una cancha alcanza. Que las estrellas del club serán capaces de vencer a cualquier rival.

Sin embargo, por estas horas Suárez cayó en un lugar que no esperaba, junto con el equipo.
Con 32 años, saliendo de una lesión, y sin poder juntarse con su socio Lionel Messi que también estaba en sanidad, el salteño fue blanco de críticas luego de la derrota del sábado del equipo catalán ante el modesto y ascendido Granada con el que perdieron 2-0.

Barcelona igualó su peor inicio de temporada desde 1994 con siete puntos en 15 disputados, además de ser el equipo que junto a Betis recibió más goles, nueve.
Es cierto que la historia recién se empezó a escribir pero los números del actual campeón inquietan. Y más que eso, la crisis deportiva por la que atraviesan sus principales estrellas también. 

Según la prensa española, el salteño Luis Suárez lució falto de ritmo, sin velocidad y con escasa participación en una ofensiva opaca donde aún no encajó el francés Antione Griezmann.

Medios españoles plantean si ambos pueden jugar juntos. El diario As señala: “Parecería más razonable un Griezmann más centrado para aprovechar mejor sus actuales cualidades futbolísticas, pero eso significaría alterar en algo las de Messi y eso es un imposible en el Barça de estos tiempos. La solución pasa por el laboratorio de Valverde, que se está encontrando numerosas trampas tácticas con los fichajes en este Barça, con las posiciones de Griezmann y De Jong”.

Mundo Deportivo señaló que el francés no se entiende con nadie, lo que significa un problema.
“Entre ataques lentos e improductivos, el partido se fue al descanso con otra preocupante incógnita: Griezmann no se entiende con nadie o nadie entiende a Griezmann. Si se ofrecía al espacio, balón corto al pie del defensa. Si lo esperaba para la combinación, balón largo perdido por la línea de fondo. Si se iba en diagonal, esférico a la banda. Y así de incomprensible todo en un equipo de primer nivel que lo tendría que tener todo mucho más trabajado”.

El diario Marca agregó leña al fuego diciendo que algunos hinchas le pasan factura al salteño por sus viajes a la selección uruguaya.
“El hecho de que se operara tras Anfield y no estuviera en la final de Copa pero sí en la Copa América (aunque él dijera que la intervención fue obligada y no optativa) provoca que en determinados sectores llueva sobre mojado con el uruguayo, cuyos altibajos de forma son cada vez más pronunciados. Está por ver si Valverde le sienta si Griezmann y Dembélé se merecen la titularidad”.

Suárez no escapa a la responsabilidad. Ante las cámaras de la televisión, tras la dolorosa derrota contra Granada, admitió: “Será un año complicado”.
“Es una derrota que preocupa, una derrota que duele. Y una derrota que hay que mirar muy bien porque hay muchas cosas para mejorar”, dijo apenas finalizó el encuentro en los micrófonos de Movistar LaLiga.

El delantero de Barcelona agregó: “Creo que no se puede empezar perdiendo tan pronto. Eso lo hizo todo más difícil. Tuvimos posesión pero fuimos poco contundentes. Hay que analizar qué pasó”. 
Y concluyó: “No hay que confirmar ya desde ahora, pero son partidos que te dan LaLiga. Siempre decía que ves este tipo de partidos en otros años que ganamos sobre la hora o con solvencia. Hay que ser más contundentes y ser conscientes de que tenemos un año complicado”. 

 

 

Así lo vio la prensa


Sport. El diario catalán calificó con un 4 la actuación del salteño Luis Suárez y el título: Ofuscado. En su análisis señaló: “No tuvo su día encajado entre los centrales del Granada. Solo encontró una ocasión al límite del descanso y su pelea constante no se vio correspondida”.
Diario AS. El sateño no está bien. O todavía no está con confianza tras su lesión o sus partidos están comenzando a tomar unos derroteros preocupantes. Falto de ritmo, sin velocidad y totalmente desasistido. No chutó (pateó) ni una vez entre los tres palos. Bueno, ni entre los tres palos ni fuera.
Marca. Cuatro años sin marcar a domicilio en Europa, ‘missing’ en Dortmund y Granada y lesionado en el primer partido de Liga (horas después se fue de viaje a Marruecos), sus dos goles al Valencia no le salvan de la quema.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...