Nacional > "Si yo fuera él"

Todos los dirigentes del Frente Amplio que jugaron a ser Sendic y le pidieron públicamente la renuncia

Tabaré Vázquez, Lucía Topolansky y Javier Miranda son algunos de los líderes que le han sugerido qué hacer en el último año

Tiempo de lectura: -'

04 de octubre de 2018 a las 16:52

En el último año y medio, los zapatos de Raúl Sendic acogieron a varios dirigentes frenteamplistas. Desde que el exvicepresidente quedó enredado entre las irregularidades en ANCAP, las mentiras sobre su título universitario y el uso indebido de las tarjetas corporativas de la empresa estatal, desde su propio partido se empezaron a escuchar voces que reclamaban su renuncia. Otros, como el presidente Tabaré Vázquez, el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, y ahora la vicepresidenta, Lucía Topolansky, prefirieron decirlo de forma indirecta, expresando públicamente cómo actuarían si les tocara en suerte la misma circunstancia. 

Más que un acto de empatía, el “si yo fuera Sendic” se convirtió en una forma de hablarle directamente, desde los medios de comunicación, a los oídos del exvicepresidente. Primero para empujarlo a que deje su cargo, como acabó haciendo el 9 de setiembre de 2017, y ahora para incentivarlo a abstenerse de participar de la próxima campaña. 


Antes de la renuncia

El que marcó la cancha fue el presidente Tabaré Vázquez. El 10 de agosto de 2017, cuando el dictamen del Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio aún permanecía en una caja fuerte, el mandatario empezó a soltarle la mano a su vicepresidente, remarcando que de recibir un dictamen adverso, él daría un paso al costado. 

“Yo me hubiera ido”, dijo a Búsqueda en ese entonces, cuando el fallo del TCP todavía descansaba en una caja fuerte. “Pero es una decisión personal”, aclaró.

Varios dirigentes salieron a respaldar sus dichos. El ministro del interior, Eduardo Bonomi, dijo ese jueves que, haciendo el ejercicio mental de ponerse en los zapatos de Sendic, también decidiría dar un paso al costado. “Yo creo que sí, en principio sí”, señaló.

“Yo, personalmente, renunciaría pero no juzgo a nadie que en una situación similar tenga otra mirada”, dijo por su parte la senadora astorista Daniela Payssé. 

Apretado por la prensa, el intendente de Montevideo Daniel Martínez también dio su apoyo. “Pienso que sí (renunciaría)”, manifestó.

Conocido el fallo del TCP, que acusó a Sendic de haber incurrido en “enriquecimiento indebido”, entre otras faltas, Vázquez volvió a atacar por la misma vía. En otra entrevista con Búsqueda, el 7 de setiembre, el mandatario dijo que respaldaba el dictamen y aseguró que mantenía lo expresado en la entrevista anterior.

Dos días más tarde, pese a haber insistido en que no daría un paso al costado, Sendic se presentó ante el Plenario del Frente Amplio y presentó su “renuncia indeclinable” a la vicepresidencia de la República. 

Otra renuncia

Pero los problemas no acabaron allí para Sendic. Tampoco para el Frente Amplio, que dejó sin sanción al líder de la 711 e inició una segunda etapa de discusiones y negociaciones internas para definir el futuro político del ahora exvicepresidente. 

El 31 de mayo de este año, cuando Sendic fue procesado por peculado y abuso de funciones, las visitas a sus zapatos resurgieron.

El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, dijo en ese entonces que había recibido “con dolor” la noticia, y señaló que de estar en la situación de Sendic “daría momentáneamente un paso al costado, en espera de la sentencia”. Como argumento, apeló a la “dimensión ético-política" del asunto, y, poniéndose en el lugar de Sendic, dijo: "Si mi conducta está, realmente, poniendo una situación política en el tema, yo tengo que asumir mi responsabilidad política".

“He escuchado a algunos decir ‘si yo fuera Sendic, daría un paso al costado’. Pero bueno, no son Sendic. El único Sendic que está aquí en este momento soy yo y tomo las decisiones por mí mismo”, dijo el exvicepresidente el pasado 26 de agosto.

El 2 de junio, el diputado de Asamblea Uruguay y vicepresidente del FA, José Carlos Mahía, también dijo que “en lugar de él seguramente consideraría un paso al costado”.

Este jueves, la vicepresidenta Lucía Topolansky pidió un lugar en los zapatos de su antecesor. “Capaz me alejaría un tiempo de la política para esperar esos tiempos. Pero yo no puedo obligar a las personas”, afirmó Topolansky entrevistada este jueves en radio Sarandí.

Sendic, mientras tanto, no deja que otros se metan en su conciencia. "He escuchado a algunos decir ‘si yo fuera Sendic, daría un paso al costado’. Pero bueno, no son Sendic. El único Sendic que está aquí en este momento soy yo y tomo las decisiones por mí mismo”, dijo el exvicepresidente a Telenoche el pasado 25 de agosto.
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.