The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

Tom Petty, 1950-2017

Quizás su muerte antes de tiempo sirva para devolverle su pole position entre los grandes, la cual en verdad, nunca perdió

Tiempo de lectura: -'

05 de octubre de 2017 a las 04:55

Miguel Ángel Arribas –es, era, no sé si sigue vivo- un uruguayo radicado desde la década de 1960 en Estados Unidos, donde por un tiempo trabajó para una de las compañías líderes en cajas registradoras. Un gran tipo, amigo de mi familia desde la infancia.

Cuando en 1980 lo fui a visitar en su casa en Orlando, Florida, donde vivía con su esposa, hijos, suegra, y una bandera de Nacional, me recibió con milanesas. Estaban deliciosas, de las mejores que he comido en mi vida.

Al instante me di cuenta por qué tenía tan buena relación con su suegra, cocinera oficial del hogar. Luego de la cena, me llevó al cuarto donde iba a quedarme, el cual estaba lleno de discos. Pebete, porque así lo llamaban, era no solo un amante de la música, sino también gran conocedor de los nuevos grupos y solistas rock y pop, que aquellos días surgían por doquier.

"Te recomiendo este cantante, nació cerca de aquí". En el tocadiscos empezó a sonar Damn the Torpedoes, tercer álbum de Tom Petty and the Heartbreakers, pero primero grabado para una discográfica importante. Me quedé hasta la madrugada escuchando una tras otra las nueve canciones que traía el disco, Refugee, Here Comes My Girl y Don't Do Me Like That, entre las más fenomenales, preguntándome cómo era posible que en Uruguay Tom Petty no tuviera casi difusión.

Recién la tuvo y de forma preponderante en la década de 1980, cuando surgió Eldorado 100.3 FM, la mejor radio posdictadura que ha tenido este país, sobre todo en el programa nocturno Otras voces, que conducían Carlos Dumpiérrez y Alejandro Espina, casa continua de estrenos y descubrimientos.

Ahí "El sombrerero loco" reinó mientras la emisora estuvo al aire. No sé si hoy, en un Uruguay sin exigencias y donde se puso de moda la ignorancia en todos los niveles, alguien escucha a Tom Petty, ni si su música es irradiada en alguna radio. En 1987, Eldorado mediante, Don't Come Around Here No More, perteneciente al disco Southern Accents, fue una de las canciones más populares del año en nuestro país. Como esa, extraordinaria en todo, la discografía de Petty tiene pila.

Quizás su muerte antes de tiempo sirva para devolverle su pole position entre los grandes, la cual en verdad, nunca perdió.

Comentarios