Economía y Empresas > EMPRENDIMIENTO

Transformar el mundo adulto con espacios "child friendly"

Kids Corner planea instalar lugares de juegos para los niños en sitios de compras y actividades a las que concurren sus padres

Tiempo de lectura: -'

21 de noviembre de 2018 a las 05:04

Natalia Silva y Verónica Amarelle tienen bastante en común. Son contadoras, trabajan juntas hace años de forma dependiente, y son madres. Lo que les sucede a ellas seguramente también tenga puntos en común con lo que atraviesan madres y padres que tienen que ir a comprarse ropa, a una peluquería o participar de una cena en un restaurante. 

En esos lugares del mundo adulto, no hay espacio para los niños, salvo excepciones de juegos infantiles colocados en algún rincón. Es por esto que a las contadoras se les ocurrió incorporar espacios “aptos para niños” en el mundo adulto. “Teníamos dificultades de hacer cosas del mundo adulto con nuestros hijos. Lo mal que pasábamos nosotras y ellos también, al tener que hacer un trámite, ir al banco y aburrirse. Pensamos que eso tenía que cambiar, que debía haber una forma de hacer las cosas mas ágil y fácil para todos”, contó Silva.

La propuesta de Kids Corner es instalar paneles de juegos para los niños, para mantenerlos entretenidos en el comercio mientras su madre o padre realiza las compras necesarias o termina el trámite o actividad que esté realizando. 

“Ahora estamos evaluando si vamos a hacer producción nacional, que es nuestra idea, o si vamos a importar los paneles. Estamos averiguando sobre algunas reglamentaciones particulares que tienen los juguetes”, sostuvo la emprendedora. 

"Vamos a trabajar para que los consumidores empiecen a incorporar el concepto de child friendly". Natalia Silva, cofundadora de Kids Corner

Aunque recién comenzaron con el emprendimiento, consideran que Kids Corner será beneficioso para los niños, sus padres y los comerciantes. “Vamos a trabajar para que la gente se entere del concepto ´child friendly´, lo empiece a incorporar y exija como consumidor. ¿Por qué voy a ir a este restaurante si no está contemplado que soy madre o padre? O lo mismo con una zapatería. Los usuarios lo van a pedir, tanto los niños como los adultos”, explicó Silva.

Por su parte, Verónica Amarelle comentó que los comercios podrán vender más y ser más eficientes si el adulto con el niño permanecen más tiempo en el local. “Estamos pensando incluso en algún momento llegar a las certificaciones, que sepas que determinado lugar tiene un certificado, y cumple realmente todo lo que tiene que cumplir para ser child friendly”, agregó la emprendedora.

Empoderar a las mujeres

Silva y Amarelle participaron de los talleres para empoderar a las mujeres a emprender, organizados por la Fundación da Vinci, el Centro Ithaka de la Universidad Católica e Initium de la Universidad de Montevideo. Se anotaron 30 grupos de emprendedoras oriundas de Montevideo, Canelones, Cerro Largo y Salto. Los tres centros de apoyo a emprendedores eligieron ocho proyectos que recibieron seis semanas de mentorías para dar sus primeros pasos en el mercado. El pasado miércoles, los ocho equipos presentaron su proyecto ante un jurado.

La cofundadora de Sellin Mariana Chilibroste, la cofundadora de Mirada Couture Mónica Zanocchi y el CEO de GlobalizeU Mario Sánchez entendieron que el mejor emprendimiento que se presentó fue Kids Corner.

Las ganadoras seguirán con las mentorías y buscarán validar la idea a través de fondos de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII). La coordinadora de emprendimientos de Initium, Anna Chiara Ortolani, recordó que el programa que busca empoderar a mujeres a emprender se desarrolló durante cuatro meses, iniciando con una charla de la emprendedora chilena Sofía Del Sante, quien integró el equipo de Start-Up Chile.

Se presentaron 30 emprendimientos a los talleres para empoderar

“Fue un programa muy lindo. La Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) nos apoyó con los fondos; tal vez lo repitamos el año que viene, incorporando algunos cambios”, dijo Ortolani. El valor agregado del programa, según la coordinadora, fue llegar al interior en donde hay “bastantes oportunidades con las mujeres emprendedoras”. Además del premio a Kids Corner, otros tres emprendimientos recibieron menciones del jurado por el potencial y ambición de cada uno.

La primera mención fue para Oruga, un emprendimiento que fabrica bolsas de algodón reciclables para consumidores finales o customizadas para comercios.

La segunda mención fue para Stankauskas, una marca de carteras de cuero, con la particularidad de que el cliente puede personalizarla. Ya se vende de forma online, en ferias de diseño y en el taller propio de la empresa.

La última mención fue para Just Cook It, un cowork gastronómico dirigido a pequeños fabricantes de alimentos. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...