20 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,40 Venta 41,60
27 de marzo 2023 - 5:00hs

Ocho años después de lanzar su campaña militar en Yemen, Arabia Saudita quiere salir del conflicto para concentrarse en sus proyectos locales, pese a las pocas expectativas de una paz duradera.

El reino petrolero dio indicios de querer ir en esta dirección al anunciar la reanudación de sus vínculos con Irán, que apoya a los rebeldes hutíes de Yemen contra el gobierno respaldado por Arabia Saudita.

Riad impulsa un profundo cambio social y económico como parte de la reforma "Vision 2030" del príncipe heredero Mohamed bin Salmán, y al mismo tiempo "busca cambiar su enfoque en Yemen de una estrategia militar a uno de seguridad blanda y política", comentó Ahmed Nagi, del International Crisis Group.

Más noticias

Desde que comenzó la intervención militar encabezada por Arabia Saudita el 26 de marzo de 2015, el reino ha lanzado bombardeos aéreos sobre su empobrecido vecino, en un conflicto que desató una de las peores crisis humanitarias del mundo, según la ONU.

Cientos de miles de personas han muerto, 4,5 millones han sido desplazadas internamente y más de dos tercios de la población vive en la pobreza, según cifras de la ONU.

Nagi señaló que las "operaciones militares, como los bombardeos aéreos", podrían cesar, y la prioridad será ahora una "solución diplomática".

La intervención encabezada por Riad se dio luego de que los hutíes tomaron control de la capital Saná en 2014.

AFP

Cambio de imagen

Una tregua mediada por la ONU que entró en vigor en abril del año pasado generó una fuerte reducción en las hostilidades. Pese a que la tregua se venció en octubre, los combates en general no se han reanudado.

La prioridad de Riad es resguardar su frontera e impedir ataques con drones y misiles contra sus instalaciones petroleras, indican analistas.

"Arabia Saudita negocia con los hutíes para alcanzar acuerdos que le permitan asegurar sus fronteras y preservar su influencia" en zonas controladas por el gobierno yemenita, señaló Nagi.

La intención de la intervención saudita era proteger a los civiles de los ataques hutíes, reinstalar al gobierno e impedir que Yemen se convierta en una base de fuerzas respaldadas por Irán.

Pero ocho años después, los rebeldes controlan grandes extensiones del país y comandan un impresionante arsenal de armas utilizadas para atacar a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, otro miembro de la coalición.

Para Riad, eso pone en peligro un proyecto de cambio de imagen que apunta a convertir al conservador país en un polo de turismo e inversión.

El reino está construyendo la ciudad futurista NEOM, valorada en 500.000 millones de dólares, y numerosos resort y atracciones vacacionales.

Lavarse las manos

El diálogo no oficial con los hutíes han llevado a un potencial "entendimiento" que podría abrir el camino a un papel reducido del ejército saudita antes del diálogo entre yemenistas auspiciado por la ONU, según un analista que acompaña el conflicto y pidió no ser identificado.

"Ellos quieren pasar de alguna forma de un entendimiento saudita-hutí a poder entregarlo a un proceso más amplio de la ONU", indicó.

Los sauditas "quieren lavarse las manos de la situación" y evitar responsabilidades por nuevos estallidos en el futuro", agregó.

Un funcionario saudita, quien también habló en condición de anonimato, dijo que su país "no tolerará ninguna amenaza a nuestra seguridad", al apuntar a la extensa frontera con Yemen.

"Irán puede y debe tener un papel mayor en promover esto, esperamos que lo haga", agregó el funcionario, quien confirmó las negociaciones con los hutíes para revivir el diálogo de paz mediado por la ONU.

"Hemos visto algún progreso y queremos construir sobre eso para alcanzar una paz duradera que propicie una solución política", sostuvo el funcionario.

Pero muchos analistas dudan que los planes de Riad de reducir su papel militar traigan paz para Yemen, que permanece profundamente dividido por motivos religiosos, regionales y políticos.

No obstante, Arabia Saudita "decidió salir de Yemen a cualquier precio", aseguró un diplomático árabe en Riad. "Están atrapados en un pantano que es muy costoso en todos los niveles".

(Con información de AFP)

Temas:

ONU Arabia Saudita

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos