24 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,65
7 de noviembre 2021 - 5:02hs

Embelesado, mi hijo jugaba con piedritas en el piso. Con su pie las pisaba, las pateaba suavemente o las pellizcaba con el borde del zapato y las veía saltar en direcciones inesperadas. Revivir el asombro perdido en algún lugar de la adultez, a través de los hijos, es uno de los tesoros de ser padre.

Como en el centro de las empresas y organizaciones están las personas, para mejorar e innovar, es útil hacer como los niños y re-aprender a observar.

A los grandes nos da trabajo extra, porque en lugar de verdaderamente observar, lo que hacemos es verificar.
Para innovar es útil entender lo que pasa con nuestros clientes actuales, usuarios, proveedores y clientes potenciales, así que aquí van algunos consejos para observar con oficio:

Más noticias
1- Busca adaptaciones
Alguien que encadena su bicicleta a una columna de alumbrado está adaptando esa columna como bicicletero. Quien le pide información de recorridos de ómnibus al quiosquero que está al lado de la parada, está adaptando un servicio (quiosquero) a otro (informes de ómnibus urbanos).
Atamos con alambre, prendemos con palillos, improvisamos asientos o refugios. Todo esto indica que, para esa situación, la solución improvisada era superior: más conveniente, más cercana o simplemente, la única posible.
Aquí pueden haber oportunidades para hacer cosas nuevas. Así que al observar, busca y toma nota, de las adaptaciones. Tu próxima innovación puede ser llenar ese espacio que hoy tiene una solución improvisada.

2- Lee el lenguaje corporal
Persona se abanica con un papel, resopla y pone cara de agobio: persona con calor.
Dos personas conversan frente a frente, mueven manos y rostro animadamente, se paran cerca una de la otra. Una posa la mano en el hombro de la otra brevemente. Aparece una tercera persona, el intercambio baja de intensidad, la tercera persona se mantiene algo más alejada. Los brazos de las otras dos se mantienen más pegados a sus cuerpos. Eran dos amigos conversando y apareció un conocido de menor confianza.
Somos sofisticados seres sociales. Comunicamos mucho y todo el tiempo. A veces nos traiciona la cara o el lenguaje corporal. Así que al observar, es bueno leer el lenguaje corporal, además de lo que se dice o se deja de decir.
Observa cómo está parada o sentada la persona, cómo interactúa, las transiciones de una postura a la siguiente, y toma nota. Tu siguiente innovación puede venir a partir de entender lo que verdaderamente está pasando en una situación.

3- Apaga el filtro
Los grandes estamos llenos de prejuicios. Prejuicios de percepción. Son los que nos permiten dedicar nuestros recursos mentales, que no son infinitos, a un puñado de cosas importantes, en lugar de re pensar por ejemplo todos los detalles de la ruta hasta mi trabajo.
Vemos que las cosas se desarrollen de acuerdo a nuestras expectativas y poco más, porque lo que nos interesa es navegar el día con eficiencia. Y encima, vivimos en nuestras burbujas.
Para apagar el filtro, quedate un rato mirando. Fijate en los detalles. ¿Qué está haciendo la persona? ¿Cómo lo está haciendo? ¿Por qué está haciendo eso? ¿Qué otras cosas están pasando?
Concentrate en los detalles de la situación, en lugar de en su patrón. Al principio puede parecer un ejercicio tonto, pero no. Quedate un rato, observa detalles y anota.

3 ½ - Anota
Llevate una libreta y toma nota. Lo que ves, lo que te parece que está pasando. Dibuja, esquematiza, saca fotos y videos si es posible. Después de observar, anota tus reflexiones en la libreta. Revisa cada tanto.
No vas a recuperar el asombro de niño, pero vas a encontrar riqueza – e ideas para innovar – en

Temas:

Café y Negocios innovación

Seguí leyendo

Te Puede Interesar