Mundo > Trump y América Latina

Trump arremete contra países que no lo ayudan a frenar llegada de inmigrantes

El presidente de EEUU agita las aguas contra quienes considera que no lo apoyan en su objetivo

Tiempo de lectura: -'

06 de abril de 2019 a las 05:02

El presidente estadounidense Donald Trump amenaza o gruñe a gobiernos de países de América Latina que responsabiliza de la entrada de  migrantes ilegales por la frontera del sur o del aumento del consumo de drogas en su país, dos asuntos que se comprometió a combatir en la campaña electoral que lo llevó a la Casa Blanca.  
A Guatemala, El Salvador, Honduras, Trump les acaba de suspender la ayuda financiera acusando a sus mandatarios de “no hacer nada” ante la migración que llega a EEUU. También hizo similares apreciaciones contra México, con un tono muy severo. 

Ni siquiera su aliado histórico Colombia se salva del enojo presidencial a cuyo gobierno acusa de hacer muy poco en el combate a las drogas que terminan en las calles de Estados Unidos. 

Nada de eso incluye su duro enfrentamiento y medidas contra el “usurpador” presidente de Venezuela, que preside Nicolás Maduro,  y los gobiernos de Cuba y Nicaragua.  

Es probable que el discurso de disconformidad y hasta de retaliación de Trump haya aumentado como preámbulo de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que se realizarán el 3 de noviembre de 2020. Necesita mostrar avances en ese sentido.  

Aunque todavía falta más de un año para las elecciones, todo hace pensar que el presidente Trump está calentando los motores y que insistirá con dos de sus caballitos de batalla de la campaña electoral que lo llevaron a la Casa Blanca: frenar el flujo de migrantes –y su promesa de levantar un muro en la frontera con México- y una disminución sustancial del flagelo de las drogas. 

El Trump de verbo fuerte generó detractores pero también muchos votos de electores conservadores, hartos de la política tradicional. Ahora parece ir por el mismo camino de los comentarios frontales que puede de nuevo seducir a sus seguidores. 

Pero a esta altura se sabe que la actitud autocrática y temperamental de Trump resulta muchas veces retórica sin que “la sangre llegue al río”, dado que un presidente estadounidense, por más poder que tenga, no siempre puede tomar decisiones unilateralmente.  

Ayuda cortada

El pasado 31 de marzo la Casa Blanca comunicó la decisión de suprimir las ayudas financieras a tres países de América Central: Honduras, Guatemala y El Salvador (el  Triángulo del Norte), al tiempo que reclamó  a los gobiernos respectivos que “hagan más” para impedir que los migrantes sigan intentando ingresar a EEUU, lo que demuestra el fracaso de sus políticas.   

Solo en marzo, unos 100 mil centroamericanos, huyendo de la pobreza y la violencia, habrían cruzado la frontera, lo que según Mick Mulvaney, jefe de gabinete de la Casa Blanca, constituye una verdadera crisis humanitaria y de seguridad. Ayudar financieramente a estos países “no está funcionando lo suficientemente bien como para resolver la crisis fronteriza”, dijo.

Por esa razón, el Departamento de Estado puso fin a los programas de asistencia a Centroamérica de los últimos dos años, aunque sin precisar cuántos créditos quedarán afectados, ni si se cortarán futuras ayudas financieras. Cabe la posibilidad de que la medida sea más simbólica que “contante y sonante”, pero sí el presidente Trump ha hecho del tema una bandera para mostrar su posición.  

Entre 2017 y 2018, EEUU asignó US$ 1.300 millones a América Central como parte de la asistencia oficial para el desarrollo de la región.

Aunque el gobierno ha ofrecido pocos detalles acerca de qué se recortará exactamente, el Departamento de Estado notificó al Congreso la semana pasada que desviará alrededor de US$ 450 millones de ayuda a la región. 

“Honduras, Guatemala y El Salvador han tomado nuestro dinero durante años y no hacen nada”, tuiteó Trump la semana pasada.

Aunque falta información, los críticos de los recortes dicen que se afectarán programas que tienen como propósito prevenir la violencia, frenar la pobreza extrema y el hambre, y reforzar el sistema judicial, los mismos problemas que los centroamericanos mencionan al momento de explicar por qué buscan un futuro más estable en otros países. Una investigación del diario The New York Times asegura que dichos programas han dado algunos resultados.

Los países del Triángulo Norte analizan una propuesta política de Honduras para evaluar la creación de iniciativas conjuntas “para velar por la soberanía y dignidad de cada nación”, ante la suspensión de la ayuda financiera estadounidense.

“Con relación a las políticas contradictorias de las agencias del gobierno de Estados Unidos y los distintos poderes del Estado, Honduras propone a los países vecinos de El Salvador y Guatemala, que mientras se resuelven la discrepancias internas sobre la cooperación regional, evaluar conjuntamente las iniciativas en el Triángulo Norte, velando por la soberanía y dignidad de cada nación”, indica un comunicado divulgado el domingo pasado.

Los expertos Timothy S.Rich y Andi Dahmer advierten que los recortes aprobados por Trump en Centroamérica pueden favorecer la estrategia geopolítica de China de aprovechar el hueco que deja Estados Unidos en países que necesitan conseguir recursos en el exterior, según escribieron en el sitio web de Global Americans.

“No es un juego”

Trump también acusa a México de no hacer lo suficiente para frenar la ola de migrantes que ingresan ilegalmente a EEUU y amenazó con cerrar la frontera, una idea recurrente durante su Administración.  

Pero el jueves 4, dijo que ahora decidió darle al gobierno de Andrés Manuel López Obrador una “advertencia de un año” antes de cerrar la frontera sur y sumó la amenaza de aumentar aranceles al comercio. 

“Francamente, la única cosa que es mejor y menos drástica que cerrar la frontera es fijar aranceles a los autos que entran al país y lo haremos”, dijo Trump al hablar ante reporteros después de una reunión con el Consejo de Oportunidad y Revitalización de la Casa Blanca.  

“Lo haré. Yo no juego”, recalcó.

“Si las drogas no se detienen o no son frenadas en su mayoría, impondremos aranceles a México y a sus productos, en particular a los autos, todo el asunto es sobre los autos. Y si eso no detiene el ingreso de drogas, cerramos la frontera”.

Igual en estos días, agentes estadounidenses instalaron mayores controles de seguridad en los puertos de entrada con Ciudad Juárez. Asimismo se reasignó  unos 750 oficiales para apoyar a la patrulla fronteriza. 

El gobierno mexicano, que evita el choque frontal con Trump, ha dicho que la mejor manera de enfrentar el fenómeno migratorio es una agenda de desarrollo que contribuya a la creación de empleo y la lucha contra la violencia, dos poderosas razones de la huida de los centroamericanos.  Y ayer pidió que no se mezclara el problema de los migrantes con la negociación comercial. 

El gobierno de México ha otorgado a centroamericanos y a otros migrantes que llegaron a su territorio 12 mil visas humanitarias que les permiten permanecer en ese país durante un año. Pero el programa fue suspendido el pasado 28 de enero. 

El objetivo de López Obrador es que EEUU financie programas de desarrollo económico para México y Centroamérica por US$10 mil  millones para atacar a la pobreza y a la violencia de la región.  

La Casa Blanca muestra preocupación sobre el alto número de inmigrantes indocumentados que llegan a EEUU, aunque la consultora Pew Research Center indica que se registra una tendencia a la baja: 10,7 millones en 2016 versus 12,2 millones en 2007.

“No ha hecho nada”

El mismo tirón de orejas le dio Trump al presidente de Colombia, Iván Duque, por los malos resultados en la lucha contra la producción de drogas y el narcotráfico.

“Déjenme decirles algo, Colombia tiene un nuevo presidente, es realmente un buen tipo. Yo lo conocí, vino a la Casa Blanca. Él dijo que iba a detener las drogas”, dijo Trump a los periodistas durante una visita a los trabajos en un dique en el lago Okeechobee, en Florida, la semana pasada. Pero, según Trump, “hay más drogas saliendo de Colombia ahora mismo que antes de que fuera presidente”. 

“Él no ha hecho nada por nosotros”, sentenció.

Duque, sorprendido en Bogotá por las críticas explícitas de Trump, destacó que en los primeros cuatro meses de su gobierno había erradicado 60 mil hectáreas de cultivos ilícitos, lo que es más de lo logrado en los ocho meses anteriores. Pero esto no convence a Trump quien ha criticado el alza histórica de los cultivos de hoja de coca en Colombia, que según la ONU superaron las 170 mil hectáreas en 2017.  

EEUU ha entregado ayuda financiera a Colombia para combatir el narcotráfico y las guerrillas. Esta semana el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, declaró en un comunicado que mantuvo una conversación con Duque sobre la importancia de mantener estrategias conjuntas contra los cultivos ilícitos y la producción de cocaína.

En ese ambiente revuelto de las relaciones de EEUU y América Latina,  el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, emerge como el principal nuevo amigo de Trump en la región. Ambos mandatarios creen que el nuevo vínculo diplomático se reflejará en más comercio e inversiones. Por ahora se trata sólo de buenos augurios. Lo cierto es que ambos son nacionalistas-populistas y tienen una agenda conservadora común, lo que explica una afinidad inédita entre los jefes de las dos economías más grandes del hemisferio.

Hace tiempo que América Latina como región no figura como una prioridad en la agenda de la Casa Blanca. No es de ahora. En ese sentido, no habría que esperar demasiado si Trump sigue en la línea de dar prioridad a los líderes populistas con quienes se siente más cómodo, como dice un reciente análisis The New York Times. 

Lo cierto es que agitar las aguas en América Latina sobre dos temas que contribuyeron a que llegara a la Casa Blanca puede servirle a Trump como estrategia electoral. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...