Cargando...
Composition en el Centro de Exposiciones SUBTE

Espectáculos y Cultura > ARTES VISUALES

Un artista colombiano reivindica en Uruguay la belleza de la ciencia

El artista Andrés Ramírez Gaviria y la curadora Maria Iovino visitaron Montevideo en un viaje itinerante por América Latina

Tiempo de lectura: -'

12 de noviembre de 2022 a las 05:02

Las líneas se trasladan en el fondo blanco, chocan, se dispersan y se reconstruyen. La periodicidad del tiempo y el espacio en una proyección de luz. La videoinstalación se titula Composition y el artista, Andrés Ramírez Gaviria, camina entre grupos de jóvenes montevideanos. Originalmente la obra tiene 11 metros y medio de largo, el equivalente a las 15 pinturas transatlánticas de Piet Mondrian, a las que volvió con una mirada contemporánea. Este fin de semana se adaptó a una pequeña sala en el Centro de Exposiciones Subte.

“Les dijeron 'Las pinturas transatlánticas' –el no las tituló de esa manera– porque las empezó en Europa y las terminó en Estados Unidos. Y se caracterizan porque son más dinámicas que las obras que había hecho hasta ese momento y en parte se debe a que cuando estaba en Nueva York se interesó por el jazz y la dinámica de la ciudad”, explica el artista.

Ramírez Gaviria tomó las líneas de las pinturas de Mondrian y se las alimentó a un programa que escoge cierto número de líneas, de forma impredecible e irrepetible, y las devuelve en el espacio expositivo. Cuando chocan con las esquinas de la proyección o entre ellas cambian de dirección, aumentan de velocidad, hasta que desaparecen por los lados de las proyecciones y dan comienzo a un nuevo ciclo compositivo. Una nueva composición visual y sonora porque lo combina con fragmentos de jazz. Un cambio periódico e impredecible. 

Composition, Andrés Ramírez Gaviria

Se trata, de hecho, de una pieza temprana en su obra pero al mismo tiempo marcó algunas de las inquietudes persistentes en su trayectoria. “Durante la modernidad los artistas estaban muy enfocados en esta noción de encontrar una forma pura: "la forma". El paso del modernismo a lo que podría decirse como "informacionalismo" que es más sobre el flujo de información y menos sobre una noción estática”, explica el artista colombiano que actualmente vive y trabaja en Viena en su primera visita a Uruguay.

La curadora María Iovino le propuso traer esta obra en particular a Montevideo. "Considero que es una obra muy compleja en la que se puede conocer a Andrés. No teníamos una gran exposición aquí entonces teníamos que pensar en obras que permitieran entrar de una manera profunda en el artista haciendo ver cuáles son sus múltiples intereses, cuáles son los múltiples nutrientes que tiene la obra", comenta.

"Los artistas siempre se anticipan a la ciencia"

La curadora e historiadora del arte sostiene que la ciencia y la espiritualidad están estrechamente relacionadas a pesar de la aparente contraposición que se les ha impuesto. "Los artistas, cualquier artista, trabajan con cuestiones físicas: entienden la fisicidad del mundo a partir de los trabajos que hacen. Entienden la luz, entienden el comportamiento de la materia, entienden el comportamiento del tiempo. Los artistas siempre se anticipan a la ciencia. Cuando entiendes la obra de un maestro entiendes un tiempo muy anterior al de la época en el que ese maestro vivió. Y cuando entiendes la materia también entiendes el espíritu. No hay forma de de disociarlo", sostuvo en una entrevista con El Observador. El arte y la ciencia como un ejercicio del espíritu.

La obra de Ramírez Gaviria es compleja y descubre su profundidad en capas. El artista se nutre en muchas fuentes: ciencia, historia del arte, música, fotografía, cine, diseño, pintura, artes contemporáneas. “Hay una reflexión profunda en el trabajo y piensa desde otra perspectiva y desde otros lugares la herencia tan grande en la que nos alimentamos para seguir trabajando en el mundo del arte. En el mundo de las ideas dependemos de la herencia de las ideas, es con esa herencia con la que trabajamos y la llevamos a otro lugar. Nosotros siempre estamos trabajando con las herencias y la obra de Andrés en ese sentido es muy responsable”, considera la curadora.

Composition en el Centro de Exposiciones SUBTE

El artista explica que su proceso de trabajo nace inexorablemente de la investigación. “Tengo diferentes intereses que siempre estoy explorando. De vez en cuando se unen y a través de esa exploración algunas veces llega a una obra. Otras veces no. Es una constante búsqueda que a veces funciona y a veces no. Siempre mirando como un poco hacia las historias del arte, de la tecnología, de la ciencia, las matemáticas; que son un poco lo que me interesa”.

Señala, además, que muchas veces en sus proyectos colabora con científicos o con matemáticos. La exploración de que la espiritualidad, el humor, el doble sentido, son cosas que ellos en su campo no pueden explorar. Esto es muy empírico, entonces es una oportunidad también para quienes trabajan en la ciencia de explorar esos intereses”. Ramírez Gaviria abre una puerta a una expresión estética del conocimiento científico, una nueva lectura.

Andrés Ramírez Gaviria

Se trata a fin de cuentas de la belleza de la ciencia. Iovino considera que actualmente existe “un enorme interés por entender de nuevo la ciencia como un ejercicio bello".

"Cuando hablamos de espiritualidad no hablamos de cuestiones simples, hablamos del ser en esencia. Lo que se está explorando en ciencia es la vida misma. Cuando se explora la vida misma no hay forma de separar qué es lo que nos guía a vivir, qué es lo que nos hace vivir o qué es lo que sostiene la vida”, agrega.

Así como los cruces de sus líneas, o las de Mondrian, y la percepción rítmica del tiempo de la obra, la itinerancia de la dupla artística comenzó en San Pablo y desembarcó en Montevideo, pero después de exponer en el Art Basel de Miami continuará el próximo año por Perú, Argentina, México y Chile.

Composition, Andrés Ramírez Gaviria

“Estamos empezando por sitios de interés en América Latina”, indica Iovino y explica que en ese marco parecía “obvio” incluir a Uruguay en ese diálogo latinoamericano. “Siempre he tenido la certeza de que este es un país rico por pequeño que sea: es un país que tiene una tradición enorme en el la literatura y el arte. Si uno nada más menciona a Torres García menciona a un revolucionario que conectó ideas primero en el sur de América y luego para toda América; que pensó con potencia, no tanto la identidad de América Latina, sino en el ser americano”.

Se trata de un diálogo latinoamericano marcado por la abstracción. “Es un trabajo abstracto el de él y hay que relacionarlo con las herencias abstractas. Él vive en Austria y está entrando de una manera distinta, de una manera nueva, a América Latina. Está entrando no como un visitante, sino como un creador que conversa con la tradición del continente al que pertenece”.

Composition se puede visitar hasta este sábado 12 de noviembre entre las 12:00 y 19:00 en el Centro de Exposiciones Subte.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...