Economía y Empresas > NEGOCIOS

Un emprendimiento familiar que devuelve el cine al interior

Movie Club se dedica a abrir salas en ciudades que perdieron esta forma de entretenimiento

Tiempo de lectura: -'

21 de febrero de 2018 a las 05:00

Una ciudad sin cine, es como que no es una ciudad". Esta es una frase que Juan Castelao y su esposa Patricia Poey han escuchado en muchas oportunidades desde hace algo más de un año. Son los fundadores de la cadena Movie Club que pretende desarrollar salas de cine en lugares del interior donde se cerraron las tradicionales. Cuentan con una sala "cero kilómetro" en San José de Mayo, donde funcionara el Club San José, y otra en Durazno, y en quince días inaugurarán otras en Fray Bentos y Artigas. Quieren abrir otra sala en Tacuarembó, y en Piriápolis están en plena negociación con el Argentino Hotel.

"Creamos una cadena. Tenemos los mismos equipos que hay en Montevideo o EEUU. Apostamos a devolverle el cine a los ciudadanos. Tenemos una sala por ciudad cuando el negocio va a multisala. Es una gran diferencia que estamos trabajando: la idea es tener dos salas en cada capital departamental donde estemos", comentó Castelao.

Negocio viable

Castelao y Poey vivían en Montevideo pero hace unos años, por cuestiones familiares, debieron mudarse a San José de Mayo. Se dieron cuenta que hacía 15 años no había cine en la ciudad, y que la gente hacía 100 kilómetros para verlo en Montevideo.

Poey es odontóloga y Castelao es licenciado en marketing, y había sido ejecutivo de multinacionales como Pernod Ricard . También estuvo vinculado a industria de la música al trabajar para Koala Records y Todo Música.

"Vi como se destruyó el mercado del disco y cuando encontré esta industria espectacular en la que se ha cuidado y conservado lo que es el cine, me enamoré", apuntó Castelao.

La pareja vendió pertenencias y logró reunir los US$ 100.000 que permitieron iniciar el negocio. El emprendedor explicó que el negocio del cine es viable, porque las compañías de Hollywood han pasado a ser una especie de socios de los dueños de las salas, y se comparte la rentabilidad para que pueda existir inversión y el producto final sea de "excelentísima calidad".

Movie Club
Sala de Movie Club en San José
Sala de Movie Club en San José

"La gente busca encontrarse con el estreno y verlo en el lugar para el que fue concebido. Se puede disfrutar en otros formatos pero será una visión parcial", expuso. Al tener solo una sala, resulta vital la elección de las películas y la programación: "Hay que tener mucho más precisión y saber muy bien lo que estás haciendo".


Gratificación extra

Con equipamiento digital, sistemas de sonido Dolby 7.1 y el desarrollo de la web movieclubcine.com, que permite venta de entradas, Castelao asegura que la recepción del público ha sido "estupenda", ya que las comunidades valoran el volver a tener cine.
"Cuanto más al norte es como una bendición. Si tenés 15 años podés no saber cómo es ir al cine, ni cómo se consume. Mas allá de ser una experiencia gratificante a nivel comercial, lo es también a nivel personal".

Lo fundamental es permitirse soñar y jugar al yo puedo hacerlo. Permitirse volar en el sentido de encontrar los caminos que a uno lo hagan feliz", comentó Castelao.

El proyecto de la cadena Movie Club fue seleccionado para el programa capital Semilla de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) . "Nos dio un espaldarazo, ya teníamos dos locales, y ahora cumpliendo objetivos que se trazaron. Por ejemplo el abrir un local de Fray Bentos con la modalidad de franquicia", señaló el emprendedor.

Con el primer desembolso del capital Semilla compraron butacas nuevas para las salas Durazno, Artigas y Fray Bentos. Castealo señaló que el equipamiento de cada sede tiene un costo que va entre US$ 50.000 y US$ 70.000.

"(Lo de ANDE) es un gran apoyo bienvenido. Es decirnos que vamos por el buen camino. Que un organismo como ANDE te vea como algo viable no es poca cosa", comentó Castelao.

5
películas distintas se exhiben sábado y domingo en las salas de Movie Club, en donde además se realizan cumpleaños infantiles y eventos corporativos.

Comentarios