19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
19 de diciembre 2021 - 5:00hs

Gerardo Valeri es licenciado en Informática por el Universitario Autónomo del Sur, actual Universidad de la Empresa. En 2009 fundó Pyxis con sus amigos Ignacio Duarte, Osvaldo Pais y Diego Sastre.  Se trata de un ecosistema de empresas de Tecnología de la Información con foco en las personas. “Nos motiva todo lo relacionado con lo social, y lo ambiental”, dijo a El Observador el empresario.

Para Valeri, Pyxis es un lugar donde hacer realidad los sueños que siempre tuvo como profesional. Empezó en Uruguay. Años después, logró llegar a distintos puntos de la región. Este proceso de expansión, lo llevó a radicarse en Medellín, Colombia. 

Por más de que disfruta la vida en su nuevo país, aseguró que extraña Uruguay: “En mis viajes de visita me he emocionado mucho con cosas que antes no me emocionaban”.

¿En qué momento decidió  radicarse en el exterior?

Junto al resto del equipo  directivo de Pyxis definimos que Medellín era la ciudad elegida para abrir la primera oficina de la empresa por fuera de Uruguay luego de haberla visitado en las Jornadas Latinoamericanas de Metodologías Ágiles de 2014. 

La estrategia para esta expansión se basaba en un factor esencial: la persona que se embarcara en esta aventura debía ser un embajador de cultura Pyxiana. Esto, porque iba a ser la imagen de la empresa en el exterior. Además, porque iba a tener la misión de armar los equipos de trabajo para la zona.

Así fue que, junto a mi familia (esposa y dos hijos) viajamos a Colombia.

¿Qué destaca de Colombia? 

Medellín es uno de los pocos centros para la cuarta revolución industrial del Foro Económico Mundial. Está en un momento precioso de desarrollo de la Economía Naranja.

¿Qué motivó la expansión? 

Históricamente, la industria tecnológica ha tenido índices muy buenos de ocupación. Nosotros, como empresa formadora de talento sentíamos la necesidad de estar por fuera de Uruguay. Desde el 2012 trabajábamos con el mercado de Estados Unidos desde Uruguay. Luego, probamos el funcionamiento de nuestra propuesta en otro entorno. Así, fuimos llegando a donde estamos hoy: Colombia, Chile, Estados Unidos, México, Perú y recientemente España.

¿Cómo ha sido el proceso de crecimiento de la empresa?

Desde la dirección no teníamos el foco puesto en el crecimiento de la empresa, éste fue ocurriendo.  Año a año duplicábamos el tamaño de la empresa. Luego la empezamos a distribuir por distintas regiones. El crecimiento siempre desafía pero también enriquece; trae mucha diversidad que fortalece.

¿En qué etapa está Pyxis?

No hemos parado de transformarnos como organización, aunque siempre con nuestros valores firmes. La evolución hoy nos tiene trabajando en nuevos ciclos de internacionalización. El año pasado abrimos en España, desarrollando proyectos de distintas áreas de Tecnología de la información en Estados Unidos y Latinoamérica, y también con foco en proyectos de triple impacto para la región.

¿Cuáles fueron los puntos de quiebre para llegar a este momento? 

Por supuesto que la pandemia nos ayudó a catalizar algunas ideas y salir con mucha energía en la dirección en la que estamos.
El cuidado de las personas y el medio ambiente  -iniciativas comprendidas en lo que llamamos Pyxis for Humans- en nuestros proyectos han ayudado a transitar estas líneas de trabajo. 

¿Cuál es su trabajo en la empresa?

Uno de mis hijos dice que mi trabajo es hablar con mis amigos todo el día y, en parte tiene razón. Me ha tocado estar desde la génesis de Pyxis. He sido responsable de los equipos de desarrollo, para después desempeñarme en el rol de COO y recientemente asumí un nuevo desafío, como CEO de la empresa.

¿Notó diferencias en la forma de trabajar en Uruguay y en Colombia?

En el mundo de las tecnologías está todo muy globalizado. En Uruguay el nivel de los profesionales es muy bueno. Tenemos algunos condimentos sociales que destacan a los profesionales uruguayos por su profesionalismo, por su compromiso y capacidad.

¿Qué destaca de su trabajo? 

Es muy gratificante trabajar en equipo con personas que tienen mucho talento. También tener la oportunidad y la responsabilidad de dirigir en equipo un ecosistema de más de 350 personas con sede en 7 países. 

Sobre todo destaco el tener la libertad para soñar y transformar realidades.

Temas:

Café y Negocios Colombia Empresa de triple impacto Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar