Opinión > OPINIÓN

Un nuevo Académico uruguayo en la Sociedad Mont Pelerin

A 71 años de su fundación, los temores expresados por la La Sociedad Mont Pelerin continúan presentes en nuestro tiempo

Tiempo de lectura: -'

13 de diciembre de 2018 a las 05:02

La Sociedad Mont Pelerin (MPS) no es muy conocida, principalmente porque no está entre sus objetivos ni la propaganda, ni la exposición pública, ni establecer ninguna ortodoxia, aunque, por contraste, sus miembros, a título personal, pueden ser bien conocidos por sus aportes en sus países o en el ámbito mundial. 

Tal el caso de quien fue Presidente de la Academia Nacional de Economía y fundador y director de la Revista Búsqueda, Dr. Ramón Díaz, que presidió la Sociedad Mont Pelerin en el período 1998-2000. Entre sus miembros hay varios Premios Nobel: Friedrich A. Hayek, Milton Friedman, George J. Stigler, James M. Buchanan, Maurice Allais, Ronald Coase, Gary S. Becker, Vernon L. Smith y Mario Vargas Llosa.
Actuales miembros.

La MPS tiene hoy más de 500: hombres y mujeres de más de 40 países, de diferentes disciplinas, edades y renombre. Son miembros uruguayos el Ing. Eduardo Palacios, integrante del Consejo Directivo de la Academia y el Dr. Nicolás Herrera.


Los inicios
 

La MPS se inicia después de la Segunda Guerra Mundial, en 1947, ante la convocatoria que hicieron Friedrich A. von Hayek y Ludwig von Mises a los principales referentes intelectuales de la época: economistas, historiadores, filósofos y otros estudiosos de asuntos públicos de Europa y Estados Unidos, que estaban preocupados por el futuro de los valores de la civilización. El mundo terminaba de salvarse del totalitarismo nazi.


Primera reunión.
 


Se reunieron por primera vez en una hostería al pie del Mont Pelerin, cerca de Vevey, Suiza, del 1º al 10 de abril de 1947, para discutir la crisis de esos tiempos. Entre los 39 asistentes, además de Hayek y Mises, estuvieron personalidades como Karl Popper (1902-94), Maurice Allais (1911-2010), Walter Eucken (1891-1950), Milton Friedman (1912-2006), Veronica Wedgwood (1910-97), George J. Stigler (1911-1991) y Bertrand de Jouvenel (1903-87). Ese grupo de personas, deseoso de trabajar para salvaguardar esos valores  e invitar a colaborar a otras personas de ideas afines, acordó una declaración de objetivos que vale la pena transcribir, dada su vigencia. 


Declaración de objetivos (8/4/1947)
 


Los valores centrales de la civilización están en peligro. En muchos lugares de la Tierra las condiciones esenciales de la dignidad humana y la libertad han desaparecido. En otros, están bajo la amenaza constante de las tendencias actuales de la política. La posición de los individuos y de los grupos voluntarios se ve socavada progresivamente por el crecimiento del poder arbitrario. Incluso la posesión más preciada del hombre occidental, la libertad de pensamiento y expresión, se ve amenazada por la propagación de credos que, reclamando tolerancia cuando están en minoría, solo buscan establecer una posición de poder en la que puedan suprimir y borrar todos los puntos de vista menos los propios. El grupo sostiene que esos aumentos de poder arbitrario han sido fomentados por el crecimiento de una visión de la historia que niega todas las normas morales absolutas y por el crecimiento de teorías que cuestionan la conveniencia del estado de derecho. Sostiene además que han sido fomentados por una disminución de la confianza en la propiedad privada y el mercado competitivo; pues sin el poder e iniciativa difusos concomitante con estas instituciones, es difícil que una sociedad pueda preservar efectivamente la libertad.

Teniendo en cuenta que lo que es esencialmente un movimiento ideológico debe enfrentarse con argumentos intelectuales y la reafirmación de ideales válidos, el grupo, después de haber hecho una exploración preliminar, opina que es conveniente seguir estudiando, entre otras cosas, las siguientes cuestiones:

1. El análisis y la exploración de la naturaleza de la crisis actual a fin de trasmitir a otros, sus orígenes morales y económicos esenciales.
2. La redefinición de las funciones del estado para distinguir más claramente entre el orden totalitario y el liberal.
3. Los métodos para restablecer el estado de derecho y asegurar su desarrollo de tal manera que los individuos y grupos no estén en posición de invadir la libertad de los demás y los derechos privados no puedan convertirse en una base del poder depredador.
4. La posibilidad de establecer estándares mínimos por medios no contrarios a la iniciativa y al funcionamiento del mercado.
5. Métodos para combatir el mal uso de la historia para promover credos hostiles a la libertad.
6. El problema de la creación de un orden internacional conducente a la salvaguardia de la paz y la libertad y que permita el establecimiento de relaciones económicas internacionales armoniosas.El grupo no aspira a realizar propaganda. No busca establecer una ortodoxia. No se alinea con ningún partido en particular. Su objetivo es únicamente facilitar el intercambio de opiniones entre mentes inspiradas por ciertos ideales y concepciones generales que se tienen en común, para contribuir a la preservación y el mejoramiento de la sociedad libre.


Reuniones
 

Las reuniones generales se desarrollan cada dos años. La última se llevó a cabo desde el 30 de septiembre al 6 de octubre de 2018, en Gran Canaria, bajo el título “Competition, Discovery, and the Pursuit of Happiness”, con un temario variado de ponencias académicas tales como la teoría evolutiva en las Ciencias Sociales, el futuro de las ciudades o si las criptomonedas están para quedarse.
Vigencia
A 71 años de su fundación, los temores expresados por la MPS continúan presentes en nuestro tiempo y de allí la importancia de que más allá de disciplinas y puntos de vista diferentes, se sigan generando intercambios de ideas y trabajos en pos del objetivo común de la paz y la libertad. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...