Agro > INFORME

Una lechería con más producción y menos dólares

El alto nivel productivo en los tambos y la buena colocación de los lácteos no alcanzan para que las cuentas de los productores puedan equilibrarse

Tiempo de lectura: -'

16 de noviembre de 2018 a las 05:02

Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El sector lácteo resiste, con una muy buena producción de leche impulsada por una primavera excepcional  y un buen desempeño exportador, pero con precios deprimidos y dificultades financieras que persisten, tanto a nivel productivo como industrial.

Octubre fue el mes de los récords. La remisión a Conaprole fue la más alta en la historia para ese mes, con 152,8 millones de litros, 12 millones más (8,7% más) respecto a igual mes de 2017, informó el vicepresidente de la cooperativa, Alejandro Pérez Viazzi.

Considerando que la cooperativa recibe el 75% de la leche producida, la producción total en octubre rondará los 205 millones de litros, 10 millones más que el año pasado, pero también 10 millones menos que los 215 millones remitidos en octubre de 2013, mes que ostenta el récord de producción de leche al momento. 

Hasta setiembre, el volumen enviado a todas las industrias del país venía siendo 6% superior al de un año atrás (1.412 millones de litros contra 1.328 millones), aunque con una facturación en dólares que por quinto mes consecutivo está por debajo en la comparación interanual, según se desprende de los datos que recaba el Instituto Nacional de la Leche (Inale). 

En setiembre la facturación bruta fue de US$ 56,8 millones, US$ 5 millones menos que los US$ 61,8 millones del mismo mes del año pasado.

Esta menor facturación está dada por una caída de los precios en dólares recibidos por el productor, que se encuentran en los niveles más bajos desde julio de 2016. 

En setiembre el precio promedió US$ 0,30 por litro, con una caída en el porcentaje de sólidos (3,74% de grasa y 3,39% de proteína), seis centavos de dólar menos (17% menos) que los US$ 0,36 por litro de setiembre de 2017. Y es un precio muy similar al costo de producción de muchos tambos.

En búsqueda de alternativas para que los números vuelvan a estar en verde, los tamberos apelan a conseguir respaldo gubernamental, aunque no ha habido conformidad con las respuestas brindadas hasta el momento.

A esto se suma el problema de endeudamiento con el sistema financiero, gradualmente en baja para el sector primario y en busca de un equilibrio en la industria láctea. El endeudamiento de los productores con el sistema bancario se sitúa en torno a US$ 290 millones, un valor alto en términos históricos, pero por debajo del pico de casi US$ 350 millones de fines de 2016 y la morosidad es del 5%, cuando en 2014 no llegaba a 0,5%. Mientras, el endeudamiento de las industrias sigue en niveles elevados, en US$ 247 millones, con una morosidad de 18%.

Previendo una primavera de producción récord, Conaprole ejecutó una estrategia particular de colocación en busca de equilibrar los stocks en el momento del año de pico de producción.

Meses atrás la cooperativa concretó un voluminoso negocio de venta de leche en polvo a Argelia, con envíos distribuidos a lo largo del año, pero a precios por debajo que la cotización de Fonterra (US$ 2.680 por tonelada contra US$ 2.741). 

En parte, este fue un factor clave para que las exportaciones de lácteos de Uruguay en octubre alcanzaran un máximo histórico para ese mes –aunque relativo– de 32.285 toneladas, es decir 10.289 toneladas o 47% más que las 21.997 de octubre de 2017.

Eso sucedió pese a los precios deprimidos, tras seis remates consecutivos de Fonterra a la baja, con un promedio de US$ 2.851 por tonelada al 6 de noviembre que presionó a la baja el precio de exportación en octubre: US$ 2.723, el más bajo desde diciembre de 2016 (US$ 2.600). 

En lo que va del año se llevan exportadas 196.794 toneladas de lácteos, es decir 35.000 más que las exportadas en el mismo período del año pasado.

Argelia irrumpe como principal comprador con una participación del 29%, desplazando a Brasil (21%) del podio que encabezaba hace 10 años. El 99% de las compras de Argelia son de leche en polvo, 56.471 toneladas (el 1% restante se divide en manteca y suero de leche). De hecho, en 2017 Uruguay fue el tercer principal proveedor del producto para el país africano, con una participación de mercado de 8,8%, teniendo por delante a Nueva Zelanda (54%) y Holanda (11%). En 2016 las ventas al país africano habían sumado 17.770 toneladas, un año más tarde esa cifra había ascendido a 39.134 toneladas, volumen ya largamente superado en lo que va de 2018.

Brasil –con el que hay ventajas arancelarias por el Mercosur– tuvo una fuerte baja este año. En los primeros 10 meses del año se exportaron a este destino 40.561 toneladas, casi 23.000 menos (36% menos) que las 63.366 vendidas en el mismo período del año pasado. Esta caída está explicada principalmente por un aumento de la productividad de Brasil, que ha mostrado una tendencia al alza en los últimos cinco años, por la desaceleración económica y la disminución del valor de la moneda brasileña en 2018. Una fuente industrial señaló que a pesar de la caída es esperable que el mercado brasileño se mantenga como uno de los principales compradores de lácteos de Uruguay. 

Las exportaciones de lácteos a China, aunque menores en magnitud todavía, tienen una trayectoria esperanzadora. Este año aumentan mes a mes y superaron siempre a las de 2017. De enero a octubre se enviaron 14.238 toneladas, tres veces más que las 4.827 del año pasado. El principal producto enviado es leche en polvo entera, de hecho en octubre fue el segundo comprador de ese producto (1.600 toneladas), por encima de  Brasil. La tendencia creciente del gigante asiático como comprador de productos lácteos nacionales se espera que siga creciendo, debido a un consumo creciente asociado a cambios en la dieta y una producción local en descenso.

 

Para saber
La alta colocación de los productos lácteos y la producción récord en los tambos parecen no ser suficientes para que las cuentas de los productores logren equilibrarse. Si la situación climática favorable se prolonga, permitirá al productor producir más y licuar costos, pero las empresas chicas tienen un endeudamiento más complejo y difícil de resolver aún con un aumento de producción si no cambian los precios actuales.

 

Producción: Cecilia Ferreira y Cecilia Pattarino 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...