Opinión > OPINIÓN

Una recesión inesperada y de duración incierta

Tiempo de lectura: -'

20 de marzo de 2020 a las 05:00

En lo que va del mes, el índice S&P 500 de Wall Street bajó en el orden de un 30 % respecto a su nivel máximo anterior por los efectos depresivos de la expansión del coronavirus sobre la economía. Ha sido el peor descenso desde 1987. 

Las bajas más pronunciadas fueron en los días en los que Arabia Saudita provocó un desplome del 30 % en el precio internacional del petróleo y el presidente Trump suspendió los vuelos desde Europa. Pero esta semana nuevas bajas pusieron de manifiesto la persistencia de la fragilidad de los mercados.

La baja del precio del petróleo golpeó a una diversidad de empresas relacionadas con su producción y distribución y también a varios de los países productores. En adición, varios sectores como las aerolíneas, el turismo y tantos otros fueron directamente afectados por la baja del consumo debido a las limitaciones a la circulación de las personas. 

En oposición, la inversión financiera buscó la seguridad de los valores públicos de Estados Unidos. En alguno de los últimos días el rendimiento de los bonos a 10 años bajó hasta un mínimo histórico de un 0.3 % anual.

Los principales bancos centrales del mundo reaccionaron de inmediato, mediante una baja muy agresiva de sus tasas de interés y/o una expansión monetaria de proporciones.

Para salir de este momento económico, hay que apuntar de forma directa a la protección de las empresas y de los trabajadores

La Reserva Federal de Estados Unidos bajó la tasa de interés en medio punto y pocos días después dispuso una nueva baja hasta un nivel de entre 0 y 0.25 %. También anunció la inyección de U$S 1.500 millones en el sistema financiero para impulsar el crédito del sistema bancario a empresas y personas.El Banco Central Europeo acentuó su programa de expansión monetaria mediante una compra adicional de valores y un aumento de los créditos a baja tasa de interés. En cambio, mantuvo inalterada a la tasa de interés en el mínimo histórico del – 0.5 % anual. Por su parte, los bancos centrales de Inglaterra, Canadá, Australia y otros también rebajaron sus respectivas tasas de interés y están instrumentando líneas de crédito para financiar en forma directa a las empresas. El Banco Central de China rebajó el encaje sobre los depósitos bancarios para liberar fondos a favor de los créditos.

En coordinación con estas acciones de los bancos centrales, los gobiernos también anunciaron varios programas de estímulo fiscal.

El gobierno de Estados Unidos está dando forma a un programa de estímulo que podría alcanzar a U$S 1.200 millones, con el fin de entregar U$S 1.000 a cada americano de bajos ingresos, apoyar a las grandes empresas y atender a las de menor dimensión, ayudar a la licencia de los trabajadores por razones de enfermedad o cuidado familiar y postergar el pago de los impuestos de personas y empresas.

Del otro lado del Atlántico, los ministros de la zona euro acordaron la puesta en marcha de programas de estímulo fiscal, además de disponer de facilidades financieras para garantías con fondos públicos a favor de las empresas afectadas, la postergación del pago de impuestos y la aprobación de diversas formas de apoyo a los trabajadores afectados por el desempleo. Así están actuando Alemania, Francia, Italia, España, el Reino Unido y otros. Japón y Corea del Sur están en la misma línea.

Por su parte, la Comisión Europea aprobó un programa de estímulo de unos € 37.000 millones al tiempo que anunció la flexibilización de las reglas fiscales comunitarias para permitir una expansión del gasto público de los países miembros. 

El Fondo Monetario se unió a estas iniciativas, con un programa de emergencia de U$S 50.000 millones en apoyo a sus países miembros. De ese total, U$S 10.000 millones estarán disponibles de inmediato con una tasa de interés cero para los países de bajos ingresos,              

El Banco Mundial también anunció un programa de U$S 12.000 millones para ayudar a sus miembros a mejorar sus sistemas de salud.    

Todas estas iniciativas, y otras tantas en curso de aprobación, dan una idea muy ilustrativa sobre la gravedad de la situación por la que está pasando la economía mundial. No en vano tantos y tan diversos gobiernos están actuando al mismo tiempo y con todos los instrumentos a su alcance para enfrentar el problema.

Se trata, en efecto, de un impacto adverso de carácter histórico. La baja abrupta del consumo será seguida por el empleo y la producción, quiebra de empresas y el desequilibrio consecuente de las finanzas públicas. La economía mundial ya está en recesión.

Aunque la presencia del virus parece que será transitoria, es incierta su duración, alcance y efectos finales. Todo indica que la recesión habrá de prolongarse a lo largo de los próximos meses, quizá similar a la siguió en lo inmediato a la crisis financiera mundial del 2008. Más hacia delante, la perspectiva para el segundo semestre del año no luce alentadora.    

Los países están recurriendo a todas las medidas que tienen a su alcance, incluso a costa de normas prudenciales monetarias y fiscales. A diferencia del 2008, cuando se salió de la crisis mediante el rescate de los bancos y la expansión del gasto público, ahora hay que apuntar en forma más directa a la protección de las empresas y de los trabajadores, pese a la limitación al consumo que imponen las restricciones a la movilidad de la población.   

Recién con el fin del virus es que podrá atenderse a la progresiva normalización de la perturbación de estos días.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...