Economía y Empresas > Oxend

Una solución de mensajería verde y de “trato justo”

Oxend, que ofrece cadetería en bicicletas, nació del compromiso social de emprendedores uruguayos con lograr ciudades más eficientes y cuidadosas con el medio ambiente 

Tiempo de lectura: -'

21 de agosto de 2019 a las 05:00

Por Karen Parentelli
Especial para El Observador

Todo empezó con una bicicleta, un celular y la idea de realizar envíos eficientes, pero a la vez amigables con el medioambiente. Oxend lleva tres años funcionando, aunque comenzó llamándose Bicientrega. a los pocos meses de trabajo  su fundador, Pablo Bianchi, notó que realmente se podía crear en Montevideo un emprendimiento que usara bicicletas para realizar envíos. “Fue muy rápido como se dió el crecimiento. Comencé solo, con contacto con empresas conocidas por whatsapp y mail, pero a los pocos meses no daba abasto”, explica Bianchi, que es un apasionado por las bicis. Tanto que fue hasta Paraguay pedaleando, regularmente se va de Montevideo a Pando a visitar a su madre y en los veranos la bici es el medio para llegar a las playas del este.    

La dinámica de Oxend es sencilla. Tras crear un usuario en htps://oxend.co/ se puede realizar el pedido, o utilizar el simulador para saber cuál sería el costo. Si el pedido se hace coordinado, es decir de un día para el otro o de la mañana para la tarde, la empresa o persona que realizó la transacción pagará menos por el envío. Pero Oxend también se maneja con pedidos urgentes, que tienen un costo mayor. 

“Nuestro esquema de negocio apunta a empresas que entiendan que la utilización de la bicicleta puede ser un agente de cambio en la urbanidad de Montevideo”, explica Ignacio Pesce, uno de los tres socios de Oxend. Hoy trabajan con unas 25 empresas, aunque también realiza envíos personales.

La consolidación del negocio 

A los pocos meses de Bicientrega, Bianchi comenzó a integrar a amigos al grupo de mensajeros. Tenía más de 40 pedidos diarios, y él solo podía concretar unos 20. Después de un año y más de 1.500 envíos nació Oxend. 

Los mensajeros se encontraban con problemas de logística, porque como el proceso era manual, debían detenerse a contestar un mail o un whatsapp, coordinar, rearmar la ruta, y buscar direcciones. “Noté que tenía que haber una tecnología que solucionará eso, y que el mensajero solo tuviera que aceptar el envío y realizarlo”, cuenta el fundador de Oxend. 

En esa etapa del proyecto se sumó Pesce, y luego lo haría Matías Deambrosi. Son todos ciclistas urbanos y desde distintos lugares creen que se pueden hacer transformaciones pequeñas que contribuyan a humanizar las ciudades. 

Oxend recibió dos veces el apoyo del capital semilla de Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), y es incubado por la Fundación Da Vinci. En este momento está ejecutando el segundo fondo. Con la primera etapa de la mentoría se creó la web y vino toda la idea de cambio de nombre. “Bicientrega era muy lineal y queríamos algo más para el proyecto.  Oxend tiene como un juego de palabras: la “o” de origen, “ox” de oxígeno, y el “end”, de final”, explicó Pesce.  

¿Qué llevan en sus bicis? 

El 90% de los envíos son por la webapp, pero también coordinan pedidos por whatsapp o mail. Un porcentaje alto del trabajo es envío de papeles, (documentos a firmar, cartas), pero también transportan café de especialidad y materias primas de otros emprendimientos. 

Los envíos de Oxend son pequeños volúmenes, un máximo de 10 kilos, aunque todo eso se puede ver y coordinar: “no es que estamos con una balanza, depende eso mucho del bicimensajero, el peso siempre lo lleva la bici nunca va sobre el mensajero”. Esto es una diferencia sustancial, sostienen, respecto a otras aplicaciones de envíos. No llevan grandes mochilas con peso, el cargamento va en la alforja.  Además crearon un morral que permite llevar de forma ordenada los paquetes.   

El trato justo es clave 

Quienes se unen a Oxend lo hacen luego de tener un contacto directo con los fundadores, teniendo en cuenta que el origen del proyecto es un grupo de amigos apasionados por la bicicleta y con un compromiso social.

“Tratamos de tener una relación honesta con los mensajeros. Se ha generado una comunidad. Trabajamos desde la construcción y el diálogo; para nosotros el mensajero es un elemento clave”, comentó el fundador de Oxend. Su idea es que el bicimensajero se organice a la mañana todos los pedidos, trabaje con comodidad y no tenga tiempo de espera entre pedido y pedido. 

“Un envío de calidad no es solamente hacer que el pedido llegue rápido. Es no dejar huella de carbono, es ser cuidadosos con los paquetes. También es respetar el comportamiento vial. Ahora somos una solución de mensajería sustentable, pero con Oxend buscamos seguir, queremos ir por una transformación urbana desde diferentes frentes”, concluyó. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...