Cargando...

Espectáculos y Cultura > Pop coreano

Una Zitarrosa llena de hallyu

Adolescentes fanáticos bailaron y cantaron por el sueño de ir a su propio país de las maravillas

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2015 a las 00:00

La Sala Zitarrosa, llena desde las dos de la tarde, estalla en gritos cuando un video comienza a proyectar videoclips de bandas surcoreanas de KPop en el marco de una tanda de preguntas y respuestas sobre los grupos de ese género. Asistentes del público respondían y se llevaban un premio: algún CD de las mencionadas bandas o un souvenir de la propia Embajada de Corea, responsable de la organización del KPop Festival Uruguay 2015.

En ese momento, los participantes de cada uno de los 20 grupos que integraron el concurso este año versionando en baile o canto canciones originales de KPop esperaban el veredicto que asegurará, al menos a uno de ellos, el viaje a su propio país de las maravillas: el festival mundial de KPop de este año que se organiza, por supuesto, en Changyong, Corea del Sur. Mientras todo eso sucedía, otros asistentes-fanáticos de la nueva ola de la cultura pop coreana (conocida como hallyu) se acercaban al segundo piso de la sala donde en una oficina podían anotarse a los nuevos cursos de idioma y cultura coreana que comenzarán a impartirse en poco tiempo en la Universidad ORT, a través del Instituto Sejong.

Que la cultura pop coreana sigue abriéndose paso en el mundo a través de esta suerte de género que cruza un lenguaje tradicional con géneros europeos (después de todo, la mezcla de culturas define a la propia cultura coreana) parece una relectura recargada y bastante menos decadente del estilo Eurovisión no es un fenómeno de este año ni tampoco es desconocida su fuerte vinculación con la estrategia gubernamental.

Movilizada por esfuerzos diplomáticos de difusión en mercados concretos como Sudamérica, Corea está logrando imponer sus productos pop en buena parte del mundo. Es parte de una estrategia de marca país agresiva y que, como toda la reactivación económica surcoreana posguerra, ha sido fuertemente apuntalada y orientada desde el Estado. Euny Hong, autora del libro El nuevo "coreano cool", lo explica así: "La gente no compra vaqueros Levi's porque Estados Unidos tiene más armamento o soldados, los compra por James Dean".

A partir de esa creencia, entonces, es que Corea intenta abrirse aún más paso del que ya se ha hecho en el mundo gracias a sus productos Samsung, Hyundai, Kia y demás, algo que también muestran con orgullo en este tipo de eventos. Antes de que el festival comenzara, todo el público asistente vio un video de 25 minutos sobre la reactivación económica de Corea del Sur. Por supuesto que tampoco queda por fuera el taekwondo, que tuvo su propia exhibición el domingo, y con algunos deportistas que minutos antes habían bailado en las bandas concursantes.

En ese particular cruce entre música adolescente y política gubernamental se celebra esta fiesta del pop coreano. La competencia constaba de un jurado que integraron entre otros el embajador Yoo Han-jun, académicos, representantes del taekwondo local, coreógrafos, vedettes y periodistas.

"El nivel subió muchísimo, parecen obsesionados", confesó un integrante del jurado que entendió que Topp Skool (interpretaron la canción Arario de la banda Topp Dogg), un hit evidente en Corea y también en Uruguay: muchos de quienes estaban en la sala cantaron las canciones siguiendo el coreano con precisión, tanto como alguien podría cantar canciones pop en inglés quizá sin saber lo que decía el cantante.

Topp Skool ganó por su despliegue casi perfecto de coreografía, actitud y vestuario, y será un digno representante de Uruguay en Changyong, aunque también hubo destaques en canto (el trío Crystal se animó a versionar a guitarra y voz Come back home, de 2NE1 y ganó el segundo premio, con lo cual también irá a Corea) y performances unipersonales temerarias como las acrobacias de Upgrade. El grupo Revolution se llevó el tercer premio con su versión de Call me baby, de los clásicos EXO, canción que hizo estallar a la Zitarrosa entre gritos y estribillos de banda y público e hizo pensar que en próximos años la sala le quedará pequeña al fenómeno.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...