Economía y Empresas > Empleo

Uno de cada cuatro trabajadores extranjeros en el este está en negro

Controles del gobierno detectaron una mejoría en los niveles de formalidad de los uruguayos

Ministerio de Trabajo y Seguridad Social<br>

Tiempo de lectura: -'

20 de febrero de 2018 a las 05:00

La temporada de verano es una oportunidad para cientos de trabajadores que por espacio de uno, dos o tres meses encuentran empleo en servicios destinados al turismo, como hotelería, gastronomía y recreación, entre otros rubros. En paralelo, la Inspección General del Trabajo lleva adelante –ya hace más de una década– tareas de fiscalización en los departamentos de la zona costera, con el objetivo de controlar el cumplimiento de la normativa laboral.

En esta oportunidad los controles realizados en diciembre y enero se enfocaron como siempre a los trabajadores uruguayos, pero también pusieron énfasis en los ciudadanos extranjeros. Entre los dependientes locales las cifras dan cuenta de una mejoría en los niveles de formalidad. La otra cara de la moneda son los extranjeros, con niveles de informalismo que alcanzan al doble del detectado entre los uruguayos.

Los inspectores del Ministerio de Trabajo realizaron 1.192 controles y fiscalizaron la situación laboral de 11.586 trabajadores uruguayos en restoranes, hoteles y pequeños comercios zafrales. Más de la mitad de esas inspecciones fueron realizadas en balnearios de Maldonado, y el resto en la costa de Rocha, Canelones y Colonia.

En diálogo con El Observador, el inspector general de Trabajo y Seguridad Social, Gerardo Rey, señaló que se detectaron 1.339 trabajadores que potencialmente estaban en situación informal. Ello porque al momento de la inspección la planilla de trabajo no estaba disponible o estaba desactualizada. Puede ocurrir que empresas presenten posteriormente documentación acreditando el registro de alguno de esos empleados en la seguridad social.

De esa forma, el escenario de máxima es que entre 11% y 12% de los trabajadores en negro. Rey sostuvo que es "un muy buen registro" porque está por debajo de la media del interior del país y del resultado de otros años, donde la cifra tras el operativo de verano había llegado a 30%.

En Uruguay, la media de informalismo entre los asalariados es de 15%, pero tiene características diferentes. En Montevideo llega al 10% y es de casi 19% en los departamentos del interior.

Otra cara

Los controles también incluyeron a 115 trabajadores extranjeros, entre los cuales 26 no estaban registrados, según se pudo verificar. "Si bien está claro que los trabajadores extranjeros son muy pocos respecto a los trabajadores relevados, tienen un nivel de informalismo que duplica al de los uruguayos, de casi el 24%. Por lo tanto, se confirma nuestra teoría de que sobre el trabajo de extranjeros hay que poner un foco especial", dijo Rey.

La mayoría de los trabajadores extranjeros son argentinos (90%) con empleos ocasionales de temporada. Incluso algunos vienen a pasear en temporada y cumplen con alguna actividad laboral. Pero eso se convierte en una competencia desleal para las empresas formales que registran a los trabajadores en la seguridad social y que pagan los laudos.

En estos casos la normativa permite aplicar sanciones significativamente mayores a las empresas, en comparación a cuando la documentación irregular involucra a uruguayos. El valor de las multas va de una mínima de 100 a 110 jornales hasta una máxima de 126 a 150 por cada trabajador afectado. Según explicó Rey, en el caso de los migrantes de origen dominicano, venezolano y cubano que tienen fuerte presencia en el país, mayoritariamente se encuentran en Montevideo y alrededores, porque buscan empleos más estables.

Este año las inspecciones también constataron a 33 menores en tareas laborales, de los cuales 28 tenían habilitación del Instituto del Niño y Adolescentes del Uruguay (INAU) y estaban inscriptos en la seguridad social.

En todos los casos la verificación que se realiza es sobre condiciones generales de trabajo, donde básicamente se controla el registro a la seguridad social, el pago en fecha de las obligaciones a través de la ley de Inclusión Financiera y el respeto por los laudos vigentes.

Un caso muy recordado

Uno de los casos de informalidad que se recuerdan en la Inspección General del Trabajo corresponde al verano de 2016. Una trabajadora paraguaya arregló para realizar tareas domésticas para una pareja de argentinos que venían de vacaciones a Punta del Este. Incluso, ingresó al país junto a los dos y sin ninguna habilitación laboral. A medidas de enero, la empleada paraguaya denunció a sus patrones aduciendo que trabajaba 20 horas diarias y que además no le cumplían con las condiciones establecidas. La situación se complicó, la empleada abandonó la casa y tuvo que pasar dos noches durmiendo en un local del Mides de Maldonado. Se abrieron expedientes para el cobro de los haberes pero no se pudo cobrar la multa.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...