Nacional > Nueva planta

UPM dio el sí más esperado y el gobierno gritó su gol más importante sobre el final

La planta comenzará a operar en 2022; habrá un "mecanismo escalonado" para prevenir conflictos

Tiempo de lectura: -'

24 de julio de 2019 a las 05:02

Estaba tan cerca de concretarse que nadie quería decir ni una palabra; primero querían ver al oso con sus propios ojos. Aunque tenían la certeza de que el acuerdo era un hecho, porque el presidente Tabaré Vázquez se los había dicho el 15 de julio, las principales autoridades del gobierno se despertaron con la confirmación de la noticia más esperada. Y ahora el gobierno ya puede vender la piel.

A miles de kilómetros, el directorio de UPM en Finlandia había salido de su “período de silencio” y anunciado la instalación de su segunda planta de celulosa, una inversión de US$ 3.000 millones, la más grande en la historia del país. 

Hace tan solo tres semanas, el Poder Ejecutivo se había regocijado con una gran noticia: el acuerdo histórico de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. Pero este martes el grito fue más alto, porque se trata del gol más importante de la segunda administración de Vázquez, a menos de cien días de las elecciones nacionales y cuando solo restan siete meses para el fin del gobierno.

La planta brindará 10.000 puestos de empleo permanentes y generará un aumento del 2% del PBI una vez que esté operativa, en el segundo semestre de 2022.

El acuerdo se cerró el lunes de la semana pasada en la Torre Ejecutiva, antes que Vázquez viajara a Santa Fe a participar de la cumbre del Mercosur. En un breve comunicado, el gobierno celebró el anuncio y dijo que la inversión reforzaba la “imagen internacional de Uruguay en cuanto a su seguridad jurídica, estabilidad institucional, seriedad, responsabilidad y confiabilidad, para la llegada de inversiones extranjeras”.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, dijo a El Observador que sentía una “gran satisfacción” por “Uruguay y la gente”, mientras que el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, señaló que era la consolidación de un largo e intenso trabajo. “Muestra el excelente clima de inversiones que existe en Uruguay”, se congratuló el secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, en radio Sarandí y dijo que el país no entregaba “absolutamente nada” a cambio de la inversión.

Los candidatos presidenciales destacaron el anuncio, aunque los integrantes de la oposición criticaron el secretismo de la negociación, algo que fue rechazado por el vicepresidente del proyecto de desarrollo de UPM, Javier Solari. "No hubo secretismo, hemos tenido contacto con todos los actores del espectro político para mantenerlos informados", dijo.

La felicidad y el alivio por la conclusión de más de tres años de negociaciones se pudo notar en la cara de los principales ejecutivos de la empresa, que casi sin dormir brindaron una conferencia de prensa en la que explicaron algunos detalles del acuerdo. “Es el día que todos estábamos esperando”, dijo Petri Hakanen, la máxima autoridad de UPM en Uruguay, antes de reconocer que aún faltaba un “largo camino” para comenzar la producción.

En tanto, Jussi Pesonen, presidente y CEO de la empresa, dijo que “Uruguay ha demostrado una visión consistente a largo plazo en el desarrollo de las condiciones necesarias para atraer la inversión extranjera, construyendo las bases para el desarrollo industrial”.

La planta se instalará en pueblo Centenario, una localidad de Durazno fronteriza con Tacuarembó ubicada en la margen sur del río Negro. Tendrá la capacidad de producir 2,1 millones de toneladas y los controles ambientales “más estrictos del mundo” para evitar que contamine, según Hakanen. “Asumimos el desafío durante el proceso de estudio y redoblaremos ahora en el control de los nuevos y muy rigurosos parámetros”, señaló el director nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario, en su cuenta de Twitter.

Los trabajos iniciales y el dragado del puerto –donde la empresa invertirá US$ 280 millones en una terminal especializada para sacar la producción– comenzarán en los próximos días, mientras que la licitación para la maquinaria y la gestión del proyecto ya están en proceso.

vieja Parada Sur del Ferrocarril Central, al oeste de pueblo Centenario y frente a Paso de los Toros, al sur del río Negro, en la zona donde UPM 2 embarcará la celulosa.

La negociación laboral demoró la decisión

Los ejecutivos de la empresa se habían planteado como objetivo comunicar al gobierno su decisión definitiva antes de la realización de las elecciones internas, pero esto no pudo ser debido a que las negociaciones de los aspectos laborales se extendieron más de lo previsto.

La empresa había solicitado un marco jurídico que evitara que la primera medida de protesta fuera el piquete y a principios de julio la casa matriz de UPM en Finlandia aceptó las propuestas del gobierno, que el lunes 15 firmó una resolución que refuerza los mecanismos de prevención, instala dos oficinas cerca de la planta y establece como último punto del conflicto la ocupación.

El director de Desarrollo de Negocios de UPM, Gonzalo Giambruno, dijo que lo que no querían era que en los conflictos se pasara de “cero a cien” y expresó su “satisfacción” con el sistema acordado. El presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, consideró que la empresa se podría ocupar como "cualquier otra".

Las oficinas del Ministerio de Trabajo funcionarán de manera “permanente”, realizarán un “seguimiento diario” al proyecto y promoverán un mecanismo escalonado para prevenir los conflictos laborales. Deberán intervenir “directa e indirectamente” con la finalidad de “prevenir, gestionar, mediar, encausar y resolver en el menor tiempo posible los diferendos que los motivaren”.

El objetivo es que los conflictos se resuelvan a través de encuentros bipartitos “con instancias previas y escalonadas de negociación, según las leyes y convenios colectivos vigentes” pero si no dan frutos, el ministerio intervendrá a través de la Dirección Nacional de Trabajo y la Inspección General.

Si esa instancia tampoco lleva a negociaciones satisfactorias para ninguna de las partes, recién ahí las partes quedarán en libertad de emprender las acciones o adoptar las “medidas sindicales o empresariales que crean convenientes, en el marco de la Constitución, las leyes, los convenios colectivos y resoluciones de consejos de salarios aplicables, asumiendo las responsabilidades y consecuencias de su accionar”.

“En el caso de la realización de medidas por parte de los trabajadores o de los empleadores, los organismos del Estado en el ámbito de sus competencias actuarán para que se lleven a cabo de forma pacífica”, agrega la resolución firmada por el presidente Tabaré Vázquez y sus ministros.

En paralelo a la resolución, el gobierno y la empresa firmaron un "contrato complementario" que permite a UPM terminar la inversión si Uruguay incurre en incumplimientos "sustanciales y graves" que no sean subsanados en 180 días. En tanto, si es UPM la que incurre en incumplimientos, Uruguay está en condiciones de finalizar el contrato.

El Poder Ejecutivo informará en los "próximos días" acerca del acuerdo, que se había transformado en un desvelo para el presidente Vázquez y será recordado como el hito de su última gestión.

Organizaciones rechazaron acuerdo
Unos minutos antes de empezar la conferencia, el integrante del Movimiento por un Uruguay Sustentable (Movus), Raúl Viñas, irrumpió en el salón del hotel Sheraton y en forma irónica felicitó a los principales ejecutivos de la empresa por la firma del acuerdo.
Movus emitió un comunicado en el que rechazó el acuerdo por considerar que compromete al país “por fuera de sus atribuciones constitucionales y legales a gastos que suman más de US$ 4.000 millones así como modificaciones en lo laboral, educativo y graves consecuencias en lo ambiental y social sin obtener ni un peso”.
En tanto, Un Solo Uruguay dijo que el 23 de julio quedará en los “libros de historia como el comienzo de la nueva etapa colonizadora de Europa sobre Latinoamérica” y calificó al presidente Vázquez como un “cacique” que quedará en la historia como el “entreguista más grande” y los “caciquitos opositores como cómplices silenciosos del crimen”.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...