Nacional > PANDEMIA

Uruguay alcanzó el máximo promedio de casos diarios de covid-19

El país enfrenta una segunda ola de contagios que lo acerca a los 300 casos activos, sin embargo, solo hay dos personas en el CTI y el sistema de salud está más preparado

Tiempo de lectura: -'

10 de octubre de 2020 a las 05:03

Uruguay alcanzó esta semana su pico máximo de promedio semanal de casos de coronavirus. Si se toman los últimos siete días, hasta el reporte del jueves, el país presentó un promedio de 24,3 contagios, superior al promedio de 24,1 que se había registrado el 28 de marzo, cuando el brote del casamiento de Carrasco, el primero que hubo en todo el territorio, llegó a su punto más alto. 

La secuencia comenzó el pasado viernes 2 de octubre, cuando el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) reportó 36 casos, el mayor número de infectados que supo detectar el país en un día y como ocurrió solo el 27 de marzo. 

Durante la última semana, la cifra se mantuvo casi todos los días por encima de la veintena de positivos. El sábado fueron 25, el domingo 26, el lunes 10, el martes 23, el miércoles 29, y este jueves se detectaron 21 casos nuevos.

Los contagios en ascenso llevaron a que, hasta el reporte del jueves, se registraran 273 infectados cursando la enfermedad. Y desde el Ministerio de Salud Pública (MSP) creen que la cifra seguirá en aumento. Según estimó el titular de esa cartera, Daniel Salinas, en los próximos días habrá más de 300 casos activos. 

Si eso ocurre y se superan los 309 activos reportados el 31 marzo, se llegaría al pico más alto de enfermos de covid-19 en un mismo momento en el país. Solo que ahora el nivel de testeo ha llegado a ser hasta diez veces mayor que por aquellos días de marzo, cuando apenas se procesaban unos 300 análisis por día. 

Esta segunda ola de infectados que enfrenta Uruguay comenzó con el aumento de contagios vinculados a la Noche de la Nostalgia y, según asumen las autoridades sanitarias, se potenció con la interacción social provocada por las elecciones departamentales y la Marcha de la Diversidad.

Además al mismo tiempo del centenar de casos en la capital Además, el gobierno debe controlar dos brotes grandes en el interior del país. El de Rivera, que tiene más de 70 infectados activos, y el de Colonia que registra una treintena de positivos.

Aunque el ministro de Salud Pública destacó que el gobierno tiene un “equipo epidemiológico muy fuerte y reforzado” para controlar estos focos, también es cierto que esta nueva realidad presenta un desafío para aquellas direcciones departamentales de Salud que se encuentran sobrecargadas por el aumento de contagios. 

El director departamental de Salud en Rivera, por ejemplo, Carlos Sarries, comentó en conferencia de prensa que más allá de los casos vinculados a un encuentro religioso se registraron focos en la salud, la policía, comercios y “áreas de la enseñanza”. “Estamos tratando de apagar los focos que tenemos pero nos surgen nuevos brotes en otras áreas y el trabajo es muy intenso”, dijo.

Menos internados en CTI

Pero no son todas malas noticias. El aumento de infectados de covid-19 no representa un problema en sí mismo. La alerta que generó la enfermedad a nivel mundial no fue porque haya centenares de personas infectadas sino porque en la medida que estas personas requieren ingresar al CTI, pueden colapsar el sistema de salud y generar más muertes. Pero esa sigue siendo una realidad muy lejana para los uruguayos.

A modo de ejemplo: el 28 de marzo cuando se registró el segundo pico más alto de promedio de casos diarios, había ocho personas en CTI. Ahora, en este pico de la última semana, solo dos pacientes con covid-19 requirieron ser internado en cuidados intensivos. El 21 de setiembre, días antes de las elecciones, no había ningún internado. Hasta este miércoles había uno y el jueves se sumó un segundo.

“Tan solo tenemos un 1,2% de pacientes de CTI. Que de última es lo que nos importa”, dijo Salinas este jueves en conferencia de prensa.

Además del aumento de la capacidad de testeo, ahora el sistema sanitario cuenta con muchos más respiradores y camas especializadas que en aquel momento. Según informó a El Observador el presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, el organismo contaba con 112 camas antes de la pandemia en todo el país. Ahora posee un total de 155 camas, de las cuales 149 están operativas. 

Uno de los tres expertos que lideran el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) del gobierno, Fernando Paganini, había explicado en entrevista con El Observador por qué esta nueva realidad no debía generar preocupación en la población. “Ahora tenemos una diferencia importante con marzo. En la primera semana de la epidemia en Uruguay es bastante claro que se estaba testeando poco. Ahora estamos testeando diez veces más. Si en aquel momento hubiéramos testeado diez veces más, habría que ver cuál hubiese sido el número de casos. 300 ahora no es lo mismo que 300 en aquel momento”, aseguró el doctor en ingeniería eléctrica a principios de agosto. 

El experto consideró que las medidas que tomó el gobierno al principio de epidemia “fueron conservadoras” porque había un mayor desconocimiento del virus y planteó que habría que llegar a un número de “tres cifras” –en casos diarios– para que la “capacidad de rastreo” del país se vea puesta “a prueba”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...