Básquetbol > BÁSQUETBOL

Urunday Universitario, la revolución de Da Prá y la hora de la graduación

A contramano de la realidad del resultadista deporte uruguayo, Da Prá lleva siete años al frente del estudioso, revolucionó al club y barrió a Malvín en los playoffs de la Liga para volver a meterlo en semis

Nicolàs Delgado entre Pomoli y Will Paul

Tiempo de lectura: -'

22 de noviembre de 2020 a las 05:04

El 30 de junio de 2013 no fue un día más en la historia de Urunday Universitario. Aquella noche de invierno, Héctor Da Prá dirigió por primera vez al estudioso, en cancha de Sayago, derrotando a Welcome 61-56 por la fecha 14 del torneo Metropolitano. Siete años y cinco meses después, ya consolidado como un equipo de Liga Uruguaya, el verde de la calle Joaquín Suárez dio un golpe histórico en el certamen: eliminó a Malvín en cuartos de final con un inapelable 3 a 0. 

“Hace unos años, el presidente del club (Osvaldo Dohir) me dijo que me había guardado la llave del club en un cajón. La noche que le ganamos a Malvín me llamó, emocionado, y me dijo que la llave se había perdido”, contó Da Prá a Referí. 

Urunday Universitario llegó a los playoffs, tras un parate de ocho meses debido a la pandemia de coronavirus, como el número 8. Por esa razón chocó con el número 1, Malvín, que era el vicecampeón de la pasada Liga y el máximo ganador de la competencia con cinco títulos. 
“Si estaba en la posición de Malvín o de Olimpia también hubiera preferido jugar contra Urunday porque nadie podía pensar que los podíamos barrer siendo ellos tan poderosos; pero el deporte tiene estos caprichos, a veces tocan las lindas y a veces las feas, hoy nos toca la linda”, expresó el DT. 

Es que además de ser el 8, Urunday llegó con una ficha nacional menos porque Mauro Zubiaurre había emigrado a Pinheiros de Brasil y no lo pudo reemplazar porque ya había utilizado una ficha de recambio cuando Facundo Medina se operó del tobillo siendo temporalmente sustituido por su hermano Octavio Medina. 

Facundo Medina, el francotirador

Tampoco pudo contar con los mismos extranjeros que tenía al momento de la suspensión del certamen: Shaquille Johnson, Tyrone Lee y Andrew Feeley. 

“Somos un club con muchos socios, pero el club como tal debe dar servicio un servicio y como en la pandemia estuvimos cerrados muchos socios se borraron. Fue un golpe muy fuerte para la institución”, explicó el secretario de Urunday Universitario, Nelson Silva. 

Patrick Bacon, su primera experiencia internacional

Por esa razón contrataron dos extranjeros jóvenes que realizan su primera experiencia internacional, Patrick Bacon y Jack Rauch, y también a Corbin Jackson, quien jugó El Metro 2019 en Unión Atlética. 

Corbin Jackson atacó a los grandes de Malvín

Uno de solo de los tres extranjeros de Malvín ganaba más que los tres de Urunday juntos. Es más, los tres llegaron con contratos menores a los de las fichas nacionales. 

“Se integraron muy bien, con Héctor siempre intentamos de que además de ser buenos jugadores los que lleguen al club sean buenas personas”, contó el preparador físico Álvaro Aguiar quien llegó en 2012 con el entrenador Daniel Ciecanovvecchi. 

Cuando este renunció, tras la fecha 13 del Metropolitano 2013, Aguiar quedó como profe institucional del club y Da Prá llegó como DT. 
“Héctor es un apasionado”. Así lo definió Aguiar. ¿Por qué? Porque el DT, odontólogo de profesión, montó una estructura para revolucionar el básquetbol del club. 

El crecimiento desde la base

“Formativas depende pura y exclusivamente de mí: yo designo los entrenadores, los profes y lo que se hace en cada situación; lo bueno y lo malo es mi responsabilidad”, reveló Da Prá. 

La escuelita está dirigida por Diego Olivera y José Mackiewicz quienes jugaban en el club cuando Da Prá hizo su desembarco. La preparadora física es Victoria Salsamendi. Con cadetes y juveniles está Javier Masner. Los ayudantes del primer equipo son Mauricio González y Jaime Yusupoff. 

Hace dos años, había 150 chicos en formativas. Hoy son 300. “Tenemos equipos A y B en todas las categorías y en infantiles también un equipo C. Y eso que no podemos reclutar jugadores del interior por cuestiones de logística”, explicó Da Prá. 

Aguiar apunta otra condicionante: “Con tantos jugadores el club no está quedando chico; Urunday Universitario es una institución de 6.000 socios. Lo que hizo Héctor fue cambiarle la cabeza al jugador del club y al trabajo que hacen. Desde chicos los formamos como profesionales. ¿Qué es eso a los 12 años? Llegar en hora a los entrenamientos y respetar los trabajos”. 

Ignacio Morena tenía 12 años cuando llegaron. Contra Malvín fue una figura clave. También vivieron todo un proceso de crecimiento Mateo Suárez y Federico Miller. 

Mateo Suárez, producto de la cantera

Es el proceso Da Prá. El que llevó a Urunday Universitario –que en 2009 había bajado a la DTA– por primera vez en su historia a primera (campeón del Metropolitano  2014), que lo consolidó como un equipo de playoffs y que por segundo año consecutivo lo metió en semifinales. 
“El básquetbol no se trata de ganar o de perder sino de ser feliz en lo que uno hace”, comentó Da Prá. 

"Nuestro objetivo cuando apostamos a subir fue que el equipo se mantuviera en la Liga, que no era cuestión de subir por subir para bajar enseguida. El proceso está consolidado", dice Silva quien acompaña al club en la faz directriz desde la fusión de Urunday con Universitario en 1979. 

El 8 contra el 1 a la inversa, siete años después

En la Liga Uruguaya 2012-2013, cuando era entrenador de Unión Atlética, Da Prá habia sufrido la derrota de un número 8 siendo el número 1 de los playoffs. Sin embargo, este triunfo ante Malvín no supuso para él una "revancha" personal. 

"Fueron situaciones totalmente distintas. Unión Atlética fue el primero de la fase regular sin tener un gran equipo ni ser favoritos. Además se nos lesionó Jimmy Boston y sufrimos su ausencia. Bohemios se había reforzado con Scott VanderMeer y si bien arrancamos 2-0 empezamos a tambalear. Lo sufrí mucho porque quería que Unión llegara a semis y me fui con un dolor enorme por no haber coronado un año fantástico donde le ganamos las tres veces que jugamos con Malvín que a la postre fue el campeón. Esta serie ante Malvín fue totalmente distinta la abordamos con muchos problemas ante un equipo notoriamente favorito y el triunfo del 8 contra el 1 lo enaltece porque el rival era Malvín, eso es lo que hace más grande a la victoria", explicó Da Prá.

"Con Pablo (López) tengo una muy buena relación desde hace mucho tiempo. Siempre fue muy elogioso conmigo, lo respeto mucho como entrenador y como persona, siempre es un caballero, nunca tiene una palabra de más ni de menos lo que es mucho en un medio a veces muy mezquino- Lo mismo el Chato (Horacio) Martínez a quien dirigí. Sin dudas debe ser un dolor muy grande, yo lo viví, demora mucho en irse y lo único que puedo decir es que va a salir fuerte de esta situación", agregó.

La serie contra Malvín

"Los tres partidos fueron distintos, el primero (86-77) fue parejo pero en un momento oportuno sacamos una diferencia que nos permitió manejar el partido. El segundo (93-68) fue atípico por la diferencia que sacamos, pero en un momento aprovechamos su nerviosismo y jugamos con gran intensidad. Además a ellos les faltaron Mazzarino y Santiso, dos jugadores que además de sus cualidades técnicas tienen un gran corazón. En el tercero, el partido se había puesto muy difícil (llegaron a perder por 17 puntos), pero en el cierre estaban con un agotamiento muy grande. Mientras Mazzarino gobernó el juego nos dominaron, pero cuando sintió el cansancio empezaron a flaquear y nosotros estábamos muy fuertes físicamente sobre el final del juego (ganaron 63-62)", analizó el DT.

Gonzalo Álvarez, enorme figura en la serie

Ahí estuvo una de las claves del triunfo: las respuestas físicas de uno y otro equipo. 

"Nos enfocamos en trazar un plan de juego en base a las características de nuestros jugadores que son jóvenes y dinámicos, planificamos jugar con mucha intensidad en defensa y mucha cantidad de posesiones. Héctor después le puso la cuota táctica". agregó Aguiar que había trabajado tres temporadas en el Metropolitano con Da Prá.

Tanto el entrenador como el profe y Nelson Silva opinan que lo logrado superó "largamente" sus propias expectativas: "Los que apostaron a nosotros seguro cambiaron el auto", expresó Aguiar.

Las campañas año a año
2013, Metropolitano, clasificó a la Liguilla, perdió en playoffs 2-1 con Guruyú Waston
2014, Metropolitano, campeón, 20 triunfos y 2 derrotas
2015-2016, Liga Uruguaya, no clasificó a SuperLiga, se metió en playoffs por el Reclasificación, le ganó 3-2 a Larre Borges y perdió 3-2 en cuartos de final contra Trouville
2016-2017, Liga, clasificó a la Super Liga, vicecampeón del Súper 4, perdió 3-1 en cuartos de final con Defensor Sporting
2017-2018, Liga, clasificó a la Super Liga, perdió 3-0 en cuartos de final con Aguada
2018-2019, Liga, clasificó a la Liguilla, le ganó 3-2 a Trouville en cuartos (tras arrancar 2-0 abajo) y perdió 3-1 con Malvín
2019-2020, Liga, no clasificó a la Liguilla, fue segundo del Reclasificación, barrió 3-0 a Malvín y jugará semis con Trouville. 

Da Prá en el club

Da Prá lleva 306 partidos dirigidos al frente de Urunday Universitario con 118 triunfos y 94 derrotas. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...