17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
4 de agosto 2023 - 11:40hs

Las vacaciones de invierno fueron más largas de lo previsto. El cambio, obligado por el aumento de las infecciones respiratorias en niños, trastocó el calendario lectivo. Tanto es así que varios colegios privados aducen que cuentan con días a su favor y pidieron a Primaria que se les autorice tomarse una semana entera de receso en el comienzo de la primavera. Pero la respuesta oficial está sujeta a dos lecturas de una misma normativa.

El calendario oficial, ese que la Administración Nacional de Educación Pública comunicó el pasado 14 de diciembre, establece que los escolares cuentan con tres días de vacaciones de primavera: del 20 al 22 de setiembre. Las instituciones privadas habilitadas cuentan con cuatro días de asueto —además “de lo que se le autorice”— que pueden distribuir durante el año lectivo. Y varios colegios suelen usar dos de esos asuetos para completar la semana entera del inicio de la primavera.

Pero el cambio de las vacaciones de julio hizo que algunos colegios ganasen asuetos y otros perdiesen. ¿Por qué? Algunas instituciones iban a dar dos semanas de receso invernal en lugar de una sola que el calendario fijaba para las escuelas públicas. Ahí perdían sus asuetos. Pero como las vacaciones se extendieron, quedaron con días libres a su favor.

Otros colegios, en cambio, agregaron una tercera semana de vacaciones en invierno (que a su vez era la que en el calendario oficial figuraba como “vacaciones de invierno” antes de que se adelantase el receso). En esa semana “extra” estaba incluido el feriado no laborable por la Jura de la Constitución, por lo cual solo contaban como asuetos el lunes, miércoles, jueves y viernes.

Como el cambio de las vacaciones fue “excepcional”, los colegios privados alegan que esos asuetos no deberían contabilizarse. Así se lo manifestaron a las autoridades de la ANEP en una reciente reunión. Otras instituciones, además, argumentan que vienen teniendo más días lectivos que las escuelas públicas y, por normativa, pueden tomarse la semana entera de primavera.

Sucede que hay colegios que empezaron los cursos en febrero, o en marzo antes que los públicos, o bien dictaron clases durante los feriados laborables.

Entonces empieza la discusión.

La ordenanza 14, aprobada hace tres décadas, es la que regula a las instituciones educativas habilitadas. “Es una normativa que se está ajustando porque, en parte, quedó obsoleta, aunque es la que está vigente”, reconoció la inspectora Técnica de Primaria, Ivonne Constantino. Y esa norma tiene unos pasajes confusos.

“Cada instituto habilitado tendrá derecho a fijar su calendario anual y distribuir sus actividades, siempre y cuando cumpla con el mínimo de días u horas que fije el calendario escolar vigente o establezca para el respectivo año la autoridad”, dice el artículo 14. Las autoridades técnicas de Primaria, incluyendo la visión de la inspección de privados, interpretan que el espíritu de este pasaje de la norma es que los colegios cuenten, como base, con la carga lectiva de los públicos y no menos. A partir de esa base, tienen su poder de maniobra siempre que avisen en plazo.

Bajo esta interpretación, los colegios que empezaron en febrero o dictaron cursos los feriados laborables cuentan con días a su favor para distribuir en el resto del año.

El problema es el segundo pasaje de este artículo: “el calendario escolar vigente”. Porque ese calendario indica que las clases en Primaria se iniciaron el 6 de marzo y no antes. Si algunos colegios adelantaron los cursos, porque consideran que el receso estival es demasiado extenso o para aprovechar a cobrarles a los padres la cuota de febrero, están fuera de la normativa. No solo eso: esos días no los pueden contabilizar a su favor. Tampoco pueden extender las clases más allá del 18 de diciembre como establece el calendario oficial.

Bajo esta interpretación, los colegios no pueden sumar los días dictados fuera del calendario oficial para distribuir durante el resto del año. Y es entonces que entra un siguiente artículo.

“Cada instituto habilitado tendrá derecho a fijar, dentro del año lectivo, hasta cuatro días de asueto, además de los establecidos oficialmente o de los que se le autoricen”, reza el artículo 15. Y otra vez hay dos bibliotecas para interpretar la lectura.

Robert Silva, el presidente del Codicen, entiende que los colegios privados tienen hasta cuatro asuetos y no más. Si en invierno “gastaron” ese cupo, tendrá que reducir su semana de vacaciones de primavera y ajustarse al calendario oficial.

En Primaria, en cambio, entienden que la segunda parte del artículo habilita a que haya excepciones que fija la inspección, y en esa línea, siempre y cuando cumplan con el mínimo de días y horas, pueden tomarse una semana entera en setiembre.

Primaria está reuniendo ahora la actualización de los calendarios de las instituciones privadas con el objetivo de tomar una decisión. La postura, por más que ahora la centralidad está puesta en la ANEP en su conjunto, sigue recayendo en Primaria porque la normativa no fue actualizada.

Temas:

Colegios privados calendario escolar vacaciones de setiembre Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar