Fútbol > FÚTBOLX100

Valenzuela, el profe “guerrero” de la incentivación

El preparador físico mirasol fue uno de los más aplaudidos en la premiación y contó a Referí cómo trabaja para que sus futbolistas estén a tope, física y mentalmente

Tiempo de lectura: -'

06 de diciembre de 2018 a las 05:03

“¡Vamos guerrero!”, le gritaron al profe Alejandro Valenzuela cuando tuvo que ir a recibir su premio al mejor preparador físico del año en la encuesta Fútbolx100 del diario El Observador. El integrante del cuerpo técnico de Peñarol fue uno de los más aplaudidos por los jugadores y dirigentes carboneros que se dieron cita en la ceremonia en la que se distinguió a los mejores del año.

Sonriente tras recibir la imagen con su figura, habló con Referí sobre el reconocimiento y sobre la motivación, o la incentivación, como le dice él, uno de los aspectos por lo que ha sido destacado y querido por futbolistas y asistentes del equipo bicampeón uruguayo.

“Yo les digo a los jugadores que para mí la esencia del fútbol es una lucha por el balón”, comenzó, al explicar por qué es lo de “guerrero”, forma en la que también lo saludó el presidente del club, Jorge Barrera, cuando llegó al evento. “Por más que nosotros los profes digamos que es aeróbico, anaeróbico, alterno; que un biomecánico pueda decir en relación a la técnica de la carrera; o un fisiólogo pueda decir que es un deporte preferentemente con diferentes variaciones alternas… Pero la esencia es una lucha por el balón, dos equipos peleando por la pelota. Entonces les digo a los jugadores que yo entreno guerreros del fútbol, por eso quedó la palabra guerrero, de ahí sale”, agregó.

Consultado por su rol como motivador, contó cómo es llevar adelante esa función día a día con los jugadores, en momentos de triunfos y también de derrotas, con titulares y suplentes.

“Si bien he hecho cursos de psicología, coaching, y he leído, yo vivo para los jugadores, nada más. La idea es hablarles con el corazón. Cosas que a veces se manifiestan, las traigo todas al fútbol. Y más que un motivador a lo mejor capaz que soy incentivador”, señaló.

“Capaz que me agarra un psicólogo y me dice que hay momentos en que no debemos motivar y yo sigo incentivando. No pongo atención si la persona es kinestésica, auditiva o visual, yo le hablo lo que pienso y soy honesto con el jugador. Valen lo mismo para mí pierdan o no pierdan, no depende del resultado, y capaz que es eso lo que me hace llevar bien con los jugadores”, señaló.

¿Y cómo trabaja su propia motivación un incentivador? “A veces en casa de herrero cuchillo de palo. A veces lo que más amo, que es mi señora y mi hijo, capaz que me cuesta motivarlos. Y uno mismo”, respondió. “Pero yo me retroalimento de los jugadores: doy energía a ellos y me cargo de energía con ellos”.

El profe destacó que este fue el año que más disfrutó en su larga trayectoria como PF. “Tuve la suerte de ganar en otros lados y acá en Peñarol es la segunda vez. Pero este es el triunfo que más disfruté en mi carrera. Es un plantel que yo me siento muy identificado con la mentalidad del grupo”.

También reconoció que la temporada tuvo “dos etapas muy duras” luego de la derrota ante Atlético Paranaense que fueron los partidos ante Liverpool y River Plate, “los dos de mayor presión”.

Consultado por si en el plantel aurinegro hay jugadores que necesitan más motivación que otros, se enfocó en lo que ocurre con los futbolistas más jóvenes y las críticas.

“A veces alguno tiene miedo con cómo reciben las críticas. Yo soy de una generación y soy un enamorado del error y las críticas, para mí es el mejor maestro. Y hoy en día en la juventud es más difícil aceptar los errores”, indicó. “Entonces, tenemos que tener mucho cuidado. Hacer tipo sandwiche: elogiar, hacerles sentir puntos fuertes, y a la vez decirle el error. Para mí la mejor manera para corregir es aprender del error, reconocerlo y no volver a cometerlo”.

Valenzuela está constantemente en formación y los libros son parte de su capacitación. “Ahora estoy leyendo uno en inglés, ‘Fútbol, la mentalidad de los equipos ganadores’, y realmente me tiene impactado”, comentó.

Por último, destacó que el premio Fútbolx100 es “una caricia al alma”. “Es una gran incentivación para seguir estudiando y preparándome, es mucho más lo que ignoramos que lo que sabemos. Y es sobre todo para mis dos grandes amores, mi señora y mi hijo”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...