Cargando...
Una mujer recibe una prueba de ácido nucleico para el coronavirus Covid-19 en Zhengzhou.

Mundo > PANDEMIA

Varios países endurecen las restricciones ante la variante Delta

La OMS advirtió que esta variante podría desencadenar más brotes en una zona de alto riesgo que se extiende desde Marruecos hasta Pakistán, donde las tasas de vacunación son bajas

Tiempo de lectura: -'

31 de julio de 2021 a las 14:18

La variante delta del coronavirus arrecia en el mundo, obligando el sábado a las autoridades a endurecer las restricciones sanitarias con confinamientos locales en China, a desplegar soldados en Australia para hacer respetar las medidas y a prolongar el estado de emergencia en Japón en plenos Juegos Olímpicos.

Dos nuevas regiones en China, incluyendo una ciudad de 31 millones de habitantes, registraron focos epidémicos, en medio del peor brote de coronavirus en los últimos meses en el país, anunciaron las autoridades sanitarias el sábado.

Las infecciones se reportaron en la provincia de Fujián y en la ciudad de Chongquing, que se suman a cuatro provincias y Pekín, donde ya se habían reportado infecciones de la variante delta.

Una mujer recibe una prueba de ácido nucleico para el coronavirus Covid-19 en Zhengzhou.

Señal de la preocupación en un país que había en gran parte controlado la epidemia, cientos de miles de personas ya han sido confinadas en la provincia de Jiangsu, mientras que la capital, Nanjing, decretó este sábado el cierre de las atracciones turísticas y culturales, y 41.000 recibieron órdenes de quedarse en casa en el distrito de Changping de Pekín.

Peor aún, la turística ciudad de Zhangjiajie, en la provincia de Hunan, confinó al millón y medio de residentes y cerró todas las atracciones turísticas el viernes, según una nota oficial.

Japón, una semana después del inicio de los Juegos Olímpicos, extendió su estado de emergencia hasta fines de agosto en Tokio y lo amplió a otros cuatro departamentos. 

El número promedio de nuevos casos diarios a nivel mundial aumentó un 10% la última semana, según un recuento de la AFP, en gran parte debido a la variante delta. 

Si bien la región de Asia y el Pacífico se ha visto muy afectada, con un aumento de los casos diarios de 61% en Vietnam y Japón, los países occidentales también se enfrentan a aumentos repentinos, y Estados Unidos y Canadá experimentan un 57% más de infecciones. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la variante delta podría desencadenar más brotes en una zona de alto riesgo que se extiende desde Marruecos hasta Pakistán, donde las tasas de vacunación son bajas.

En Japón el número de casos sigue siendo bajo en comparación con otros países, con 3.300 nuevas infecciones reportadas en Tokio el viernes, pero los expertos dicen que el sistema médico corre el riesgo de verse saturado por el bajo nivel de vacunación: solo una cuarta parte de la población recibió dos dosis. 

Los organizadores de los Juegos Olímpicos informaron el viernes de 27 nuevos casos relacionados con el evento, la cifra diaria más alta hasta el momento.

La policía australiana patrulla Bondi Beach en Sidney.

En Australia, la policía de Sídney contará con la ayuda de 300 soldados para hacer cumplir las restricciones en la ciudad más grande del país (5 millones de habitantes), donde el número de contagios batió un récord el jueves.

Y Brisbane, la tercera más poblada, se confinará a partir de la tarde de este sábado por tres días.

En Francia sin embargo, este sábado habrá, por tercera semana consecutiva, manifestaciones contra la extensión del pasaporte sanitario y la vacunación obligatoria para algunas profesiones.

Manifestantes en Francia reclaman en contra del pase sanitario.

La primera jornada de manifestaciones reunió 110.000 personas en todo el país y la segunda 161.000.

Contagioso como la varicela

La variante delta del coronavirus es tan contagiosa como la varicela, probablemente genera una enfermedad peor que las anteriores y los casos entre vacunados pueden ser tan transmisibles como entre los no vacunados, según documentos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos divulgados por The Washington Post y verificados por la AFP.

Por eso los estadounidenses, incluso vacunados, deben ponerse la mascarilla en zonas donde el virus circule mucho. Y para impulsar la vacunación el presidente Joe Biden instó a las autoridades locales a pagar 100 dólares a quienes se vacunen por primera vez.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

Este viernes el mandatario estimó que, "con toda probabilidad", habrá nuevas restricciones.

Israel, que creía que su población estaba inmunizada, reinstauró el pase sanitario en lugares con más de 100 personas. Y lanzó una campaña "complementaria" con una tercera dosis para los mayores de 60 años. 

Una nueva investigación europea muestra que relajar las medidas antivirus antes de que se vacune a toda la población aumenta en gran medida el riesgo de que evolucionen variantes más resistentes. 

En momentos en que casi el 60% de los europeos han recibido al menos una dosis, los autores del trabajo destacaron la necesidad de mantener las medidas restrictivas hasta que todos estén completamente inoculados. 

"Delta es una advertencia de que el virus está evolucionando, pero también es un llamado a que debemos actuar ahora antes de que surjan variantes más peligrosas", dijo el director de emergencias de la OMS, Michael Ryan.

En Argentina, el Ministerio de Salud anunció la detección de los dos primeros casos de la variante delta autóctonos, sin nexo con viajeros.

Situación "desesperada"

La presión aumenta para acelerar la vacunación, pero sigue siendo muy dispar: los países más ricos administraron un promedio de 97 dosis por cada 100 habitantes y los más pobres solo 1,6 dosis.

El sistema Covax, que supuestamente permite que los países pobres reciban inyectables gratuitos, espera recibir 250 millones de dosis durante las próximas seis a ocho semanas, informó la OMS.

Mientras tanto, la situación es "desesperada" en Birmania, advirtió el Reino Unido, que instó al Consejo de Seguridad de la ONU a garantizar que las vacunas puedan distribuirse a pesar de la crisis desatada desde el golpe de Estado de febrero.

La pandemia ya mató al menos a 4.204.614 personas en el mundo desde finales de diciembre de 2019, según un recuento de la AFP a partir de fuentes oficiales. Pero la OMS cree que el número de decesos puede ser dos o tres veces mayor.

AFP

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...