Nacional > Fútbol

Vázquez y Macri se disputan la final del Mundial 2030

Los países discuten el tema aunque no saben si la FIFA les otorgará el evento

Tiempo de lectura: -'

22 de marzo de 2019 a las 05:00

La Quinta de Olivos en Buenos Aires fue el lugar elegido por el presidente argentino Mauricio Macri para hacer un alto en las sesiones de la conferencia de cooperación sur-sur de Naciones Unidas y recibir a sus pares de Uruguay, Chile y Paraguay, con el objetivo de oficializar la incorporación del país trasandino y continuar delineando la candidatura al mundial de fútbol de 2030, un tema que ha pasado a cobrar especial interés en su agenda y en la de los otros presidentes de la región.

En el encuentro, que se extendió por una hora, Macri agasajó a Tabaré Vázquez, Sebastián Piñera y Mario Abdo con un almuerzo en el que definieron que la iniciativa se denominará “Cono Sur Americano 2030" y acordaron que no sumarán a más países. De esta forma, y sin una respuesta formal, descartaron a Bolivia, que a través de su presidente Evo Morales en la última cumbre del Mercosur en Montevideo había pedido formar parte de la organización. 

Los presidentes acordaron que las semifinales se jugarán en Chile y Paraguay por haber sido los últimos dos países en sumarse, pero no lograron ponerse de acuerdo en dónde se jugará la final. Macri planteó la posibilidad de que ocurra en Argentina, pero Vázquez se negó, según supo El Observador en base a fuentes políticas y diplomáticas de ambos países. El presidente defendió la posición uruguaya utilizando argumentos similares a los que expresan quienes integran el Comité Organizador Local (COL): que se cumple un centenario del primer mundial en Montevideo y que ese es uno de los motivos principales por los que la FIFA otorgaría la organización.

Más allá de lo simbólico, la realización de la final trae aparejados importantes beneficios económicos para quien la organice.

En un comunicado, la presidencia argentina se limitó a decir que “un país será sede del partido final de la copa y otro del cotejo inaugural, en tanto que los dos restantes se repartirán los duelos de las llaves semifinales”. El tema pasó a un cuarto intermedio y volverá a ser discutido el 8 de abril en una reunión de menor jerarquía en la Casa Rosada, aunque Uruguay no está dispuesto a ceder en su posición. El secretario nacional de Deportes, Fernando Cáceres, junto al subsecretario Alfredo Etchandy, el viceministro de Turismo, Benjamín Liberoff y un representante de la AUF, representarán al gobierno, ya que Eduardo Abulafia renunció a la coordinación –aunque aún no fue aceptada– luego que la Conmebol le negara el certificado de idoneidad.

Una idea transformada

La foto de Luis Suárez y Lionel Messi ingresando al Estadio Centenario con el número 2030 ya es historia. En un año y medio, Paraguay y Chile se sumaron a la iniciativa a través de pedidos a Macri, que argumenta que solo con Uruguay sería imposible económicamente la realización del evento.

Consciente que a Vázquez no le gustó la forma en que se produjo el ingreso de Paraguay –el entonces presidente Horacio Cartes se lo planteó a Macri en una reunión bilateral–, este miércoles el argentino le “agradeció especialmente” al uruguayo por haber permitido sumar a los dos países. La última propuesta se la hizo en persona, en el encuentro que mantuvieron en Anchorena en febrero. Al día siguiente, Piñera comunicó que su país se sumaba a la organización.

Vázquez, en tanto, destacó la importancia de que el trabajo conjunto "refleje claramente que hay unidad y armonía en la organización" y recalcó que eran “un bloque cultural e idiomáticamente similar".

El mandatario también dijo que el “desafío” de organizar el mundial “es mucho menos difícil que lo que significó para Uruguay asumirlo hace casi 100 años" debido a los avances de la tecnología y las comunicaciones que “ofrecen múltiples ventajas y posibilidades que en aquella época no existían”.

A su turno, Piñera habló sobre la necesidad de resolver "las responsabilidades que le corresponderán a cada país en la coordinación", mientras que Abdo confió en que "este bloque tiene fuerza y argumentos para aspirar a la sede del  2030" y señaló que cuanto antes se inicien los trabajos se logrará "un mejor posicionamiento".

Los presidentes también definieron que Argentina tenga seis sedes, mientras que los otros tres países tendrán dos. Cáceres dijo semanas atrás al semanario Búsqueda que para Uruguay “más de dos sedes sería una aventura, por la inversión y por la falta de mercado para la utilización posterior de la infraestructura” por lo que sumar a Paraguay y Chile mejoraba la eficiencia “en lo económico, en infraestructura, en equipamiento, en servicios”.

Vázquez llegó a Olivos acompañado por su secretario personal, el embajador uruguayo Héctor Lescano y el vicecanciller Ariel Bergamino, aunque ninguno formó parte de la reunión. Quienes sí estuvieron fueron el presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, el secretario general de la Presidencia argentina, Fernando de Andreis y el coordinador designado por Macri, Fernando Marín.

Domínguez dijo a la agencia AFP que creía que eran “favoritos” aunque la idea debía “consolidarse”. La sede se definirá en Catar en el 2022. Hasta ahora, Marruecos también lanzó su candidatura para ser sede del Mundial de 2030, una postulación que podría acompañar con España y Portugal.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...