Nacional > PUNTA CARRETAS

Vecinos de la rambla denuncian prostitución en local abandonado

Reclaman que la IMM acelere la adjudicación del predio municipal para evitar el uso indebido por parte de ocupantes ilegales

Tiempo de lectura: -'

18 de febrero de 2013 a las 17:52

Vecinos de Punta Carretas reclaman que la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) adjudique a la brevedad un predio municipal abandonado en la rambla, cerca del faro, que es utilizado para el ejercicio de la prostitución por ocupantes ilegales.

El puesto de pesca artesanal La Virazón perteneció a la familia Priore por casi un siglo, según cálculos de Eduardo Carrier, miembro de la Comisión de Seguridad Vecinos de Punta Carretas. “Son la familia más antigua de pescadores de Punta Carretas”, relató. No obstante, desde el año pasado cuando murió el último de los hermanos, Juan Priori, más conocido en el barrio como Juanucho, el local quedó sin titular, y su puerta fue trabada con un candado.

En los fondos vive una mujer joven, de unos 30 años, que padece algún trastorno mental y que era mantenida por la familia de pescadores. Al principio, los vecinos le acercaban alimentos y hasta iniciaron gestiones para que pudiera obtener una pensión por discapacidad; sin embargo, lo hicieron hasta que constataron comportamientos irregularidades en el predio.

Los vecinos de un edificio de Rambla Mahatma Gandhi y Tabaré denunciaron ante el Centro Comunal Zonal (CCZ) 5 que el predio es utilizado para intercambios sexuales. En la cuadra comenzó a correr la voz de que la tarifa allí es de $ 100 por servicio.

Uno de los denunciantes que prefirió no revelar su nombre comentó a El Observador que ingresan personas y vehículos durante la noche. La operativa es observada desde los pisos superiores de los edificios de la rambla. Su temor, al igual que el de los vecinos de la cuadra, es que el lugar se convierta pronto en una boca de pasta base o guarida de ladrones. Y agregó que el sitio parece “hasta riesgoso” durante el día.

Janio Paiva, concejal del Municipio CH, indicó a El Observador que en la cerrada pescadería se practica “cualquier tipo de acto” y que se inició una recolección de firmas para que intervengan la Prefectura Nacional Naval y la Seccional 10ª dado que, al igual que con el “besódromo” que funciona en el faro de Punta Carretas, no se ha conseguido una solución para desterrar estos usos indebidos de los espacios públicos del barrio.

Que saquen fotos

Lo curioso es que desde el CCZ 5 y el municipio se les solicitó a los vecinos que viven en el edificio de enfrente que presentaran “pruebas fotográficas” de la actividad nocturna en La Virazón. Con las fotografías se presentará la denuncia ante la Policía.

La Comisión de Seguridad de Vecinos de Punta Carretas planteó la situación ante la IMM para que agilice la adjudicación del local en suspenso desde hace varios meses. Las autoridades tienen a estudio varias propuestas, incluida una presentada por un sobrino del dueño de la pescadería. Carrier explicó que, si bien este individuo cuenta con antecedentes penales por venta de drogas, los vecinos respaldaron con firmas su solicitud, pero que la decisión de la adjudicación es “técnica”.

La Prefectura también inició un expediente al respecto, en especial, por enfrentamientos registrados el año pasado, entre los habitantes de La Virazón y otro local de pesca de la rambla.

Debajo de las palmeras

El uso de La Virazón por ocupantes ilegales preocupa a una vecina –tampoco quiso revelar su nombre– que alertó sobre su futuro: “Se puede meter cualquiera y después, ¿cómo los sacás?”.

Esta situación se repite en otras esquinas de Punta Carretas, en plazas, y a lo largo de la rambla. Varias casas tapiadas del barrio fueron ocupadas por intrusos. “Voy a bañarme al muelle y (los indigentes) están debajo de las palmeras, tapados con frazadas. Dicen que la Prefectura está levantando a todo el mundo, pero no levanta a nadie”, criticó la vecina.

Carrier, por su parte, destacó la labor de los marineros, puesto que este verano “no ha habido campamentos” en la rambla y en las playas. “Prefectura está haciendo un trabajo bastante bueno, moviendo a la gente que duerme en la costa”, manifestó. Pero tuvo que reconocer un debe: “No dan abasto”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...