29 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,75
18 de agosto 2017 - 5:00hs

La reciente zafra de cultivos de verano reportó buenos márgenes para el empresario agricultor, pero los números no son atractivos si se considera el conjunto anual de las últimas zafras de verano e invierno y, además, ello lejos está de corregir el perjuicio experimentado en las dos zafras previas, en las que hubo resultados muy adversos.

"Lo que se perdió en las zafras anteriores no se recuperó", enfatizó el profesional en diálogo con El Observador Agropecuario.

Más noticias
Otra lectura que se consideró es que se mantiene el litoral sur como la principal área en cuanto a los márgenes obtenidos, con la zona centro en el otro extremo y la zona litoral norte en el medio.

Margenes netos por zona y zafra

Considerando el resultado agrícola exclusivo de la zafra de verano 2016/17, los márgenes netos por hectárea fueron US$ 252 en el litoral sur, US$ 159 en el litoral norte y US$ 195 en el centro; para la última campaña de invierno US$ -44, US$ -56 y -US$ 148, respectivamente; y en el resultado agrícola global 2016/17 fueron US$ 209, US$ 103 y US$ 47, considerando siempre la base de datos en la que se incluyen experiencias de productores CREA.

En el informe (verlo completo en www.fucrea.org) se precisó que "el área representada en la base de datos, primero en el centro (-28%) y luego en el litoral norte (-22%), viene disminuyendo, manteniéndose el área promedio para el caso del litoral sur". Al respecto, señaló como un factor clave que en el litoral sur es donde el resultado es mejor, pese a que allí es donde se pagan las rentas más elevadas.

En tanto, "cuando analizamos los nutrientes que agregamos y los buenos rendimientos que tuvimos empezamos a encontrar que en general hay balances negativos de nutrientes, o sea que parte de los márgenes es fertilizante que no agregamos y que se va con la soja hacia China, sobre todo potasio. Se agrega poco potasio para lo que se extrae y eso se viene repitiendo, no es un problema de este año. En fósforo, en cambio, está nivelado o incluso en algún caso el balance es positivo", explicó.

Otra conclusión es que "hay una tendencia de caída, cada vez más, en el área de gramíneas de verano. Eso concuerda cuando vemos los márgenes de las gramíneas de verano en relación a los de la soja, incluso en un año bueno como el pasado y es esperable que se mantenga la caída del área en la próxima campaña, porque en sorgo y maíz ya hay proyecciones negativas, a diferencia de lo que sucede con la soja".

Esa caída que persiste en el área de gramíneas, remarcó, "es preocupante, por varios factores, por ejemplo por el aporte de carbono que hacen a los campos".

Volviendo al análisis de los márgenes, precisando que hay que tener en cuenta lo que hubiese sucedido si la reciente campaña de cultivos de verano no hubiese sido buena ("con rendimientos en el eje del promedio histórico hubiese sido todo muy complicado"), proyectó de cara a 2017/18 "que los únicos márgenes positivos se ven para soja, sobre todo en el litoral sur, porque en el litoral norte o en el centro los márgenes proyectados no son para nada tentadores, con márgenes negativos en todos los casos para las gramíneas".

Como últimas conclusiones, mencionó que "el escenario del negocio agrícola se sigue complicando, tanto por margen como por sustentabilidad global del sistema", y que "existen productores que logran buenos resultados determinados por sus recursos productivos pero mayormente por aspectos de manejo".
Temas:

Fucrea INIA BID Granos Soja Maíz Sorgo Agricultura

Seguí leyendo

Te Puede Interesar