13 de junio 2024
Dólar
Compra 38,05 Venta 40,45
25 de mayo 2024 - 5:00hs

En este ciclo electoral se habla de potenciales candidatos a vicepresidentes desde antes de las internas, lo cual no solía ser lo usual. De hecho, la discusión sobre quién debe o no ser candidato a vicepresidente nunca fue demasiado determinante en la política uruguaya.

Tal vez bajo el influjo de la última elección, en la que el ahora presidente Luis Lacalle Pou logró un interesante golpe de timón cuando anunció, poco después de ganar la interna, que Beatriz Argimón integraría la fórmula presidencial, ahora se discute sobre potenciales vicepresidentes desde mucho antes de lo que estábamos acostumbrados.

El tema ya apareció hace un tiempo en la interna frenteamplista, donde nadie afirma o desmiente nada, pero en la que pesa la decisión del excandidato Daniel Martínez, que dejó afuera a la segunda más votada en las internas, Carolina Cosse, para realizar algo así como un short list de nombres que terminó con el de una militante del cerno frenteamplista sin visibilidad pública. Eso, antes, tal vez no habría tenido demasiado importancia, pero en una elección general que tanto en 2019 como ahora fue y será muy ajustada, apostar al voto asegurado de los militantes y no al indeciso o al que simplemente va cambiando de partido, no fue una buena decisión.

En contrapartida, Lacalle Pou sorprendió con una fórmula paritaria que nadie veía venir, la mantuvo en estricta reserva y apostó a una mujer con una larga trayectoría de militancia pero también legislativa. No hay datos que permitan asegurar que hubo más o menos votos a Lacalle Pou o a Martínez por sus elecciones de candidatas a la Vicepresidencia, pero estas en sí mismas marcaron un tono que influyó en la imagen de las duplas.

El último capítulo de este tema se dio esta semana, con la discusión, no demasiado discreta, sobre lo que parece ser la nula preferencia del candidato blanco que encabeza las encuesta para la interna. El entorno de Álvaro Delgado no piensa en Laura Raffo como posible vicepresidenta, y el entorno de la precandidata lo sabe.

En una campaña fría tanto de parte de los votantes como de los propios aparatos partidarios, con poco exabruptos en las internas de cada fuerza política, este fue un pequeño apartamiento del guión que vale la pena analizar. En la interna blanca hubo hasta ahora pocos roces, tal vez porque hay un sólo líder claro, el propio presidente, y también porque Delgado le saca –a diferencia de lo que sucede en el Frente Amplio– mucha ventaja a Raffo. Pero esta semana Raffo decidió marcar perfil en un tema que generó críticas desde la oposición: la emisión de un aviso de cuatro minutos en canales nacionales antes de que se abra el período en el que por ley está permitido hacer publicidad en medios tradicionales.

Mientras que muchos nacionalistas lo tildaban de “tema menor”, Raffo declaró a los medios que había llamado a Delgado porque estaba preocupada por la movida y que, aunque había recibido sus explicaciones, seguía preocupada.

Lo dijo con calma y sin agresiones, pero marcó diferencias. Esto sucede casi al mismo tiempo que integrantes del equipo de Delgado y allegados al precandidato, se encargan de decir en voz no tan baja que Raffo no es la elección que más le gusta al ahora secretario de la Presidencia y que debería darse una votación más alta de la que por ahora se prevé para ella, para incluirla en la fórmula.

Desde tiendas de Raffo, en cambio, se ha dejado en claro que aunque en los discursos su objetivo es ganar, en la realidad apunta a integrar la fórmula por ser la segunda más votada. La diferencia que marcó sobre el aviso no le gustó a Delgado, y se lo hizo saber a su colega precandidata, según publicó Búsqueda. Pero la decisión de intentar evitar que sea su compañera de fórmula precede este malestar.

Ante medios de prensa y en San José, Delgado habló de tres variables necesarias para cerrar la dupla. "Lo tercero es que tiene que ser algo que sea motivante, complementario y que además tenga un objetivo. Que es una fórmula complementaria, potente, que cautive, enamore y genere esa esperanza necesaria para ganar en octubre y noviembre", dijo, luego de hablar de poderío de votación y representatividad.

Raffo respondió sin aludir directamente, desde Paysandú, donde dijo que ella vive la política "de una forma diferente". "No hablamos de fórmula, de porcentajes, hablamos de los problemas de la gente. De los problemas que tiene y cómo solucionarlos", señaló. "El 30 de junio los uruguayos y los blancos en particular votarán en la interna y ahí veremos. Ahí sí, porque después de que los uruguayos se expresen con su poder. Tenemos que ver lo que los uruguayos dijeron, lo que los electores blancos dijeron y por supuesto darle a todos nuestros electores una fórmula de unión de todo el partido", afirmó.

Delgado no ha decidido que su fórmula sea sí o sí paritaria, algo que se valoró en la elección que hizo Lacalle Pou, considerando sobre todo que en las listas nacionalistas los primeros puestos casi nunca lo tocan a mujeres y que el gabinete electo, si bien tuvo y tiene presencia femenina, lejos está de ser paritario. Pero ha comentado que le gustaría que lo fuera.

Más de un dirigente de su entorno ha mencionado el nombre de Azucena Arbeleche, actual ministra de Economía, como posible candidata que contaría con el visto bueno de Delgado. La ministra evolucionó en este período desde un perfil netamente técnico, como el que tuvo desde la administración frenteamplista en el Ministerio, a uno más político, con amplia exposición pública y un talante serio, equilibrado, pero siempre firme.

Entre los nombres aparece también el de exministro de Salud Pública, Daniel Salinas, que actualmente no está trabajando en política. La ronda de nombres ya comenzó, y esta semana le tocó al Partido Nacional, lo que no significa que el tema no esté a flor de piel también en el contendiente que compite por la elección nacional.

En el Frente Amplio Yamandú Orsi y Carolina Cosse deberán definir, uno u otro según quien gane en una interna que es más ajustada que la del PN, quién será el candidato/a a vicepresidente. En principio, los dos estarían dispuestos a ser los segundos de la fórmula, al menos según lo que han dicho hasta el momento, con diferentes matices. En el Frente Amplio no hay duda de que la dupla será paritaria. Y si quieren evitar el “camino Martínez”, harían bien en anunciar la fórmula el mismo día de la interna.

Delgado ya anunció que se sabrá quien lo acompañará ese día. Raffo tiene chances pero no tantas como se podía prever hace unos meses. Su equipo lo entiende así y por eso el diputado Sebastián Andújar puso el tema incómodo sobre la mesa, en declaraciones a Búsqueda: “¿Por qué no quieren a Raffo? Es inteligente. Deja todo por el partido. Es mujer. ¿A qué le temen? ¿A su carisma? ¿A su cercanía con la gente?”.

Temas:

Álvaro Delgado Laura Raffo

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos