13 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,00 Venta 41,20
11 de julio 2024 - 10:16hs

Sin referirse directamente al partido, aseguraron que el organismo rector del fútbol latinoamericano "condena enérgicamente cualquier acto de violencia que afecte al fútbol".

"Nuestra labor parte de la convicción de que el fútbol nos conecta y nos une, a través de sus valores positivos. No hay lugar para la intolerancia y la violencia dentro y fuera de la cancha", aseguraron en la misiva.

Finalmente invitaron a que "en los días que quedan" se vuelque toda la pasión en alentar a sus selecciones y tener una "fiesta inolvidable".

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/CopaAmerica/status/1811249664500421022&partner=&hide_thread=false

Lo que pasó y la explicación de José María Giménez

Una vez finalizó el partido y según relatos de los presentes, varios hinchas colombianos se acercaron en avalancha a las familias de los jugadores uruguayos y eso terminó desatando una fuerte disputa que terminó a los golpes.

"Por favor tengan cuidado porque las familias están en las tribunas. Nos hicieron una avalancha a todas nuestras familias", comenzó contando Giménez.

"Esto es un desastre, tuvimos que ir a la tribuna a sacar a nuestros seres queridos, con un bebito recién nacido. Un desastre. No había un solo policía, cayeron a la media hora. Un desastre, nosotros ahí dando la cara por los nuestros", agregó.

"Ojalá que los que están organizando esto, tengan un poco más de cuidado con la gente, con la familia, con los alrededores del estadio, porque todos los partidos pasa lo mismo. Nuestras familias están sufriendo por culpa de dos o tres que se toman unos traguitos de alcohol y no saben tomar, que se comportan como unos niños y no se comportan en forma decente. Es un desastre", cerró el central uruguayo.

Los hechos duraron por lo menos unos 10 minutos, porque comenzó tras el término del partido, y lo peor se vio en los primeros 5 minutos.

Tras lo que pasó a la medianoche, se fueron los últimos tres jugadores que estaban solos en el banco de suplentes que eran Sergio Rochet, Sebastián Mele y Mathías Olivera, quienes esperaban que se recuperara una persona que se la llevaron por un rincón en silla de ruedas.

Mientras tanto, las familias continuaron durante un largo rato en el lado opuesto a esta tribuna principal en la que se dieron todos los incidentes, hasta que pudieron irse.

Temas:

pelea Conmebol José María Giménez Fútbol

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos