Nacional > Paola Fiege

"A mis nenes los filmaron, les sacaron el pasaporte y ningún asistente social preguntó por ellos"

La pareja del sindicalista argentino Marelo Balcedo dijo: "Me extorsionan diciendo que si quiero verlos me tengo quedeclarar culpable"

Tiempo de lectura: -'

07 de marzo de 2018 a las 05:00

El Instituto de Rehabilitación número 5, la cárcel de mujeres, luce prolija comparada con otras cárceles. Pero no deja de ser una cárcel. Ante la presencia de periodistas las reclusas gritan, se hace imposible entablar una conversación en la sala de visitas. "Esto no es nada, hay días que es una locura de gritos", dice Paola Fiege, pareja del sindicalista Marcelo Balcedo, que también está preso por presunto lavado de dinero, entre otros delitos, y a la espera de un pedido de extradición de Argentina que se resolverá este miércoles. Fiege tiene una obsesión: que le den la prisión domiciliaria para estar con sus hijos e insiste en que sus derechos han sido violentados en este proceso que llevó a su detención.

¿Cuánto hace que se conocen con Balcedo?
Más o menos 15 años.

¿Y tienen tres hijos?
Sí. De 10, 4 y 2 años.

¿Y cuándo llegaron a Uruguay?
En octubre de 2007.

Decía que cuando lo conoció él ya era un hombre adinerado ¿Producto de qué?
Y de sus negocios. Siempre fue un empresario exitoso, muy reconocido en la sociedad platense. Tiene una radio y un diario.

¿Cuál es el sentido de que un hombre de tanto dinero participe del sindicato de la minoridad?
Sinceramente no sé.

Cuando la Policía allanó la casa de Playa Verde encontró como 14 autos, ¿cómo llegaron al país?
Por Buquebus.

¿Y los animales, las llamas?
Las compré, tengo los papeles, creo que vinieron de Chile, me gustan mucho los animales. En Uruguay hay un montón de llamas, en el colegio de mis hijos tienen, no soy la única que tiene.

Y las propiedades que tienen acá ¿las inmobiliarias les hicieron controles, les pidieron documentación de dónde venía el dinero?
La verdad que en esas negociaciones no estuve, están a mi nombre pero nada más.

En la casa encontraron US$ 800 mil, ¿ese dinero lo sacaron del banco?
No sé.

Pasaban cosas en su casa que usted no sabía.
Mi marido traía y para nosotros era lo normal tener dinero en la casa. Teníamos dinero guardado por si teníamos alguna enfermedad y siempre se guardó por si le pasaba a los niños.

Pero sí sabe que tienen cuentas bancarias en Uruguay.
Sí, obvio.
Me extorsionan diciendo que si quiero verlos me tengo que declarar culpable
¿Y ahí no sabe qué tipo de controles hubo al abrir esas cuentas?
Los controles normales. Nosotros no teníamos nada que esconder. No es de un día para otro que cambió. Fue siempre adinerado, yo no era conocida.

¿Puede entender que cuando va a un juzgado y un juez pregunta por la plata, los negocios de su marido y responde yo no sé, se presta a suspicacias?
Se van a demostrar las cosas en la Justicia. Lo que quiero decir es que a mí me están diciendo culpable cuando todas las personas son inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Ponés radio, o televisión y todos dicen que somos culpables, pero no tenemos un juicio. Estamos siendo investigados en Argentina y en Uruguay.

Ustedes tienen reparos y quejas por el trato judicial en Uruguay pero ustedes venían con problemas judiciales de Argentina...
Con el tema de los medios, que es una pelea de hace tiempo. Dos diarios, Clarín y el diario Hoy que eran contra los K. En ese momento se hicieron denuncias periodísticas contra los K y se lo tomaron personal. Se denunció el plan cunitas en el que el hermano del juez (Ernesto) Kreplak, Nicolás, está por ir a juicio oral.

Ustedes dicen que el diario de Balcedo investigó el asunto y ahora se quiere tomar venganza.
Exacto. Están las pruebas de lo que está haciendo el juez. Teníamos las denuncias mucho antes de que él tomara la causa. Era una causa para estar cerrada y él sin tener (pruebas) se metió igual. A mí nunca me llamaron a declarar y la causa empezó en 2015. El 24 de diciembre, cuando estaba armando el arbolito con mis hijos él manda el alerta roja. Levantó la feria para decir que estábamos prófugos y nunca fue así. Montó este circo en el que ponés un canal argentino y somos culpables. ¿Culpables de qué somos?


Genera suspicacias de que con un diario y una radio tengan 39 propiedades y todos los bienes...
Ya te digo esto no es de ahora.

Sí pero usted es consciente de que una radio y un diario no son empresas que den como para vivir así.
No lo sé. Para mí puede ser. Sino Clarín no sería lo que es.

No puede comparar Clarín con un diario provincial.
Imaginate lo que deben tener.

¿Son 39 las propiedades que tienen allá?
No sé, ya te digo, sé las que tenemos acá.

Dos y una radio, que ¿de quién es?
De una persona que se verá en el juicio.
En el juicio cuando pedía para estar con mis hijos, la fiscal aplaudía, con otra fiscal aplaudía por abajo de la mesa porque no me dejaban estar con mis hijos. Ese día el 22 le dije a Morosoli si me iba a pedir disculpas porque fue machista y nadie salió a decir nada. Las feministas están con la violencia de género pero nadie salió a decir nada.
¿Por qué piensa que renunciaron dos abogados a defenderlos?
Por diferencias insalvables como dijeron ellos.

Tengo entendido de que ellos querían que ustedes reconocieran algo para poder negociar la libertad o una pena menor.
A mí desde la detención, el día 13, que imagino que no podían ver todas las pruebas que había, me empezaron a decir 'para estar con tus hijos tenés que arreglar". Y lo han demostrado, sigo presa y pedí un montón de veces la prisión domiciliaria y dicen que tengo riesgo de fuga. Hace 13 años que llevo viviendo acá, pagué un año adelantado el colegio de mis hijos, que tienen vida social acá. Lo único que quiero es estar con mis hijos.

Ustedes tienen todo embargado y me dice que Interpol va a contar ovejas.
Sí Interpol va a casa a contar ovejas, según me cuenta la poca gente que me queda porque al tener todo congelado vivimos de la caridad. Cuando estás en la mala la gente desparece por miedo. Las niñeras renunciaron porque Interpol les paraba la camioneta el día que tenían libre, hostigándolas. Me pareció muy bajo.

¿Por qué no vienen sus hijos a la visita?
Cuando ingresé a la cárcel me hicieron desnudar toda, abrir las piernas, agacharme todo eso delante de un hombre. Me sentí violada. Era un médico creo y una policía. Si bien entiendo que hay otras mujeres que traen a sus hijos, me parece doloroso que sufran eso, me parece lastimarlos.
A mis nenes los filmaron, les sacaron el pasaporte y ningún asistente social preguntó por ellos
Hay un informe pericial que habla del sufrimiento de sus hijos, ¿qué significa eso?
Imagínese que estuve siempre con mis hijos, Las niñeras no le pueden dar el amor de madre o la teta, eso según el fiscal una niñera lo puede cubrir. Están deprimidos, la nena hizo un retroceso. Luego lo que se supo que la nena de dos años la picó una víbora, la jueza dio orden de que me trasladaran un miércoles a la noche, hasta el sábado, se cumplió solo el viernes una hora, que me trataron como una asesina, con cinco camionetas y personas armadas. Fui a ver a mi hija y había nueve o 10 policías y la nena en ropa interior la filmaron todo el tiempo, no se corrían de la puerta y la nena asustada. El INR desobedeció lo que decidió la jueza y nadie hizo nada, porque me tenían que llevar jueves, viernes y sábado y me llevaron una hora. Yo estoy dispuesta a que me pongan 50 policías alrededor, quiero estar con mis hijos. Se supone que el Estado se tiene que encargar del bien mayor que son los niños y desde el día 13 me está diciendo que si no me declaro culpable no voy a ver a mis hijos. A mis hijos le secuestraron los documentos. A mi hermana la secuestraron el documento. No tiene causa y se quedaron con el documento.

Ví otras cárceles en Uruguay y esta está en buenas condiciones pero usted denunció su situación.
Me tenían en una celda abajo y ahí vi de todo. Para ninguna presa o ningún policía es digno esto. No sé como son otras cárceles. Cualquier persona de bien, que maneja y tiene un accidente puede terminar acá. Para ella es terrible esto, indigno, inhumano. Está lleno de ratas. Vi ratas comer de la comida de los policías y los operadores. Luego la gente venía y se servía de la comida. Un día explotó un desagüe y bajó materia fecal de tres pisos y me dijeron que no se podía. Un día y medio estuvimos así. Me empezaron a hacer reprimendas. No tengo baño, hago en un balde, como otras presas. Tienen dos policías para cinco pisos. Las presas tienen necesidades y no se puede cubrir todo.

Ante la ignorancia que usted tiene sobre cosas que pasaban en su casa ¿existe la posibilidad de que haya ignorado cosas que no fueran legales?
Que yo sepa no. Confío en mi marido. Si me dice firma acá yo firmo, no tengo por qué desconfiar. Ahora en Argentina no existe la corrupción dice la Cancillería, entonces Macri, y todos los opositores son unos mentirosos, diciendo por años que eran corruptos y ahora no hay corrupción. No somos culpables de nada y en el juicio mostraremos las pruebas. Yo tuve una reunión privada con el fiscal al que le dije si me iba a pedir disculpas por lo que había dicho que era mala madre. Ninguna mujer puede tener niñera porque es mala madre. Dice que lo dijo la otra fiscal. Yo le dije que no, que se lo sopló y él lo dijo. En el juicio cuando pedía para estar con mis hijos, la fiscal aplaudía, con otra fiscal aplaudía por abajo de la mesa porque no me dejaban estar con mis hijos. Ese día el 22 le dije a Morosoli si me iba a pedir disculpas porque fue machista y nadie salió a decir nada. Las feministas están con la violencia de género pero nadie salió a decir nada. Cuando fueron a detenernos a casa, tuvieron a los nenes encerrados horas en una habitación,yo pedía que les dieran de comer. Cuando les pregunto si era normal que incautaran cosas me dijeron que hacían lo que querían.

Comentarios