Estilo de vida > Rusia 2018

¿Cómo manejan escuelas y colegios la ansiedad que despierta el Mundial en los niños?

Escuelas y colegios alientan a la celeste y se nutren del fenómeno mundialista para abordar diversos proyectos educativos

Tiempo de lectura: -'

14 de junio de 2018 a las 05:00

El éxito de la selección uruguaya de fútbol en Sudáfrica 2010 fue cuna de una nueva generación de niños y jóvenes que creció con su país como potencia futbolística. Por ende la llegada del Mundial de Rusia implica la exacerbación de las más latentes ansiedades y expectativas en los más pequeños. Pero, ¿qué pasa cuando la garra charrúa pisa la cancha en horarios de clase?

En esta oportunidad, los partidos que disputa el equipo celeste son en la mañana, cuando los centros educativos están en plena actividad. Esto, lejos de ser un obstáculo, es motivo de festejo para que estudiantes y funcionarios puedan vivir al unísono el campeonato. Pantallas gigantes que pasaran el partido en vivo, decoración por doquier, proyectos en todas las materias y "mundialitos" propios, son algunas de las iniciativas que han llevado a cabo las instituciones para encarar estos días.

Ubicada en el barrio La Comercial –con un mural en honor a su ex alumno Luis Suárez– se encuentra la escuela 45°. Desde los valores del trabajo en equipo, las artes plásticas, lo culinario y el deporte, la institución se sirve de la temática de Rusia 2017 para trabajar en diversas áreas del conocimiento con sus alumnos. Con la consigna de llevar algún detalle decorativo en apoyo a la selección, los partidos se verán en su salón de actos y seguro serán guiados con el fervor correspondiente al sentido de pertenencia que asumen con la imagen del popular delantero.

Estudiantes y familiares de las escuelas N°377 de Nuevo Paris, N°149 del Cerro y N°188 de Las Torres, podrán ver los tres partidos de Uruguay en la primera fase por una pantalla gigante que colocará el municipio A con apoyo de ANTEL.

Los días previos al acontecimiento también se disfrutaron en escuelas como la N° 160 de Malvín Norte que, con una inauguración propia con desfile de países, concurso de mascotas y diversos desafíos, vivió su propio "Mundialito".

Gabriela Salsamendi, integrante del Departamento de Evaluación de Aprendizajes de ANEP, dijo a El Observador que las escuelas se han servido del Mundial como hilo conductor de actividades entre las que destaca, la evaluación en línea SEA donde los alumnos trabajan por ejemplo; conceptos de geometría, con la excusa de medir las canchas; o nociones de alimentación saludable, bajo el análisis de lo qué come un jugador durante la competición. En ese sentido, el fútbol es un insumo para que maestros puedan abordar los contenidos de sus cursos con un manto de motivación.

En tanto los docentes del colegio Harwood School ubicado Carrasco Norte, tienen como uno de sus objetivos "utilizar esta temática para resaltar los valores que el fenómeno implica, enriquecer sentimientos y emociones hacia el país y reforzar el concepto de nación", según dijo a El Observador la directora de la institución, Rosario Fernández.

El Harwood invita a todos sus alumnos y funcionarios a mirar todos los partidos de Uruguay en una pantalla gigante, con caras pintadas y decoración acorde.

Otros colegios como el Santa Elena y Los Maristas, también tienen previsto ver los partidos. En el caso del segundo, se envió un comunicado a los padres para que no dejaran de llevar a sus hijos al colegio porque desde allí, se alentaría a la celeste.

Los universitarios también tienen un changüí

"Es evidente que el deporte en general, y especialmente el fútbol, es un elemento que nos define como uruguayos, y que tiene la virtud de crear un sentimiento común de unidad que es poco común en nuestros días." expresa en comunicado a sus alumnos, la Universidad Católica de Uruguay, que se hace eco de la realidad del país e invita a su comunidad universitaria a ver los partidos en distintos puntos de sus establecimientos y suspende las clases en los horarios correspondientes.

En la Universidad ORT, en tanto, se darán clases de forma regular.

En la UdelaR, si bien no hay resoluciones oficiales, docentes de distintas facultades optaron por suspender el dictado de sus materias de corresponderse con los partidos.

Comentarios