25 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
1 de diciembre 2014 - 0:13hs

A las 22.15 horas del domingo los miles de frenteamplistas que fueron hasta 18 de Julio y Barrios Amorín escucharon lo que hace un mes sabían que sucedería. Ante los militantes que se sentían ganadores de antemano, y que vivieron el triunfo con menos euforia que cuando en el primera vuelta alcanzaron, sin esperarla, la mayoría parlamentaria, el presidente electo, Tabaré Vázquez, cumplió con lo que prometió durante toda la campaña y exclamó: “¡Festejen uruguayos, festejen!”.

Para los dirigentes del Frente Amplio (FA), la clave del triunfo estuvo en la diferencia de entre 12 y 13 puntos. Además de ser el segundo uruguayo en ocupar dos veces la Presidencia tras ser electo por voto directo, Vázquez fue el presidente más votado en los últimos 70 años considerando los votos válidos.

La cúpula oficialista advierte que el margen le da legitimidad a la victoria y le permite a Vázquez comenzar su segundo mandato con una base de apoyo que respaldará la luna de miel que tienen todos los mandatarios que asumen el cargo. “El respaldo es muy fuerte. Hay muchos ciudadanos de otros partidos que apoyaron y se los agradezco infinitamente”, dijo a El Observador la senadora Lucía Topolanksy, referente del sector más votado del oficialismo, el Movimiento de Participación Popular.

Más noticias

El festejo en filas de la izquierda fue mucho más intenso el 26 de octubre que ayer. Ese día los frenteamplistas temían un escenario pesimista tras recibir durante toda la jornada sondeos de opinión pública desfavorables. Ayer, la única duda era cuál sería la diferencia entre ambas fórmulas y eso se reflejó en el clima que se vivía en el comando ubicado en el hotel Four Points (ver página 15).

A las 20:30, cuando las encuestadoras confirmaron lo que todos sabían, apenas hubo algunos aplausos. Mientras en una habitación del hotel José Mujica y Tabaré Vázquez daban inicio simbólico a lo que será la transición, abajo los dirigentes festejaban aunque sin gran euforia. La diputada el MPP, Susana Pereira, alentaba a sus compañeros a cantar a capella el jingle del Frente Amplio pero nunca los entusiasmó por más de 20 segundos. Luego eso fue solucionado con la llegada de la música.

Mujica abandonó el comando en momentos en que Vázquez aparecía para dar su primer discurso público como presidente electo, con un tono de apertura y diálogo hacia sus adversarios políticos y otros actores sociales.

La imagen que buscó proyectar estuvo en sintonía con su discurso. Luego de la primera vuelta, Vázquez apareció en mangas de camisa, pero ayer volvió a lucir saco y corbata. Además, leyó detenidamente su discurso escrito en una prolija hoja de computadora en la que tenía fragmentos destacados con letra en negrita.

En el comando del Frente Amplio continuarán trabajando a partir de hoy en la planificación del próximo gobierno. Esta semana, Vázquez proyecta definir su equipo de gobierno. Según informó Búsqueda la semana pasada, el presidente electo realizará anuncios ministeriales el jueves.

En tanto, fuentes del comando dijeron a El Observador que Vázquez proyecta reunirse con los líderes de la oposición en el correr de este mes.

“En los próximos días ajustaremos los detalles y formalizaremos la convocatoria. Desde ya están convocados todos a un diálogo que queremos que sea sin prejuicios pero con lealtad, que arribe efectivamente a decisiones concretas y sustentables”, sostuvo Vázquez y enumeró los temas que pretende abordar: seguridad, educación, salud, vivienda, infraestructura, protección social, innovación, medioambiente y trabajo”. Prometió que no va a ignorar “a nadie” y buscará abarcar a todos “porque eso es el alma de la democracia”.

Justamente el trabajo fue uno de los últimos temas que nombró. Vázquez ha contado varias veces que cuando compitió por la Presidencia en 2004 la gente lo que más le pedía era trabajo, pero eso cambió y hoy la mayor preocupación de los uruguayos es la sociedad.

Ayer, Vázquez hizo referencia a los cambios que hubo en el país desde la llegada de la izquierda al gobierno. “Nuestro gobierno no será fin ni principio de ninguna trayectoria. Será una etapa más. Pero no será más de lo mismo, porque el Uruguay de hoy no es el del año 2005 ni el del año 2010. No es perfecto ni lo será, pero es cada día mejor y puede mejorar más aún”, sostuvo y lanzó un gran objetivo de cara a su segundo mandato como presidente. “En la sociedad puede haber asimetrías, pero no puede haber asimetrías en los derechos de la gente ante la ley y ante la vida”.

Vázquez saludó a Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga “y a todos los ciudadanos que apoyaron a la fórmula presidencial del Partido Nacional”.

Más tarde, se trasladó hasta la avenida 18 de julio donde lo esperaban miles de frenteamplistas para festejar la llegada el poder de la izquierda por tercera vez.

Temas:

Decisión 2014

Seguí leyendo

Te Puede Interesar