Estilo de vida > polémica tapa

¿Es la portada de Vogue con Kamala Harris en championes una falta de respeto?

La vicepresidenta electa de Estados Unidos, Kamala Harris, fue escogida por la revista de moda Vogue para su tapa de febrero, pero su vestuario y las imágenes encendieron el debate

La tapa de la edición impresa de Vogue con Kamala Harris vistiendo championes negros

Tiempo de lectura: -'

12 de enero de 2021 a las 18:55

La revista Vogue publicó el domingo su portada de febrero, protagonizada por la vicepresidenta electa de Estados Unidos, Kamala Harris, que el próximo 20 de enero se convertirá en la primera mujer en ocupar ese puesto en la historia de ese país. Vogue, una de las revistas de mayor reputación e importancia en la escena de la moda, hizo el anuncio y junto a él difundió la extensa entrevista a la compañera de fórmula de Joe Biden, así como las dos versiones de la portada: la de la edición física y otra exclusiva para la edición digital.

Las dos tienen un estilo similar. En la portada de la edición física, Harris aparece de de pie en un set de telas rosadas con grandes pliegues sobre un fondo verde, vistiendo pantalón, una blusa y saco. Se nota en la imagen su calzado, un par de championes Converse negros. Es parte de una serie tomada por el fotógrafo afroestadounidense Tyler Mitchell, quien había fotografiado en 2018 a Beyoncé para la cubierta de la revista.

En la portada digital, Kamala Harris viste un traje celeste y no se le ven los pies

La aparición de las imágenes desató una polémica entre quienes consideraron que era un look demasiado informal para una gobernante, y quienes consideraron que la imagen había sido retocada para que la piel de Harris apareciera más blanca. Según CNN, fuentes del equipo de la vicepresidenta electa se mostraron molestas con la elección de tapa de la revista, sobre todo por la imagen que muestra los championes, y aseguraron que de su parte no habían aprobado la imagen, sino que fue una decisión exclusiva de la revista. La intención era que la segunda imagen, en la que viste un traje azul sobre fondo dorado, fuera la portada, y la otra fotografía fuera usada en el interior de la publicación.

Pero entonces, ¿es una foto de portada de Vogue con Kamala Harris en championes una falta de respeto hacia la primera mujer negra en ser elegida vicepresidenta de Estados Unidos? La polémica llevó a la influyente jefa de la revista, Anna Wintour, a asegurar este martes que nunca quiso restar importancia a su "increíble victoria".

"Obviamente hemos escuchado y entendido la reacción a la portada impresa y solo quiero reiterar que no fue en absoluto nuestra intención, de ninguna manera, restar importancia a la increíble victoria de la vicepresidenta electa", dijo Wintour a la reportera del New York Times Kara Swisher.

La periodista –que dirige el podcast Sway, dedicado a personalidades de poder– también difundió este martes una inusual entrevista con Wintour realizada antes de la polémica, en la que la alta ejecutiva del grupo editorial Condé Nast describió la portada como "alegre y optimista".

"No puedo imaginarme a nadie viendo en esta portada otra cosa que no sea eso, la imagen de una mujer en pleno dominio de sus facultades que, junto con el presidente electo, le dará a este país el liderazgo que necesita", sostuvo. "Para mí, es una afirmación muy importante y positiva sobre las mujeres y las mujeres en el poder". 

Además, la revista publicó un comunicado con su defensa. "Amamos las imágenes que Tyler Mitchell tomó y sentimos que la imagen más informal capturaba la naturaleza auténtica y accesible de la vicepresidenta electa Harris, que sentimos es uno de los sellos distintivos de la administración de Biden y Harris", comentó la publicación.

Con respecto a los discutidos colores de fondo de la portada (verde y rosado), la revista explicó que son de la fraternidad universitaria Alpha Kappa Alpha, la primera organización de ese tipo centrada en la membresía de mujeres afroamericanas, de la que Harris fue parte en sus años en la universidad Howard. Y en el texto del artículo de la revista, se explica que todas las decisiones de vestuario fueron de la vicepresidenta electa.

Es que Harris se ha mostrado en actos y eventos con calzado del mismo tipo con el que aparece en Vogue, al punto que se han convertido en una de sus marcas registradas. La publicación negó también que se hayan utilizado herramientas de retoque digital para alterar el tono de piel de la política estadounidense.

Mea culpa

Wintour, que tiene reputación de ser una mujer fría, ya había sido acusada, durante las grandes protestas de Black Lives Matter el verano boreal pasado, de no dar suficiente espacio a los estilistas o fotógrafos negros en la revista.

Incluso circularon rumores de renuncia de quien la revista Forbes presentó en 2017 como la mujer más poderosa del mundo de la industria de los medios y el entretenimiento.

Pero la septuagenaria de origen británico se mantuvo al frente tras declarar que asumía "toda la responsabilidad" por sus "errores" y pedir disculpas por "no haber hecho más" por sus colaboradores negros.

En la entrevista con Sway, asegura que ese episodio tenso había sido "fructífero", y afirmó que había comprendido que "no escuchaba o no escuchaba lo suficiente". "En una empresa, hay que escuchar a todos, todas las voces, y asegurarse de que las personas se sientan libres de hablar cuando lo consideren necesario", afirmó.

(El Observador y AFP)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...