Mundo > chalecos

"La gran marcha de los heridos": los "chalecos amarillos" volvieron a la calle en París

Protestaron una vez más contra la violencia policial; hubo nuevos incidentes

Tiempo de lectura: -'

02 de febrero de 2019 a las 17:33

Los "chalecos amarillos" volvieron a las calles por duodécimo sábado consecutivo en toda Francia con una manifestación en París dedicada a denunciar la violencia policial, que se saldó al final con nuevos incidentes.

La capital francesa fue el marco para la "gran marcha de los heridos", dos meses y medio después de que comenzaran las protestas contra la política social y fiscal del gobierno.

Los manifestantes buscaban protestar además contra el uso por la fuerzas de seguridad de los LBD, 'lanzador de bolas de defensa', cuya utilización provocó graves heridas.

Unas 13.800 personas manifestaron en París detrás de carteles reclamando la prohibición de las granadas de estruendo y los LBD. La cifra la comunicó la empresa Occurence, contratada por un grupo de medios para tal efecto, entre ellos AFP. Según las autoridades fueron 10.500 los manifestantes en la capital.

El sábado anterior las autoridades contaron unas 4.000 personas en la manifestación.

En total, 58.600 personas manifestaron en todo el país, según el ministerio de Interior, menos que las 69.000 del sábado anterior.

Estas cifras son cuestionadas por los "chalecos amarillos" que acusan al gobierno de manipulación.

Al llegar los manifestantes en París al destino de la manifestación declarada, en la Plaza de la República, se registraron algunos incidentes con la policía, constató AFP.

Según un grupo autodenominado "Desarmémosles", 20 personas han sufrido heridas oculares desde el 17 de noviembre por el uso de las LBD. Los "chalecos amarillos" también protestan por el uso de granadas ensordecedoras.

"Es intolerable, inaceptable. Son heridas que mutilan, que destruyen vidas, a pesar de que somos pacifistas" explicó Antonio, uno de los convocantes de la marcha de París, que se presentó también como víctima de una granada ensordecedora.

Las armas con proyectiles de goma ya fueron utilizadas más de 9.200 veces desde que empezaron las protestas, y su utilización contra los manifestantes provocó graves heridas, incluyendo las sufridas por Jérôme Rodrigues, un miembro destacado de los "chalecos amarillos".

Rodrigues era uno de los manifestantes que encabezaba la marcha este sábado, y fue ovacionado al ser reconocido en la multitud. 

El Consejo de Estado, la máxima jurisdicción administrativa francesa, dictaminó sin embargo el viernes que el uso de armas que lanzan proyectiles de goma (LBD, en francés) para dispersar a los manifestantes es legal.

"Abusos"

En respuesta se organizó un llamamiento en las redes sociales para que la nueva protesta de los "chalecos amarillos", un movimiento heterogéneo contra la política económica y social del gobierno de Emmanuel Macron, se basara esta vez en la "violencia policial".

"Para acabar con la fuerza desmesurada que impone el gobierno para hacer callar la protesta", se instó a los manifestantes a acudir con "parches en un ojo, vendas, pintar de rojo los chalecos amarillos como si fuera sangre", según mensajes lanzados en Facebook.

Ante la controversia, el ministro de Interior admitió el viernes que este arma, llamada intermediaria, podía "herir" y prometió sancionar los "abusos" pero defendió su uso "para hacer frente a los alborotadores". 

"Si no hubiera tiendas saqueadas, barricadas, coches incendiados, edificios públicos destrozados [...], si se respetara la ley, simplemente, no habría heridos", consideró el ministro de Interior, Christophe Castaner, prometiendo un dispositivo policial "potente" para este sábado.

La Inspección General de la Policía Nacional (IGPN) abrió 116 investigaciones, según una fuente policial, diez de las cuales sobre heridas graves en los ojos. En total, las autoridades registraron más de 1.900 heridos entre los manifestantes y más de 1.200 entre las fuerzas de seguridad. 

En Burdeos (suroeste), una ciudad en donde el movimiento de protesta es muy fuerte, se registraron incidentes. En Nantes (oeste), dos policías resultaron heridos en incidentes registrados durante la protesta.

El sábado, los "chalecos amarillos" convocaron a manifestar masivamente en Valence (sureste) en donde se adoptaron medidas de seguridad excepcionales y en donde se cerraron la mayoría de los comercios.

El presidente Emmanuel Macron acudió a esa localidad la semana pasada para el "gran debate nacional", una consulta lanzada por el gobierno con la esperanza de calmar la crisis, pero que numerosos manifestantes consideran pensada para enterrar sus reivindicaciones. 

También se registraron incidentes en Morlaix (oeste) o en Nancy y en Estrasburgo (este).

 

AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...