Cargando...
El intendente de Durazno y presidente del Congreso de Intendentes adelantó que planteará a la Mesa del organismo llevar "un estudio más profundo" sobre las cifras presentadas

Nacional > CONGRESO DE INTENDENTES

"Los números están un poco inflados", dijo Vidalín sobre gastos rendidos por once intendencias

El intendente de Durazno y presidente del Congreso de Intendentes adelantó que planteará a la Mesa del organismo llevar "un estudio más profundo" sobre las cifras presentadas

Tiempo de lectura: -'

22 de marzo de 2021 a las 05:01

El intendente de Durazno y presidente del Congreso de Intendentes, Carmelo Vidalín, consideró que los gastos rendidos por once intendencias al Poder Ejecutivo para ser contempladas en el Fondo Coronavirus "no se ajustan a la realidad" y "están un poco inflados".

En diálogo con El Observador, el jerarca adelantó que planteará a la Mesa del Congreso —integrada por el jefe comunal salteño, Andrés Lima, y el riverense Richard Sander— la necesidad de realizar "un estudio más profundo" de los gastos declarados por las comunas.

Uno de los argumentos esgrimidos por el duraznense es que una parte importante de las cifras se compone de los ingresos perdidos o diferidos por las intendencias durante el 2020, que fue un año electoral. "La gente en un año de elecciones (departamentales) no paga y se deja estar, porque después llega un nuevo gobierno y se le refinancia", afirmó Vidalín.

El jueves pasado el intendente salteño Andrés Lima elevó una carta al secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, acreditando los gastos en que incurrieron las intendencias durante la emergencia sanitaria. "Un número importante es la pérdida de ingresos", había declarado el jerarca frenteamplista.

De la recopilación enviada surge un total de $ 2.706 millones (US$ 66,4 millones, al dólar promedio de marzo a diciembre) de ingresos perdidos o diferidos. La suma es casi el triple de los egresos extraordinarios en que las comunas incurrieron para hacer frente a la pandemia: $ 947,7 millones (US$ 23,2 millones). 

"Uno y otro efecto han generado una diferencia, en las estructuras de financiamiento de las Intendencias de $ 3.661.899.059, lo que significa aproximadamente el 7% los egresos habituales", expone la misiva del vicepresidente del Congreso de Intendentes.

El pedido de que las comunas fueran contempladas en el Fondo Coronavirus fue realizado inicialmente por el salteño cuando la Mesa se reunió en Torre Ejecutiva con el presidente Luis Lacalle Pou y Álvaro Delgado. El mandatario les pidió más información, y a mediados de febrero el Congreso aprobó que cada intendencia rindiera sus gastos en pandemia para presentarlos en el próximo plenario, que tendrá lugar este jueves 25, al que asistirá Lacalle Pou.

"Contestaron solo once", remarcó Vidalín; la suya fue una de las que no respondió, dado que a su entender Durazno "no necesita del Fondo Coronavirus". Rivera —cuyo intendente es segundo vicepresidente en la Mesa que preside el Congreso— sí lo hizo, aunque envió sus gastos de forma directa a Presidencia, en lugar de sumar a la recopilación anunciada públicamente por Lima.

La Mesa del Congreso de Intendentes está compuesta por Carmelo Vidalín como presidente, el salteño Andrés Lima como primer vicepresidente y el riverense Richard Sander como segundo vicepresidente

Otro de los aspectos señalados por el intendente duraznense son los montos globales presentados.

Del total de US$ 23 millones anunciados de egresos extraordinarios entre las once intendencias, Montevideo y Canelones suponen casi el 70% por sí solos, según surge de las planillas elevadas al Congreso de Intendentes a las que accedió El Observador

A continuación, un repaso de lo declarado por las once comunas:

Montevideo

La comuna capitalina declaró egresos extraordinarios por $ 439 millones, casi todos incurridos por la gestión de Christian Di Candia. Un 82% de ese monto se constituye con el rubro "locomoción" de noviembre y diciembre, que corresponde a un subsidio al transporte mediante un crédito del BROU aprobado el año pasado.

De la recopilación presentada por Lima, la suma más cuantiosa —42%— corresponde a "otros apoyos", dentro de lo que se abarca la locomoción. El grueso de esa cifra se explica por el subsidio extraordinario de la IMM al transporte. Quiere decir que este gasto de la comuna capitalina explica por sí solo el 38% de los egresos extraordinarios totales declarados entre las once intendencias al Poder Ejecutivo.

También hay por encima de $ 40 millones correspondientes al plan de trabajos temporales impulsado por Di Candia. 

Por otro lado, la IMM perdió o difirió ingresos por $ 1.892.216.140 (US$ 46,4 millones). A pesar de que no ser de los más significativos en las arcas municipales, los ingresos percibidos de comercios cayeron casi un 38% respecto a lo que habían previsto en un comienzo, de acuerdo a las cifras procesadas por El Observador.

La administración de Carolina Cosse destinará este año casi $ 1.700 millones a atender la pandemia, de acuerdo a los montos declarados.

Canelones

La comuna canaria declara haber perdido o diferido ingresos por $ 242 millones (US$ 5,9 millones).

La administración de Yamandú Orsi destinó otros $ 207 millones (US$ 5 millones) para atender la pandemia, buena parte de los cuales (78%) fueron apoyos a la alimentación. Entre ellos se incluyen $ 16 millones aportados a ollas populares, $ 24 millones para la Tarjeta Mil Días —apoyos para familias egresadas de Uruguay Crece Contigo—, y poco más de un tercio para los comedores municipales.

Entre los egresos extraordinarios se distinguen $ 24 millones para horas extra y más de $ 2 millones para campaña de comunicación.

El Congreso de Intendentes en plenario con las autoridades anteriores

Maldonado

La intendencia fernandina declara egresos extraordinarios por $ 182,6 millones de marzo a diciembre (US$ 4,5 millones). Más de la mitad de ello correspondió a apoyos en alimentación, entre aportes a canastas, ollas solidarias y comedores. Se distinguen además $ 33 millones para programas de Jornales Solidarios y $ 4,5 millones para campaña de comunicación.

De marzo a diciembre perdió o difirió ingresos por $ 248 millones (US$ 6 millones). Donde más perdió fue en los ingresos comerciales, de los que percibió $64,5 millones menos, poco más de la mitad de lo que había previsto captar. 

Flores

La comuna floresina declara egresos extraordinarios por $ 7,8 millones (US$ 191 mil). Buena parte de ello se explica por apoyos en alimentación, destinados en especial a los comedores municipales. Esta intendencia también aporto para que personas sin hogar pudieran alquilar.

De marzo a diciembre perdió o difirió ingresos por $ 7 millones (US$ 171 mil), aunque la caída en los cobros respecto a lo previsto se dio solo en los primeros cuatro meses de la pandemia. Desde julio esta intendencia no tuvo números en rojo respecto a lo que tenía previsto percibir.

Cerro Largo

La comuna arachana presentó egresos extraordinarios por $ 149 millones (US$ 3,6 millones), con poco menos de la mitad de ello dedicado a apoyos alimenticios, en especial en refuerzos a los comedores municipales. Una parte importante ($ 46 millones) de lo declarado corresponde a programas de jornales solidarios para apoyar en materia laboral. 

Esta intendencia declara haber dejado de percibir $ 58 millones (US$ 1,4 millones) de marzo a diciembre. Una parte importante se explica por la caída en ingresos provenientes de los hogares urbanos del departamento.

Río Negro

Esta comuna destinó $ 28,4 millones (US$ 696 mil) para atender la pandemia. Casi la mitad de ello fue con apoyos al trabajo mediante jornales solidarios. Además, declara haber dejado de percibir $49,4 millones (US$ 1,2 millones).

Salto

La intendencia salteña declara haber destinado $ 46,5 millones (US$ 1,1 millones) para atender las consecuencias de la pandemia. Poco menos de un tercio de ello corresponde al rubro locomoción. Salto aportó, entre otros, $ 3 millones a ollas solidarias y gastó $ 12 millones en productos de desinfección.

La comuna encabezada por Andrés Lima declara haber perdido o diferido ingresos por $ 303,5 millones (US$ 7,4 millones), lo que implica un tercio de lo que había proyectado percibir de marzo a diciembre, según los números procesados por El Observador.

Soriano

Destinó $ 50,2 millones (US$ 1,2 millones) para atender la pandemia, la mayor parte de los cuales fueron apoyos en alimentación mediante canastas. Declara a su vez haber perdido o diferido ingresos por $ 103,5 millones (US$ 2,5 millones). 

Tacuarembó

Esta comuna volcó $ 22,3 millones (US$ 548 mil), casi la totalidad de ello para apoyos alimenticios, en especial para comedores, aunque con aportes a ollas populares y canastas. La administración de Wilson Ezquerra declara haber perdido o diferido ingresos por $ 112,4 millones (US$ 2,7 millones). 

Treinta y Tres

La comuna olimareña destinó $ 29,5 millones (US$ 725 mil), la mayoría de ello en aportes a comedores y ollas. Declara haber dejado de percibir $ 90,8 millones (US$ 2,2 millones).

Artigas

De un total de $ 20,7 millones (US$ 508 mil) destinados, la mitad fue para apoyos en alimentación, en especial para los comedores. De acuerdo a lo declarado por la administración de Pablo Caram, la comuna perdió o difirió ingresos por $ 218 millones (US$ 5,3 millones), lo que implica un 41% del total que había proyectado percibir a comienzo de año.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...