Espectáculos y Cultura > COMPETENCIA INTERNACIONAL

¿Qué tiene que hacer La noche de 12 años si quiere ganar el Oscar?

Cómo es el camino y qué debe hacer la producción de la película si quiere que la candidata uruguaya pelee los Oscar y los Goya

Tiempo de lectura: -'

05 de octubre de 2018 a las 05:01

La noche de 12 años lleva dos semanas en los cines uruguayos y hasta ahora, es la película más vista por los espectadores locales –lleva 28 mil entradas vendidas hasta el momento, aproximadamente–. A nivel internacional, la coproducción española-argentina-uruguaya inició su recorrido en el Festival de Venecia, el más antiguo de Europa y uno de los más prestigiosos del mundo, con una ovación de 25 minutos luego de que terminó la historia y empezaron a correr los créditos. Después se presentó en el festival de San Sebastián, en España, y también fue aclamada. De ahí a Biarritz, al festival de cine latinoamericano de la ciudad francesa, donde recibió el galardón a Mejor largometraje de ficción por parte del público. 

Ese reconocimiento internacional, que se suma a las reseñas elogiosas tanto aquí como en el extranjero, hacen que no sea sorprendente que se haya determinado que la película sobre el encarcelamiento de Mauricio Rosencof, Eleuterio Fernández Huidobro y José Mujica durante la dictadura militar haya sido la elegida para representar a Uruguay en los premios Oscar y en los premios Goya. Eso no significa necesariamente que sean nominadas a esos premios (como Mejor película extranjera en los primeros, como Mejor película iberoamericana en los segundos), pero si marca una intención de convertirla en una de las contendientes. 

La única vez que Uruguay estuvo cerca del Oscar a Mejor película en lengua extranjera fue en 1992, con Un lugar en el mundo, que llegó a estar nominada pero fue descalificada al definirse por parte de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, el organismo que entrega los premios, que el porcentaje de producción uruguaya no era suficiente para que fuera considerada una obra local, sino que debía ser considerada una película argentina. 

La película ha generado polémica en Uruguay, debido al tema que trata y con cuestionamientos sobre su apego a los hechos reales. Uno de sus más vocales detractores fue el publicista Estaban Valenti publicó una columna en Montevideo Portal en la que escribió: "Son memorias del calabozo parciales y recortadas y además adaptadas a un modelo: Mujica y sus dos abates. Porque incluso en ese sentido es una película chueca. Lo que pasa que los otros no llegaron a presidente de la república y no venden en el mundo, con la mejor historia jamás contada sobre un uruguayo en toda su historia". 

Pero a nivel internacional la recepción ha sido distinta. Como lo ejemplificó uno de los actores de la película, César Troncoso, en dialogo con Radio Uruguay antes del estreno, "hay una diferencia de lecturas a nivel internacional y nacional. De la frontera para adentro va a ser polémica, como seguramente no lo sea de la frontera para afuera". 

Y ese cálido recibimiento internacional es uno de los argumentos para salir a buscar reconocimientos. Así lo considera la productora uruguaya Mariela Besuievsky, que a través de Tornasol Films representa al costado español de la producción. "La película genera mucha emoción en la audiencia, en todas partes del mundo. El otro día me llamaron desde Globo, en Brasil, para preguntarme sobre la película y me contaban que la gente en el cine lloraba y aplaudía, y nunca habían visto eso". A un nivel personal, Besuievsky no había encontrado una película tan emotiva y removedora, incluso aunque entre sus antecedentes cuenta a la argentina El secreto de sus ojos, que ganó el Oscar en 2009.

Las nominaciones para los premios Oscar se anuncian en enero, mientras que para los Goya el anuncio se hace en diciembre. En el caso de los Oscar, la clave, según Besuievsky, es que los votantes de la Academia tengan oportunidad de ver la película. La primera votación, que define a las 9 precandidatas, la realiza un comité voluntario. La segunda, que define a las cinco nominadas y luego a la ganadora, implica a toda la Academia. 

"Ahí la clave es tratar de llegarles, pero nunca sabés con certeza quienes votan, entonces es complicado. Si ya te nominaron es más fácil, porque la atención se reparte entre menos películas, pero ahí también entran otras cosas en juego, como jugar con la región, porque los latinos apoyan a las nominadas latinas, los europeos a las europeas, y así. Y el tema de la película también influye", explicó la productora por teléfono desde Madrid. 

Desde Salado,  productora uruguaya de la película, Mariana Secco explicó que además de tener en cuenta las cualidades propias de la película, se debe considerar el gran nivel que esta mostrando la producción cinematográfica del continente en 2018, algo que podría dificultar la competencia pre Oscar para La noche de 12 años. "Hay películas latinoamericanas fuertes, como El Ángel, Roma de (Alfonso) Cuarón. Ya sería maravilloso que en la terna quedara una de ellas, pero es un poco difícil pensar que en puedan quedar dos de de Latinoamérica. Es un año particularmente difícil para competir", dijo la productora. Aún así, aseguró que existen matices y más interés por el cine del continente. "En los últimos tiempos las películas latinoamericanas han dado mucho que hablar. Están más cerca de los ojos de la Academia, el cine iberoamericano en la industria pesa cada vez más. Es verdad que todos los años los latinos estamos un poquitito más cerca de la industria norteamericana".

Según Besuievsky, para la producción implica un "trabajo de hormiga", porque los académicos "votan las películas que vieron". Si bien la Academia organiza funciones de las películas que cada país postula, se busca organizar más funciones para los que no pudieron verla". Allí también entran en juego los gobiernos y las embajadas, por lo que están intentando que el gobierno uruguayo colabore en la difusión internacional. 

El pasaje por los festivales internacionales también es un condimento importante en la carrera por los Oscar, porque los votantes de la mejor película extranjera suelen ser amantes del cine internacional, que prestan atención a esos eventos y a las películas que son ganadoras y reciben buenos comentarios. Pero Besuievsky puntualiza que no hay fórmulas, y que es un "misterio". 

"Cuando ganamos con El secreto de sus ojos no lo podíamos creer. De competencia teníamos a La cinta blanca, la alemana que dirigió Michael Haneke, era la favorita y no se como le ganamos. Fuimos a la ceremonia muy tranquilos pensando que no iba a pasar nada y terminamos con el Oscar", recordó, y consideró que como punto en común, las historias con temas como las dictaduras - que tanto la argentina como la uruguaya comparten - suelen ser temas atractivos. "Hay una combinación de lo político, lo emocional y un final que no te deja destruido que le hace bien, yo la veo como una candidata posible que puede estar entre las nueve precandidatas. Después no sé, porque depende de muchos elementos", consideró. 

Con los Goya, Besuievsky le tiene mucha más fe a la película, y la ve como posible ganadora. "Ese mecanismo lo tenemos mucho más aceitado, y en España se va a estrenar cerca del período de nominación, entonces sabemos que va a estar en la conversación. La vamos a presentar a todas las categorías, salvo Mejor película, porque no podemos".

 

(Producción: Emanuel Bremermann)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.