Opinión > OPINIÓN

¿Quieres ir más rápido o más lejos?

El inicio de negociaciones electorales en los departamentos reflota la idea de un lema común para el bloque “multicolor”: ¿será así en 2024?

Tiempo de lectura: -'

20 de diciembre de 2019 a las 22:42

No es un fin de año tranquilo para los triunfadores, porque simultáneo al festejo prolongado de la victoria de octubre y noviembre, la dirigencia política teje nuevos acuerdos para mayo próximo.

Y la tensión está dada por el riesgo del posible tejido de alianzas acotadas entre algunos socios de la “coalición multicolor”; si no se procesan ordenadamente pueden generar “ruido” en el gobierno nacional y los trámites parlamentarios.

Los tres partidos principales de esta nueva coalición, Nacional, Colorado y Cabildo, tienen una coincidencia: no quieren que el Frente Amplio se aproveche de la fragmentación electoral y gane intendencias.

En esta votación no hay balotaje como en lo nacional; y la Constitución asegura mayoría absoluta de las bancas legislativa (ediles), sin importar el porcentaje logrado.

Sin balotaje, sin facilidad para agruparse bajo un lema, ya que los que fueron candidatos en junio por un partido, no pueden presentarse por otro lema en mayo, se dificulta el alcance de acuerdos.

Pese a esas restricciones, el riesgo de dejar campo libre para que el Frente Amplio reconquiste sus seis intendencias (Montevideo, Canelones, Rocha, Salto, Paysandú y Río Negro) o incluso gane alguna más, obliga a algunos socios de la multicolor a generar algún tipo de sociedad posible.

En el interior del país no hay forma de que todos voten bajo el lema Partido Independiente (o de la Gente) como seguramente se hará en Montevideo, y como los colorados no están dispuestos a votar bajo el lema “Nacional”, estos días se están dando acercamientos entre los blancos y Cabildo.

El incentivo mayor es para Manini Ríos, que ha sido contundente en afirmar que su adversario político es el Frente Amplio, y que al generar un nuevo lema, en base a lo detallado de normas sobre elecciones departamentales, puede favorecer a la izquierda. Eso, porque para el FA tiene más chance si en lugar de enfrentar a dos partidos (los fundacionales), tiene que competir con tres, que terminan dividiendo votos.

Y hay dos factores más: el segundo es que no tienen candidatos fuertes y atractivos para votantes, que en octubre sufragaron por Manini y no por un dirigente local; y el tercero es que luego de una gran votación en 2019, al no ser visualizados con chance podrían perder miles de adhesiones de votantes que prefieren el concepto de “voto útil” y exhibir debilidad.

***

También puede ser que sea el electorado el que opere como articulador de acumular votos en un lema, luego de considerar quiénes son los que definen cada elección.

Así, si los salteños pro-multicolor identificaran que la elección se juega entre el frentista Andrés Lima y el colorado Germán Coutinho, y los candidatos blancos no tuvieran chance, podrían jugar a polarizar, y votar al batllista.

Pero si los nacionalistas concretan un acuerdo con Cabildo, y crecen en intención de voto por acumulación, los colorados podrían sentir que si votan a su candidato pueden terminar ayudando a la reelección del frentista Lima, y votar por el postulante blanco.

Esas serán las disyuntivas que tendrán los votantes, pero antes, desde ahora mismo, es lo que desvela a los líderes partidarios.

Los votos de octubre, que no son trasladables a mayo pero dan cierta pista del poderío político de cada lema en cada zona, muestran que la suma de de Partido Nacional y Cabildo Abierto, da mayoría en 16 de los 19 departamentos. El Frente supera a esos dos partidos sumados, solamente en Montevideo, Canelones y Salto.

Andrés Lima, intendente de Salto

Las elecciones para intendente son distintas y eso está demostrado en 2014, cuando el FA había sido mayoría en varios departamentos, y en 2015, cuando la izquierda estuvo lejos de retener votantes.

La movida de blancos y cabildantes está generando ruido especial al interior de la sociedad multicolor, porque los colorados ven que se complica Salto, pero que además pueden perder la única intendencia que tienen.

Como los partidos de izquierda lograron hacerlo a fin de 1970, sin perder hasta ahora su identidad política y sus banderas, el “bloque” multicolor considerará dar el paso

En Rivera, el Frente parece fuera de juego, luego de tener solo 19% en octubre y sin un candidato fuerte. Este departamento es la base más firme de los colorados, donde fueron mayoría con 26,7% de los votos, seguidos del Partido Nacional con 25,7% y la sorpresa fue Cabildo Abierto con 23,8%.

Una elección que los colorados tenían “asegurada” para mantener una base de poder, podría quedar en riesgo si se sumaran PN y CA. Amistosamente ya hubo advertencias entre socios tradicionales, sobre que no estaría bien que en una intendencia sin chance para el FA, se unan dos para desequilibrar la competencia.

Todo confluye a un dilema que sobrevuela el debate político, lo que fue el intento de “la concertación” de 2015 o lo que pudiera ser una prolongación hacia 2024 de “la multicolor” o de “compromiso por el país”.

Más allá del nombre elegido para un lema nuevo, el caso es la creación de un “paraguas” legal, para que varios partidos que tienen coincidencias programáticas, acumulen votos tanto en lo nacional, como en lo departamental.

Eso quitaría el problema de cambiarse de partido, pero también permitiría mejorar cociente para bancas parlamentarias y poder ganar más intendencias.

***
 
Es lo que propuso Edgardo Novick en 2017 y 2018 pero sin lograr eco. Pero no había clima, y Lacalle Pou tenía una estrategia para ganar la elección sin llegar a un acuerdo tan novedoso, y hacerlo con su lema histórico: Nacional. Pero eso derivó en resignarse a llegar mal para competir en Montevideo, Canelones y otras intendencias.

Los partidos fundacionales y sus socios podrán llegar con otra madurez política al ciclo electoral 2024-2025 y este tema, del que se habla hoy como posibilidad remota, tendrá presión para concretarse. El resultado de mayo será más o menos presión según con cuantas intendencias quede cada partido.

De alguna forma, como los partidos de izquierda lograron hacerlo a fin de 1970, sin perder hasta ahora su identidad política y sus banderas, el “bloque” multicolor considerará dar el paso. Un viejo proverbio, sin origen identificado, ayuda a entender la conveniencia de alianzas políticas: “Si quieres ir rápido, debes ir solo. Pero si quieres ir lejos, entonces debes ir junto con otros”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...