Fútbol > ENTREVISTA

Chory Castro: “Somos un producto; si servís, seguís, y si no viene otro”

A los 35 años, el Chory comenzó una nueva temporada con los tricolores; en diálogo con Referí habló de la actualidad tricolor, de Matías Viña, de Palito Pereira, de su futuro, sus hijos y su amistad con Griezmann

El festejo tras sus dos goles en el clásico del Clausura

Tiempo de lectura: -'

28 de febrero de 2020 a las 05:04

Martes a la tarde en la casa de Gonzalo Castro y en la TV hay fútbol, con el encuentro que juegan Napoli-Barcelona por la Liga de Campeones. El volante tricolor mira el partido mientras también está atento a sus hijos, Benjamín y Martina.

“Estoy relojeando la tele”, dice. “Hizo un gol Antoine. Está bravo para Barcelona, están bien cerraditos”, agrega, hablando de la férrea defensa italiana y de Griezmann, su amigo, a quien llama por su nombre y quien también es familiar para sus hijos. “Lo conocen porque hablamos seguido. Y también han estado con él porque nos hemos reunido en familia”, contó.

A los 35 años, Chory comenzó una nueva temporada con Nacional -luego de volver a ser campeón uruguayo el año pasado- y con un nuevo entrenador, Gustavo Munúa. En diálogo con Referí, el referente tricolor habló del presente del equipo y de su futuro.

¿Cómo vive el arranque del campeonato? ¿Observa un poco más de presión de los hinchas?

Lo vivo con la tranquilidad de que esto recién está comenzando. Es un año muy largo y ya tuvimos la gran experiencia del año pasado, que al final lo que cuenta es poder estar jugando las finales en diciembre. Sí se nota ese nerviosismo, porque Nacional está obligado a ganar todos los fines de semana contra quien sea. También perdimos la final de arranque de temporada con Liverpool, que fue muy peleada, muy complicada, terminamos empatando en la hora y en el alargue pensamos que podíamos llevarnos el partido y nos terminaron sorprendiendo. No está siendo el comienzo ideal de año pero estamos con la tranquilidad de que hay que seguir trabajando, que el material está y ya van a empezar a venir los partidos buenos, las victorias, que para un equipo que intenta pelear el campeonato y hacer una buena copa, son importantes.

Castro recibe las indicaciones de Munúa

¿Cree que los rivales ya saben cómo jugarle a Nacional?

Siempre los equipos más o menos te juegan de la misma manera, tratan de refugiarse atrás sabiendo que Nacional propone y trata de tener el dominio del partido. Los rivales buscan robarte la pelota y salir rápido de contra, o aprovechar las pelotas quietas. Somos conscientes de nuestro juego y a qué nos juegan. Sin dudas que nos ha golpeado mucho también, analizando estos tres partidos oficiales, que los rivales cuando nos han llegado nos han hecho daño, nos han llegado con gol, se han puesto adelante en el marcador y eso nos hace el partido cuesta arriba.

¿El empate en la hora ante Cerro Largo cambió el ánimo del grupo?

Es un punto que, como dijeron un par de compañeros, al final del año capaz que es el que te da el campeonato. El año pasado terminamos empatados el Clausura y al final son puntos que te pueden hacer pelear arriba, sabiendo que nosotros apostamos a eso. Lo que nos quedó como positivo fue la rebeldía que tuvimos, que se peleó hasta el final y el equipo no bajó los brazos. Y en una jugada que al final del partido se pudo resolver a nuestro favor, terminamos con un empate en un partido en el que se veía muy lejos. Por la insistencia y tratar de sacar el partido adelante, fuimos premiados con ese empate.

¿Varió su posición en la cancha con Munúa como técnico?

Con Munúa jugué en tres posiciones diferentes y la verdad es que no tengo drama. He jugado tanto de media punta, como de volante interior y el otro día me tocó entrar jugando por afuera en los últimos minutos ante Cerro Largo. Entré en la posición que jugué el año pasado habitualmente. No tengo problema con esto. Donde el técnico vea que le puedo servir más, voy a trabajar ahí. Son posiciones en las que ya he jugado y no son extrañas. A veces un partido te lleva a estar más cómodo en una posición u otra, dependiendo cómo te juega el rival, pero no tengo problemas para dar una mano donde sea de la mitad de cancha hacia arriba.

Gonzalo Castro en el partido ante Rentistas

¿Fue muy grande el cambio entre Álvaro Gutiérrez y Munúa con la propuesta de juego?

Siempre hay cambios. Cada técnico tiene su librito, su manera de jugar, su estilo, lo que quiere... Hubo cambios, sin dudas. Y esperemos ir afianzándonos a esto. Hay poco margen para seguir errando porque estos partidos nos están llevando a que estemos necesitados de la victoria. Ahora vamos a preparar este partido tan importante (con Alianza Lima), de Copa, como tiene que ser y sería muy bueno conseguir un triunfo en Perú.

El año pasado usted tuvo buenos rendimientos y un gran estado físico, ¿hace un entrenamiento especial?

No, solo lo que hacemos todos los días en Los Céspedes. No he sentido todavía que necesite un entrenamiento especial. Y al tener familia, las tardes quedan para hacer otras cosas y disfrutar, que a veces cuando arrancás a jugar entre semana y los fines de semana te queda poco tiempo.

Festejo con Carballo y Viña

¿Cómo maneja la motivación a los 35 años?

De momento siempre la he manejado igual, porque me motiva jugar. Competir es mi motivación, y estar en Nacional es una motivación extra porque sabés que peleás campeonatos. Eso es lo que te lleva, sabiendo que los objetivos se van acortando. Se prioriza el partido que sigue, pero sabemos que el objetivo final es salir campeones, y todo eso es lo que te va llenando de motivación. Al que le gusta el fútbol, y en mi caso que lo disfruto con el premio de haber tenido una carrera larga, y de poder seguir, que las lesiones me estén respetando... creo que poder salir a la cancha todos los fines de semana es una motivación extra.

¿Cómo quedó el vestuario de Nacional este año, en el que hay muchos jugadores jóvenes?

Ahora se dividió más el tema de las edades. Hay un margen de entre 23 años a los 30 y poco que casi no hay jugadores. Hay más de 23 hacia abajo y de 33 para arriba. En ese tema no hay ningún problema porque cada uno tiene su responsabilidad. A los chicos nuevos que llegaron hace poco los conocemos, ya sabemos cuáles pueden ser las virtudes y los defectos que tiene cada uno, y ahí tratamos de apoyarlos y ser uno más. En un equipo, por más edad que tengas, lo importante es respaldar al compañero y si cada uno se siente respaldado las cosas en la cancha empiezan a fluir y se hace mucho más fácil.

¿Lo extraña a Matías Viña, su socio por la banda izquierda el año pasado?

Sí, lo extraño. Primero como persona, porque fue un gran compañero. Era muy difícil que siguiera en Nacional, éramos conscientes que eso era casi imposible. Tuvimos un año muy bueno, creo que hicimos una gran dupla por la banda y al final fuimos reconocidos en el equipo ideal. Mati tuvo algo extra y fue el mejor jugador del fútbol uruguayo siendo lateral izquierdo. La verdad que lo vamos a extrañar pero a su vez estoy contento porque va a seguir su carrera, esperemos que siga triunfando y la alegría de él va a ser nuestra.

El Chory y Viña, su socio por la izquierda en la temporada 2019

¿Qué le parecieron las declaraciones de Palito Pereira, que tras dejar el club algo molesto dijo: “En Nacional me invitaron a retirarme”?

Son declaraciones de él, no me puedo poner en lugar de cada uno. Capaz que fue lo que sintió y lo dijo, hay gente que lo calla y gente que no. No puedo decir otra cosa. Sí puedo decir que compartimos grandes momentos con Palito, que fue una persona muy importante en el equipo. Por más que no haya aportado tanto en los futbolístico, porque estaba claro que tenía por delante a Mati, que quedó demostrado era un jugador importante en el equipo y no era fácil quitarle el puesto, él fue una persona muy valiosa en el vestuario, en el día a día, muy positivo para el grupo. Cada vez que Palito hablaba y levantaba la voz, era muy respetado. Si él sintió eso después de haber terminado, yo no puedo decir nada porque son las palabras de él. Yo le agradezco por lo que compartimos y por su granito de arena para poder ser campeón uruguayo.

¿A usted le preocupa que un día le digan que Nacional no le va a renovar contrato?

No, porque está claro que nosotros somos empleados del club. Por más que uno sea hincha, lo quiera, sueñe, quiera jugar hasta que el cuerpo le dé y retirarse, al final el fútbol es así. Capaz que en Uruguay no se vive tanto, pero sabés que vos sos un producto. Si servís, seguís, y si no, viene otro. Y es la realidad. A veces no queremos asumir ese rol, pero es la pura realidad y hay que estar ahí. Debemos estar preparados mentalmente para cuando llegue ese momento, que te digan que el puesto es de otro, y aportar de otra manera. 

Usted en Uruguay solo ha jugado en Nacional, ¿jugaría en otro equipo?

Mi idea es seguir en Nacional el mayor tiempo posible. A nivel profesional no creo que juegue en otro equipo. En ese caso estaría mirando hacia el fútbol del interior y me gustaría tener la oportunidad, si se puede, de jugar en Porongos de Flores, que es algo pendiente. Me gustaría jugar la Copa OFI, que mi viejo la ganó tres veces con Porongos y yo jugué solo una vez, con 16 años, y estuvo en dos o tres partidos. Es algo pendiente que tengo, poder jugar esa copa que, por más que acá no se vea tanto, aunque hoy se está pasado por televisión, es un campeonato que a nivel del interior marca mucho y se vive mucho.

El Chory fue premiado por la AUF

¿Cómo está Nacional para el debut en la Libertadores?

Lo veo bien al equipo. Vamos a arrancar fuerte con este partido. Tenemos una serie complicada, como lo son todas. No descubrimos nada al decir que la Copa Libertadores está siendo cada vez más complicada para los equipos uruguayos. Y esperemos estar a la altura, hacer un buen papel. Es muy importante sacar un buen resultado de visitante y después sacar la mayor cantidad de puntos posibles en casa. Ahora tenemos un rival (Alianza Lima) que no arrancó bien en Perú, pero no nos podemos confiar porque la cabeza del jugador cambia en estos tipos de partidos que son tan importantes. Va a ser un partido muy parejo, esperamos arrancar bien y que también nos sirva para el Campeonato Uruguayo.

¿Qué le pareció la llegada de Claudio Yacob, que ya parece haberse ganado su lugar en el equipo?

Es muy bueno, es un jugador que le va a aportar mucho al equipo y le va a dar mucha estabilidad. Viene de jugar en una de las mejores ligas, lo que marca que sabe a lo que estamos jugando. Sabe lo que es Nacional, se informó mucho, vino con la cabeza preparada al club que llegaba. Y sin dudas que a la parte defensiva le va a dar mucho orden. Es un jugador con mucho temperamento. El otro día ya nos regaló un gol, así que esperamos que a la hora de atacar siga aportando.

¿Sigue mirando fútbol o a algún jugador en especial?

Sigo mirando fútbol, no me deja de agradar. Pero capaz que ya no le doy la importancia de antes, que el fin de semana pasaba prendido al televisor. Es lo que le dije: ahora está la familia por delante, los hijos, a veces el fútbol queda un poco apartado y se meten los dibujitos animados. Pero cuando podemos vemos algún partido de Champions o de la Libertadores, o fútbol argentino. Tratamos de estar pendientes y de estar actualizados.

El Chory y el festejo familiar del Uruguayo 2019

¿Sus hijos ya disfrutan el fútbol junto a usted?

Benjamín cumple 7 ahora y Martina tiene 4. Fueron los dos a las finales del Uruguayo. Benja sí se anima a salir a la cancha y Martina todavía no, aunque el último partido de la final entró conmigo. A Benja le encanta el fútbol, acompañarme a los partidos y entrar a la cancha. Y de bebé, Martina entraba, pero después por dos años no quiso saber nada de la cancha y ahora se animó a acompañarme de nuevo.

¿Con Griezmann mantiene la amistad? ¿De qué hablan?

Sí, con Anto tenemos una buena relación, tanto yo con él como mi pareja con la pareja de él. Hicimos una buena amistad y compartimos muy buenos momentos en San Sebastián (donde fueron compañeros en Real Sociedad). Y cuando hablamos, hablamos más de caballos que de fútbol, porque él tiene los suyos en Francia y yo también acá tengo los míos para raid. Bromeamos de algo o a veces nos mostramos fotos de los chicos, que crecen rápido, para ver cómo están. Cada tanto nos contamos cómo anda cada uno.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...