Selección > SELECCIÓN

La política, un dolor de cabeza para el Maestro

Tabárez sigue esperando en la casa para renovar el contrato y vive una situación reiterada cada vez que tiene que renovar el contrato

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2018 a las 05:04

El salario, los premios o los gastos del Complejo. Que no hay actividad o que siempre cita a los mismos. El paso del tiempo coloca al Maestro Tabárez siempre en el mismo lugar. Cada cuatro años su contrato queda en el ojo de la tormenta. Y, pese a que la mayoría de los actores del fútbol se manifiestan partidarios de su continuidad, la renovación del contrato del entrenador de la selección uruguaya siempre tiene una traba política. 


La finalización de su contrato ha coincidido con el fin del mandato de los dirigentes lo que genera incertidumbre.


Hoy, como ayer, se volverán a jugar partidos amistosos que Tabárez mirará por televisión. Es que el técnico, a pesar de estar en comunicación con los dirigentes, no toma las riendas del equipo sin tener contrato debidamente registrado.


El hecho es que la renovación del contrato se extendió más de la cuenta porque había elecciones en la AUF. 


Por si fuera poco en pleno Mundial de Sudáfrica 2010 se había revelado que Tabárez era de los técnicos que menos ganaba lo que llevó a declarar el 19 de agosto de 2010 en Radio Rivadavia: “No me hizo ninguna gracia aparecer en un ranking entre los entrenadores del Mundial que menos plata ganaban. Hay demonizaciones que dicen que no me pueden pagar porque se estaría hipotecando el fútbol uruguayo. Por todos estos comentarios y demoras, no estoy seguro de lo que voy a hacer”.


El técnico tuvo que esperar por la reelección de Sebastián Bauzá para extender su contrato. Una situación similar a la que se vive en la actualidad.


Esto lo llevó a declarar el 12 de marzo de 2010 en Derechos Exclusivos: “Tenemos que salir de eso de que las decisiones importantes en el fútbol no pueden estar limitadas por el plazo de ejercicio de las personas; sería lo mismo pensar que en el último año de un gobierno no se puede hacer nada porque el presidente y los ministros se van a ir, tiene que haber una continuidad y eso todavía no lo hemos logrado demasiado en el fútbol”.


Los dirigentes argumentaban que no le podían renovar el contrato a Tabárez porque terminaba su mandato al frente de la AUF.


En medio de las negociaciones se jugó un amistoso con Angola y al equipo lo dirigió Juan Verzeri.


2014, esperando al presidente
Concluida la participación de la celeste en el Mundial de Brasil de 2014 se volvió a plantear la problemática de la renovación del acuerdo del técnico.


En agosto 2014 el presidente de la AUF, Wilmar Valdez dialogó telefónicamente con el entrenador. 


El llamado se hizo esperar porque Valdez quería saber definitivamente si seguiría a cargo de la AUF por los próximos 4 años.


“Al Maestro le quedó claro que, por la situación política de autoridades no definitivas, el acuerdo tiene que ser sometido a la opinión de los clubes”, reveló Valdez.


Como pasó en 2010, cuatro años después el equipo seleccionado jugó dos amistosos que Tabárez no dirigió. Coincidió la fecha también con una intervención quirúrgica a la que fue sometido. El técnico aceptó armar la lista de convocados y fueron sus colaboradores Celso Otero y Mario Rebollo. 


2018, nada ha cambiado
Finalizado el Mundial de Rusia 2018 el Maestro queda sin contrato y en medio de una particular situación. Los misiles vuelan de un lado a otro y el técnico se mantiene refugiado en su casa.
La vida de la selección continúa. Hay un amistoso pactado para setiembre y, la historia se repite: al no tener contrato Tabárez no viaja y va el técnico de la selección sub 20 Fabián Coito.


El tema es que, a nivel político, la situación que se vive es peor que la de 2010.


Cuando estaba todo encaminado para que Tabárez renovara el contrato con Wilmar Valdez, el hombre de bajó de las elecciones por una serie de audios comprometedores. El otro candidato, Eduardo Abulafia, había manifestado su deseo de renovar el contrato pero no superó el examen de idoneidad y quedó por el camino. La AUF se quedó sin candidatos a gobernarla.


Edgardo Welker tomó las riendas de la AUF y adelantó camino con la renovación del contrato de Tabárez pese a la negativa de varios clubes que pusieron el grito en el cielo diciendo que el referido dirigente, por estar de paso en el cargo, no podía tomar esas decisiones. Según Welker, en las charlas que mantuvo con Tabárez, el Maestro le expresó su preocupación por lo que pasaba en la AUF. 


El vacío de poder llevó a FIFA a intervenir la Asociación y Tabárez volvió a quedar en medio de una situación política extraña.

La frase

“Tenemos que salir de eso que las decisiones importantes en el fútbol no pueden estar limitadas por el plazo de ejercicio de las personas; sería lo mismo pensar que en el último año de un gobierno no se puede hacer nada porque el presidente y los ministros se van a ir”, Óscar Tabárez

Comentarios