Cargando...
Peter Bogdanovich

Espectáculos y Cultura > Despedida

A los 82 años murió Peter Bogdanovich, uno de los grandes maestros del cine

Figura del Nuevo Hollywood, Bogdanovich quedará en la memoria por películas como La última película y Luna de papel

Tiempo de lectura: -'

06 de enero de 2022 a las 18:46

Peter Bogdanovich, el aclamado crítico, guionista y director estadounidense perteneciente a la llamada nueva era de Hollywood, falleció a los 82 años, informó este jueves su agente. 

Bogdanovich comenzó su carrera como un influyente crítico de cine, algo que lo emparentó con François Truffaut, uno de los directores de la Nueva Ola francesa que más lo influyó. 

En 1964, Roger Corman lo contrató para integrar su primera experiencia detrás de cámaras como guionista y ayudante en su película Los ángeles del infierno, que se estrenó en 1966. Dos años más tarde dio sus primeros pasos como director con la película de terror y suspenso Targets, de 1968, antes de contribuir en la redacción del guion y la dirección de La última película, su obra maestra y una oda melancólica al Estados Unidos de los años 1950. En ella, Bogdanovich retrató el paisaje que lo vio crecer, y se enfoca en el desarraigo de los pueblos de campaña, la partida de los jóvenes en la guerra de Corea y el desamparo de las generaciones sin futuro claro.

La cinta, ambientada en un pequeño pueblo de Texas que enfrenta momentos difíciles, levantó comparaciones con Ciudadano Kane, de Orson Welles, uno de sus principales maestros y confidentes. La última película obtuvo ocho nominaciones a los premios Oscar en 1972, conquistando dos estatuillas doradas.

"Estoy devastado. Era un artista grandioso. Nunca me voy a olvidar del estreno de La última película", dijo el director Francis Ford Coppola, en un comunicado. Coppola compartió con Bogdanovich el panteón del llamado Nuevo Hollywood, el movimiento que cambió la manera, los temas y las técnicas mediante las que se hacían las películas en la principal industria estadounidense, y que también incluyó a George Lucas, Steven Spielberg, Martin Scorsese y más.

"Recuerdo que al final, la audiencia se levantó y explotó en aplausos por fácilmente unos 15 minutos. Que descanse en paz durante la eternidad, disfrutando la emoción de nuestros aplausos para siempre", agregó el director de Apocalypse Now y El padrino

Después de conquistar otros logros al comienzo de la década de 1970, como con la comedia What's Up, Doc?, con Barbra Streisand, y Luna de Papel, con Ryan O'Neal y por la cual su hija, la actriz Tatum O'Neal, ganó un Oscar a los 10 años y rompió el récord de la galardonada más joven, la carrera de Bogdanovich declinó.

Además de estrenar varias producciones consideradas fracasos, tales como Daisy Miller y At Long Last Love, en el plano personal también tuvo altibajos. 

El cineasta siempre fue foco de los tabloides, en especial durante su romance "secreto" con la actriz Cybill Shepherd, considerablemente menor que él y protagonista de La última película. Más tarde, Bogdanovich tuvo un romance con la modelo de la revista Playboy Dorothy Stratten, quien fue asesinada por su esposo antes de que el director estrenara la producción They All Laughed, en la cual él protagoniza por primera vez. 

La última película

Luego se casó con su media-hermana, y quedó en bancarrota, tras lo cual regresó de Los Ángeles a Nueva York, su ciudad natal, y volvió a escribir críticas de cine.

En los últimos años, Bogdanovich aceptó roles en la televisión y el cine, como el de psiquiatra de la terapeuta de Tony Soprano en Los Soprano, y de un DJ en Kill Bill, de Quentin Tarantino.

Bogdanovich nació en 1939 y por el momento no ha sido informada la causa de su muerte.

"Él era un amigo querido y un campeón del cine. Entregó obras de arte como director y era un ser humano genial", tuiteó el director Guillermo del Toro.

A pesar de la "caída" de sus últimos años, Bogdanovich siempre ha sido considerado como uno de los grandes maestros que dejó el cine en la segunda mitad del siglo XX. Para muchos críticos fue uno de los factores fundamentales para que la teoría del autor -aquella donde el director es más que el hombre que "dirige", y toma un rol preponderante en el resultado final- cobrara fuerza.

Por otro lado, Bogdanovich le profesaba un amor profundo y real al acto de ver cine. Su cinefilia podría llegar a catalogarse como obsesiva, y durante un año podía llegar a ver más de 400 películas, una cifra que incluso con las facilidades de la actualidad resulta escandalosa. Como sucede con otros colegas de su era, como Scorsese, Bogdanovich fue también un férreo defensor de la conservación de las películas, y entre otras cosas fue el responsable de la creación del programa cinematográfico del MoMA de Nueva York. 

(El Observador y agencias)

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...