Agro > Mercado cárnico

A pesar de la fuerte baja de precio, el consumo de asado no repunta

Los carniceros dicen que lentamente los consumidores vuelven hacia el corte preferido de los uruguayos

Tiempo de lectura: -'

13 de febrero de 2020 a las 05:04

Con la baja de la demanda por parte de China, el asado y otros cortes de carne cayeron considerablemente los precios durante las últimas semanas. En el caso del primer corte su precio había llegado a estar por encima de los $ 350 por kg al público.

En el presente el kilo de asado de buena calidad está a alrededor de $ 260, expresaron carniceros consultados por El Observador, pero también hay cadenas de supermercados que ofrecen ofertas especiales a un precio de $ 200.

Esto ha sido producto de una baja que se ha dado tanto en la carne de exportación uruguaya como de la importada desde Brasil. En el caso de la carne brasileña también la reducción está relacionada a la menor demanda de parte de china desde hace algunas semanas.

El precio de la carne bovina aumentó 40% durante 2019, de acuerdo al INE, y el asado de tira pasó de un precio medio de $ 205 por kilo en diciembre de 2018 a $ 330 un año después, una variación de 61%. El salto en los precios al consumo fue un reflejo de lo que China generó en el mercado mundial. En la semana del 11 al 16 de noviembre se alcanzó un pico histórico para el valor del novillo gordo de US$ 4,31 por kilo peso carcasa.

La media res tuvo una caída de $ 10 para los carniceros en los últimos días. Sin embargo, para el caso del asado según los carniceros, ese menor precio todavía no ha provocado un salto cuantitativo en su nivel demanda.

El dirigente de la Unión de Vendedores de Carne, Heber Falero, dijo a El Observador que para lo que ha bajado el ganado, la media res debió haber tenido una baja más importante. En tanto, aseguró que recién durante el último fin de semana se dio un repunte en la venta, pero “todavía no hay un consumo de asado como el que había” previo a la disparada de precios que hubo hasta diciembre del año pasado.

“Se ha retomado un poco y creo que va a seguir subiendo porque el asado es un producto que la gente consume los fin de semana. Cuando se den cuenta que el precio está normal, va a ir lentamente volviendo a comprar”, comentó Falero, aunque reconoció que también influye la “recesión en general” que hay en lo económico.

Las afirmaciones del carnicero van en línea también con las importaciones de carne vacuna en lo que va de febrero, que muestra una notoria tendencia a la baja con respecto a diciembre y sobre todo enero.

Según datos aduaneros, durante el último mes de 2019, Uruguay importó 2.613 toneladas de carne bovina (sobre todo de Brasil); en enero 2.794 toneladas y en lo que va de febrero algo menos de 600 toneladas, con un notorio sesgo hacia menores volúmenes al finalizar el mes más corto del año.

Un importador relevante

Según publicó en su red social de Twitter este miércoles el gerente de marketing del INAC, Lautaro Pérez Rocha, durante 2019 Uruguay "se transformó en un mercado importador de carne de tamaño considerable", con una importación equivalente a los US$ 240 millones en un año, sobre todo de carne bovina y porcina.

"Del total ofertado de carnes al mercado uruguayo en 2019, 1 de cada 5 kilogramos de carne bovina y 8 de cada 10 kilogramos de carne de cerdo es importada. En la oferta total de carnes volcada al mercado de Uruguay, el 29% del volumen es carne importada", informó.

El precio promedio pagó de importación durante diciembre fue de US$ 5,40 el kg, en enero de US$ 6,06 y en lo que va de este mes su ubica en US$ 5,57 por kg.

El presidente de la Asociación Nacional de Carniceros, Germán Möller, coincidió con Falero en que los niveles de consumo, con excepción de los fines de semana, son aún bajos con respecto a otros períodos.

Möller afirmó que se están vendiendo aproximadamente los mismos volúmenes de carne que hace unos meses atrás, pero que el cambio que se ha dado es justamente una mayor inclinación hacia el asado.

“Antes de la fiesta cuando los precios se habían ido por encima de los $ 300 no se estaba consumiendo prácticamente asado, pero se viene recuperando. En la medida que siga bajando el precio, va a seguir recuperándose”, explicó.

El ganado sigue a la baja

Por su parte, según información recabada por la Asociación de Consignatarios de Ganado el precio del gordo sigue bajando en el país, después de que llegará a valores históricos. El gordo especial, para exportación se está vendiendo en US$ 3,62 (una caída de 5 centavos con respecto a la semana anterior), mientras que para abasto se ubica en US$ 3,59.

Además, el Instituto Nacional de Carnes (INAC) informó que fueron 36.190 los vacunos procesados en la semana terminada el pasado 8 de febrero, que significó un aumento en 1.143 animales con respecto a la semana anterior, pero una caída en 14 mil reses en referencia al mismo período de 2019.

El consumo per cápita de carne bovina fue de casi 57 kilos según el último dato divulgado el año pasado por el Instituto Nacional de Carnes (INAC), y salta a casi el doble (97,7 kilos) cuando se consideran todas las carnes. El único país que, como en casi todo lo que refiere a aspectos culturales, puede disputarnos la dudosa distinción de mayores carnívoros del mundo es Argentina.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...