Nacional > Recurso

Abogado del único imputado por traficar 4,5 toneladas de droga a Alemania pidió anular el juicio

Florencio Macedo, defensor de Martín Mutio, asegura que la fiscal Mónica Ferrero le escondió una prueba que favorecía al imputado

Tiempo de lectura: -'

18 de febrero de 2020 a las 05:04

El abogado de Martín Mutio, el único imputado por el caso de las 4,5 toneladas de cocaína que fueron incautadas en Hamburgo (Alemania) presuntamente procedentes de Uruguay, presentó un escrito este viernes para solicitar que el juicio sea anulado.

Según informó TNU Noticias y confirmó El Observador con fuentes del caso, el penalista Florencio Macedo reclamó a la jueza Beatriz Larrieu que la fiscal Mónica Ferrero le ocultó pruebas relevantes recogidas durante la investigación que podían favorecer a su defendido.

Martín Mutio había sido imputado con prisión el 30 de agosto del año pasado como autor de un delito de asistencia al narcotráfico. Este hombre, de 32 años, era el propietario de un contenedor que salió el 10 de junio de 2019 desde el puerto de Montevideo, y que las autoridades alemanas confiscaron con la droga poco más de un mes después. 

Ahora resta que Larrieu tome una postura sobre el escrito presentado por Macedo, pero, según supo El Observador, en el equipo de fiscales liderado por Ferrero esperan esa decisión con pesimismo.

"Dado cómo se han dado las circunstancias, imaginamos que Larrieu va a aceptar" el recurso, señalaron fuentes allegadas a ferrero.

Hasta el momento, Larrieu ha tomado posiciones contrarias a las de la fiscalía. Mutio había sido conducido a la Justicia y enviado a prisión preventiva durante 60 días el 30 de agosto, pero el 25 de octubre Larrieu determinó que pasara a cumplir la medida cautelar en su casa.

La fiscalía apeló porque, además de la gravedad del delito presuntamente cometido, el imputado tenía "una empresa en Argentina" y contactos en ese país, y que además contaba con "medios económicos como para irse al extranjero"- 

A eso se le agregaba el riesgo de que Mutio –un hombre con un antecedente por falsificación de documentos de 2015– entorpeciera la investigación al tener contacto –como lo podía tener en su casa– con otros posibles involucrados en la maniobra, y así incidir en las versiones que den esas personas a la fiscalía. 

A comienzos de noviembre  el Tribunal de Apelaciones de 3° Turno resolvió que volviera a la cárcel, pero días atrás la jueza del caso otra vez le dio la razón a Macedo y entendió que el hombre podía seguir esperando el comienzo del juicio oral en su casa.

Asimismo, Larrieu desestimó un delito más grave que Ferrero pretendía imputarle a Mutio –coautor de un delito de exportación de estupefacientes–, y el fallo de segunda instancia confirmó la postura de la magistrada.

La prueba

Lo que reclama Macedo es haber tenido acceso a una información proporcionada por las autoridades aduaneras alemanas a las uruguayas acerca del contenedor de Mutio que fue confiscado en Hamburgo.

Esa información era documentación que confirmaba que "los precintos del contenedor estaban intactos", lo cual, para Ferrero, ello constituye otro elemento indicativo de que la droga fue cargada en Uruguay y no mientras el barco se dirigía a su destino final, que era Amberes (Bélgica).

La posición que sentará la fiscalía cuando sea notificada formalmente del escrito de Macedo –algo que hasta este lunes de tarde no había ocurrido– es que los documentos compartidos por las autoridades de Alemania eran "reservados", porque fueron transmitidos por un "canal privado entre las aduanas".

Sin embargo, para el abogado de Mutio –quien dijo a El Observador que no quería hacer declaraciones–, había un punto incluido en los mensajes compartidos entre las aduanas que la fiscalía supuestamente le ocultó y, de acuerdo al nuevo Código del Proceso Penal, los defensores deben tener un total acceso a la carpeta de investigación de la fiscalía.

La información que Macedo reclama que le escondieron –y que estaba incluida en la "cadena de mails" entre las autoridades, dijeron las fuentes–,  indica que no puede descartarse en forma absoluta que la cocaína –escondida entre una carga de soja– se haya cargado fuera de Uruguay. "Pero eso está sujeto a interpretación", señalaron los informantes allegados a Ferrero.

El peso

Uno de los indicios más importantes dentro de la teoría del caso de la fiscalía que señala la participación de Mutio en la operación es "la variación de peso que ha sufrido el contenedor desde su salida del puerto de Montevideo hasta el puerto de Amberes (Bélgica)", según dijo Ferrero en una audiencia que tuvo lugar el 25 de octubre.
En Uruguay el contenedor cargado pesaba 30.410 kilos. Luego de que la droga fuera extraída por las autoridades alemanas, el peso se redujo a 25.580 kilos, una "cifra similar al peso de la cocaína incautada", sostuvo aquel día la fiscal. De esa manera, en su consideración se caía el argumento presentado por Macedo de que la cocaína podía haber sido filtrada en el mar o en algunos de los puertos en los que el trasatlántico se detuvo antes de llegar a Hamburgo.
"Si se considera la hipótesis de una eventual contaminación de la carga con la sustancia estupefaciente en la trayectoria del buque desde Montevideo hasta Hamburgo, al momento en que las autoridades alemanas retiran las 4,5 toneladas de cocaína, el peso del contenedor debería ser similar al peso con que fue embarcado en Uruguay", dijo la fiscal.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...