Nacional > JUSTICIA Y MEDIOS

Abogados con fama propia

Cinco penalistas para los que una buena defensa puede ser también mediática

Tiempo de lectura: -'

22 de diciembre de 2017 a las 05:00

Hubo un tiempo en el que el derecho penal era cuestión de aulas de facultad, debates académicos o parlamentarios y, por supuesto, de los tribunales de justicia. Sin embargo, a esa realidad se sumó una opinión pública que cada día parece jugar más el rol de juez en causas en las que tal vez alguna vez le toque ser parte. Y así como la víctima y el victimario tienen cara, también pasaron a tenerla sus abogados.

Para los penalistas, ya no basta con deslumbrar al juez con un buen escrito o hacer una buena argumentación en una audiencia; los micrófonos y las cámaras son una parte más de su trabajo. No en vano, para el penalista Andrés Ojeda "la comunicación es la mitad del partido" o para su colega Jorge Barrera la defensa de un cliente "también se ejerce en los medios de comunicación". ¿Qué consecuencias tiene eso para los defensores? En sus más de 40 años de ejercicio profesional Amadeo Otatti llegó a la conclusión de que si bien es cierto que la exposición pública da notoriedad, "sin éxitos profesionales" y un reconocimiento por el trabajo realizado ante la Justicia, la publicidad pasa a un quinto plano.

En esa misma línea opinaron Ojeda, Barrera y sus colegas Gúmer Pérez e Ignacio Durán. Las caras de estos cinco abogados han estado en portadas de diarios o informativos de horario central y en su experiencia, esa exposición fue determinada por causas judiciales que lo ameritaban.

Abogados

Andrés Ojeda - 33 años

"Si la exposición sirve para que me vean trabajar, me parece bárbaro"

Andrés Ojeda

Héctor Amodio Pérez para algunos fue y es "el traidor" de los tupamaros, para otros, un hombre sometido a un proceso judicial injusto. Para Andrés Ojeda fue el protagonista del caso que marcó un antes y un después en su carrera profesional. En 2015, cuando el extupamaro viajó a Uruguay desde España para presentar un libro y terminó procesado con prisión, Ojeda y su socio Fernando Posada apenas pasaban los 30 años. Pero eso no le importó a Amodio Pérez para eligirlos como sus defensores.

De ser los ayudantes académicos del profesor de derecho penal Gustavo Bordes, pasaron a tener luz propia y a que sus caras -especialmente la de Ojeda- apareciera día tras día en los informativos y programas periodísticos de televisión. Tanto es así, que cuando tomó el caso llegó a ser la persona con mayor exposición mediática con 32 minutos en una semana entera, según las mediciones realizadas por Foco Auditoría Multimedia.

Para Ojeda, a los 33 años ser reconocido por abogados "del fuste de Gonzalo Fernández, Amadeo Otatti o Gastón Chávez", pero también por quienes se lo cruzan en la calle, tiene que ver con las defensas de las que ha participado que, cree, son su principal currículum vitae.

A la de Amodio Pérez, le siguieron otras causas como la defensa del exintendente colorado Germán Coutinho, o el militar Raúl Mermot. En todas opta por salir a explicar su actuación en los medios de comunicación. "Yo no tengo drama de romper algunos paradigmas y si la exposición sirve para que me vean trabajar me parece bárbaro", dice y enfatiza que ser mediático no solo sirve al abogado,sino que forma parte de una buena defensa.

En los medios encontró un lugar tan particular, que parece que hubieran tres Ojeda en uno: el que debe limpiar la imagen de su defendido ante la opinión pública, el que tiene un espacio en televisión para explicar temas jurídicos en VTV y en Canal 4, y el que aparece en tapas de revistas o programas de farándula para contar detalles sobre su casamiento con la actriz y modelo Natalie Yoffe, que también es su colega. Y, según dice, logró un "equilibrio sano" entre los tres.

Si toma un caso es porque "cree que puede hacer la diferencia", si aparece en una pantalla es para que "la gente entienda ciertos temas" que los pueden indignar y si deja mostrar ciertos aspectos de su vida privada es porque es consciente que se casó con una mujer famosa y no cree que sea justo darse el lujo de elegir "a qué programa de televisión va y a cuál no", asegura.

Amadeo Otatti - 75 años

"La actividad del abogado se genera con algunos éxitos"

Amadeo Otatti

Amadeo Otatti se sube a un taxi y el taxista lo reconoce por su voz. Eso es consecuencia de haber trabajado años como periodista deportivo. Durante ese tiempo, debió conjugar sus fines de semana en las canchas de fútbol y el estudio para preparar defensas de los casos penales que llegaban primero al estudio del abogado Martín Tornaría –con quien trabajó- y luego al que decidió abrir junto a otros socios.

Después de más de 40 años de ejercicio profesional, los casos en los que trabajó ya no le entran en el armario donde los archiva. Y dentro de esa montaña de expedientes, cree que "lo mediático" lo pudo ayudar, aunque insiste en que sin un trabajo exitoso no hay minuto en la televisión que valga.

A Otatti le cuesta pensar cuál fue el caso que lo transformó en un abogado conocido. Quizá haya sido por la defensa por 25 años de tres militares uruguayos en el caso de la desaparición y muerte del chileno Eugenio Berríos, por haber sido uno de los abogados del exministro de Economía Fernando Lorenzo, absuelto por la Justicia en el caso Pluna o por defender al comienzo del caso a los hermanos Peirano Basso. O tal vez fue una sumatoria de causas en las que debió salir públicamente a hablar por sus clientes.

Según Otatti, el reconocimiento popular tiene su parte importante porque "los penalistas no suelen tener buena fama". "La gente piensa que uno tiene que ver con el delincuente que está defendiendo", explica. Pero más allá de eso, "la actividad del defensor se genera primero con mucha paciencia, con mucho tiempo y con algunos éxitos", afirma.

Jorge Barrera - 49 años

"El cliente requiere que su visión sea conocida"

Jorge Barrera

El 27 de diciembre, Jorge Barrera pasará a ocupar un lugar en la historia de Peñarol como su nuevo presidente. Pero ese rol para el que fue elegido no implicará que su vocación principal, aquella por la que en 1987 ingresó a la facultad de Derecho, pase a un segundo plano. Barrera seguirá activo como abogado penalista y su vida seguirá estando vinculada a esa materia por la que ya es un personaje conocido.

Para el penalista, cuando sale a hablar sobre causas penales que defiende es porque "hay un requerimiento que no solo se ejerce la defensa en los expedientes sino también en los medios de comunicación". "Un abogado aboga por el interés del clientes y el interés es, en algunos casos netamente judicial y en otros judicial pero también reputacional. El cliente mismo requiere que la visión del cliente, la versión de los hechos y las normas que lo amparan también sean conococidas públicamente", afirma.

Por eso, cuando se lo ve en televisión, se lo escucha en la radio o se lo lee en la página de un diario como penalista, no cree que sea porque él es una persona conocida, sino que "la notoriedad la da el caso en sí". Pero así como considera que una causa a veces debe tener un porcentaje de exposición pública, dice que la clave termina estando en los libros. Porque "la praxis penal tiene que estar sustentada en un conocimiento académico y dogmático que es clave y fundamental para una buena defensa".

Gumer Pérez - 49 años e Ignacio Durán - 36 años

"Hay que salir en los medios cuando sea pertinente"

Gumer Pérez e Ignacio Durán

2017 no fue un año más en la carrera del penalista Gumer Pérez. Cumplió 20 años como abogado y debió visitar decenas de veces el juzgado de Crimen Organizado como defensor del exvicepresidente Raúl Sendic y del senador Leonardo De León en la causa que investiga presuntas irregularidades en ANCAP. Junto a él estaba el también penalista Ignacio Durán, de quien es socio desde hace casi una década.

A pesar de que hace años que recorren el mundo del derecho penal, ambos creen que la causa ANCAP fue una de las que mayor exposición mediática les obligó a tener y generó reacciones opuestas. Por un lado, están quienes los ven por la calle y los asocian con el Frente Amplio -partido al que Pérez vota pero Durán nunca pensó en votar en su vida- y les reprochan su tarea. Por el otro, están aquellos que se acercan a su estudio para solicitarles una reunión y tenerlos en cuenta en caso de que requieran ser asistidos en una causa penal.

"En lo personal siento que tuve muchos casos mediáticos y de alto impacto. Y me pasó hasta la rareza de que me pidan fotos, algo que nunca pensé", dice Durán, quien también está vinculado al fútbol por ser el abogado de Rampla y haber integrado la Comisión de Disciplina de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). Durán cree que debe salir en los medios de comunicación "lo necesario y siempre y cuando sea pertinente para los intereses" de su cliente. "Al fin y al cabo, es al que represento y son sus intereses los que estoy defendiendo", afirma.

A Pérez le pasa algo similar y reconoce que el haber tenido causas judiciales con una gran cobertura, le ha dado "cierta notoriedad", lo que tiene también sus aspectos negativos. "Te quita privacidad y a muchos de nuestros clientes se los asocia con nosotros. Ese es el aspecto negativo de la defensa: la gente mimetiza al abogado con el defendido. Pero yo soy el abogado, no tengo por qué compartir sus ideas o su forma de actuar", dice. Lo mismo opina Durán, quien sostiene que su rol no es juzgar la conducta moral de un cliente sino "defender sus intereses y tratar de que le vaya bien".

En el caso de Pérez, su notoriedad tiene también un rol fuera del derecho penal. Hace casi 30 años ingresó al Ministerio de Salud Pública, primero como administrativo y llegó a ser abogado litigante de la cartera bajo gobiernos blancos y colorados y, desde que el Frente Amplio llegó al gobierno, se desempeña como asesor del ministro.

Ese rol le permitió, por ejemplo, participar de la creación del Sistema Nacional Integrado de Salud, integrar el equipo jurídico de la defensa de Uruguay en el litigio iniciado por la tabacalera Phillip Morris, que el gobierno ganó, y ser parte de la comisión asesora para la lucha contra el tabaquismo.






REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...