Mundo > Brasil

Accidente de auto en paseo de Río dejó un bebé muerto y 17 heridos

El conductor perdió el control del vehículo por un ataque de epilepsia, según declaró

Tiempo de lectura: -'

19 de enero de 2018 a las 08:01

Un auto invadió este jueves el concurrido paseo marítimo de Copacabana en Río de Janeiro y dejó un bebé muerto y 17 heridos, luego que el conductor perdiera el control del vehículo, informaron las autoridades.

"Una persona perdió el control de su vehículo, que acabó invadiendo el paseo de Copacabana atropellando al menos a 11 personas", afirmó al comienzo de la noche un portavoz de la policía militar de la ciudad, descartando la hipótesis de un atentado.

La Secretaría de Salud de Río indicó más tarde que una bebé de nueve meses había fallecido en el hospital y elevó el balance de heridos a 17 personas, internadas en varios centros.

Tras el accidente, la policía detuvo al conductor mientras numerosas personas, entre ellas muchos turistas, aprovechaban el atardecer de un caluroso día del verano carioca para pasear por esta avenida de varios kilómetros en pleno período de vacaciones y a tan solo tres semanas del esperado carnaval de Río.

"El conductor explicó en la comisaría que tuvo una crisis de epilepsia y se encontraron los medicamentos contra la epilepsia en el vehículo", dijo el coronel Angeloti, de la comisaría de Copacabana, quien precisó que el detenido estaba siendo sometido a exámenes médicos.

"La investigación está ahora a cargo de la policía civil, pero no aparenta ser un ataque terrorista", añadió el coronel.

El auto negro, con los cristales y la parte frontal destrozada por la violencia del impacto, acabó su trayecto en la playa. Algunos heridos fueron atendidos y otros evacuados en camillas por los servicios de emergencia. Un carrito de bebé aplastado yacía también en la arena de la playa de Copacabana.

"Creímos que había fuego"

Roberto Miguel, un joven camarero que trabaja en un kiosco del paseo cerca del lugar del accidente, indicó haber visto varias personas con piernas rotas y a un hombre desmayarse.

"Los clientes que estaban sentados más cerca de la calzada donde subió el auto salieron corriendo. Vimos sillas volcadas, humo, creímos que había fuego", contó. "El conductor trató de salir del coche pero la gente no le dejó. Se quedó en el interior hasta que llegó la policía. Ellos alejaron a la gente y pudo salir", añadió.

Empleados y clientes de ese mismo kiosco de playa acudieron a socorrer a los heridos mientras las ambulancias demoraban en llegar, describió otro testigo de la escena.

Centenas de curiosos se agolparon entonces en este segmento de la larga playa emblemática de Río, cerca del lugar del accidente, mientras los servicios de emergencia seguían evacuando heridos.

La playa de Copacabana es, junto a la vecina Ipanema, el lugar predilecto de los turistas en el corazón de la "cidade maravilhosa", con su paisaje de tarjeta postal frente a las olas del océano Atlántico.

Aunque las imágenes de los heridos tendidos en el suelo y desorientados tras el paso de un vehículo descontrolado podían evocar en un principio las escenas de los atentados de Niza en 2016 o de Barcelona el año pasado, Brasil no es objetivo terrorista.

Los accesos tanto al paseo como a la playa de Copacabana están totalmente abiertos, sin los bloques de cemento que protegen otros lugares turísticos del planeta.

Hace apenas dos semanas, los fuegos artificiales de Año Nuevo atrajeron a más de 2 millones de personas a esta misma playa, mientras el Carnaval de Río reunirá en tres semanas a unos 6 millones de juerguistas en la cidade maravilhosa, numerosos turistas extranjeros entre ellos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...