Cargando...
Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido

Mundo > REINO UNIDO

Acusan a Boris Johnson de atacar al líder opositor al estilo de Trump

Las críticas al primer ministro británico aumentaron por su denuncia de protección a un pederasta por parte de otro político

Tiempo de lectura: -'

08 de febrero de 2022 a las 16:01

Acusado de "deriva" hacia el estilo político del expresidente estadounidense Donald Trump, Boris Johnson se encontraba bajo creciente presión este martes para disculparse por un controvertido comentario sobre el líder de la oposición británica que fue después atacado por manifestantes.

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, tuvo que ser sacado en un coche de policía el pasado lunes por la noche cuando, cerca del parlamento, fue rodeado por una multitud enardecida que lo acusó de "proteger a pederastas".

Esta acusación, que corre desde hace tiempo por círculos conspiratorios ultraderechistas británicos, había sido utilizada contra él por el propio Johnson la semana anterior, cuando se defendía ante los diputados tras la publicación de un nocivo informe sobre las fiestas celebradas en Downing Street durante los confinamientos.

El controvertido primer ministro, cuyo puesto pende de un hilo debido a la acumulación de escándalos y el descontento en las filas de su propio Partido Conservador, tildó el ataque del lunes de "absolutamente vergonzoso". "Todas las formas de acoso a nuestros representantes electos son completamente inaceptables", tuiteó.

Su equipo se esforzó por desvincular el ataque a Starmer de los comentarios hechos por Johnson la semana anterior en la Cámara de los Comunes. "No creo que se pueda señalar lo que dijo el primer ministro como la causa de esto", afirmó el secretario de Estado para la tecnología, Chris Philp, al canal Sky News.

Acusación "engañosa"

Defendiendo con uñas y dientes su supervivencia política, amenazada por la posibilidad de una moción de censura interna en su partido, el 31 de marzo Johnson arremetió contra Starmer acusándolo -como jefe de la fiscalía británica de 2008 a 2013- de haber "pasado todo el tiempo procesando a periodistas" en lugar de al pederasta Jimmy Savile, difunta estrella de la televisión.

Boris Johnson en la sesión del Parlamento donde hizo su acusación

Sin embargo, Starmer no tuvo ningún papel en la decisión de no procesar a Savile, pese a que posteriormente pidió disculpas en nombre de la fiscalía por los errores cometidos en ese caso.

Los llamados se multiplican desde hace una semana para que Johnson se retracte. Incluso una de sus más estrechas colaboradoras, Munira Mirza, responsable de políticas en Downing Street, renunció estrepitosamente reprochándole haber lanzado una acusación "engañosa" y no pedir abiertamente perdón como ella le aconsejó.

Pero el primer ministro sigue sin dar su brazo a torcer.

Hizo estas declaraciones "hablando de asumir responsabilidades por una organización en su conjunto" como él ha hecho respecto a las fiestas en Downing Street, volvió a defender este martes su portavoz ante los periodistas. 

"Sobreviviré"

Sin embargo, el incidente del lunes, grabado y difundido ampliamente en las redes sociales, atizó más las críticas, incluso en su propio campo.

"Nuestras palabras tienen consecuencias", recordó ante los diputados el presidente de la Cámara de los Comunes, el laborista Lindsay Hoyle. "Impidamos que esta deriva hacia un estilo político trumpiano se convierta en la norma", tuiteó por su parte el legislador conservador Tobias Ellwood, urgiendo: "primer ministro, discúlpese por favor".

No es la primera vez que Johnson es comparado con Donald Trump, con quien presumía de mantener buenas relaciones cuando este estaba en la Casa Blanca y quien, según el diario Daily Mail, considera que su amigo británico "es el mejor primer ministro desde Winston Churchill" que haya tenido el Reino Unido.

Elegido triunfalmente en 2019 con la más importante mayoría conservadora desde los años 1980 gracias a su promesa de llevar a cabo el Brexit, Johnson vio en los últimos meses su popularidad en caída libre.

Tras prometer "arreglar" la descontrolada situación en Downing Street por las fiestas, este martes anunció algunos cambios menores en su gobierno, como el nombramiento del euroescéptico Jacob Rees-Mogg como ministro de Oportunidades del Brexit.

La semana anterior ya había nombrado a un nuevo director de comunicación, Guto Harris. Este aseguró a un diario que el primer ministro "no es un completo payaso sino alguien muy simpático" y que le canturreó la célebre canción de Gloria Gaynor I will survive ("Sobreviviré").

AFP

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...