Mundo > JUICIO CONTRA EL CHAPO

Acusan a presidentes de México de recibir sobornos del Chapo Guzmán

Enrique Peña Nieto y a su antecesor Felipe Calderón negaron haber recibido coimas del narcotraficante

Tiempo de lectura: -'

13 de noviembre de 2018 a las 22:19

El abogado del capo mexicano Joaquín "Chapo" Guzmán, cuyo proceso comenzó este martes en una corte de Nueva York, aseguró que el cartel de Sinaloa pagó cientos de millones de dólares en coimas al actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, y a su antecesor Felipe Calderón.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y su antecesor, Felipe Calderón, negaron haber recibido sobornos del cártel de Sinaloa horas después de que fueran hechas las acusaciones. 

Ante el jurado, el abogado de Guzmán, Jeffrey Lichtman, aseguró que el verdadero jefe del cartel de Sinaloa es Ismael "el Mayo" Zambada, coacusado en el proceso y prófugo de la justicia, quien habría pagado cientos de millones de dólares "al actual y al anterior presidente de México".

Calderón, mandatario entre 2006 y 2012, quien lanzó una polémica ofensiva militar antidrogas, fue el primero en rechazar las acusaciones a través de un mensaje de Twitter. "Son absolutamente falsas y temerarias las afirmaciones que se dice realizó el abogado de Joaquín 'el Chapo' Guzmán. Ni él, ni el cártel de Sinaloa ni ningún otro realizó pagos a mi persona", escribió Calderón.

Guzmán, quien escaló a las alturas del narcotráfico mexicano en los años 80, fue capturado una primera vez en Guatemala y entregado a México, pero se escapó de un penal federal escondido en un carro de ropa sucia en enero de 2001, cuando arrancaba el gobierno de Vicente Fox (2000-2006).

El capo, señalado por autoridades como jefe del cártel de Sinaloa y quien llegó a ser considerado el más poderoso del mundo, cobró gran fuerza en el gobierno de Calderón, durante el cual fueron detenidos varios jefes de grupos rivales.

Tras varios intentos frustrados de captura realizados durante años, el 22 febrero de 2014 fue detenido por marinos mexicanos y con colaboración de la DEA en un operativo en el puerto de Mazatlán durante el cual no fue necesario hacer un solo disparo.

Pero el narcotraficante se escapó nuevamente la noche del 11 de julio burlando las cámaras de seguridad de un penal federal, ante las cuales desapareció a través de un boquete cavado en su ducha que conectaba con un túnel de más de 1 kilómetro, el cual recorrió en una motocicleta anclada a un riel y que conducía a una casa en construcción.

El 8 de enero, tras un encarnizado enfrentamiento con marinos militares y un nuevo intento de escapar por un túnel que conducía a un canal del drenaje, Guzmán fue detenido por tercera vez en Los Mochis, también en Sinaloa. El capo fue extraditado a Estados Unidos la noche del 19 de enero de 2017.

Los otros salpicados
Lichtman también atacó duramente a los exsocios, empleados o rivales del Chapo que están encarcelados o en el programa de protección de testigos y que cooperan con el gobierno. "Estos testigos han matado a fiscales, han intentado matar a presidentes (...) Cuando escuchen a estas personas se les pondrá la piel de gallina", dijo al jurado.
"¿Por qué el gobierno está yendo tan lejos, dándoles visados para que permanezcan en este país, entre nosotros? ¿Por qué están deseosos de infectar este país con estos degenerados?", preguntó. "Porque el Chapo es el mayor premio con el cual la fiscalía ha soñado, y está soñando con esto desde hace años", respondió Lichtman.
El Chapo, vestido de traje oscuro, camisa blanca y corbata, escuchó los argumentos de apertura tranquilo con la ayuda de una traductora. Al entrar a la corte parecía contento, y tiró un beso a su joven esposa Emma Coronel, de 29 años, sentada entre el público. Acusado de enviar a Estados Unidos 155 toneladas de cocaína y otras drogas, si es hallado culpable puede ser condenado a cadena perpetua.
Fuente: AFP
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...