Zikitipiú > Educación

Además de todo, la incapacidad

Las cosas en la educación lucen horribles, pero es mucho peor de lo que se ve

Tiempo de lectura: -'

03 de septiembre de 2012 a las 00:00

“Aunque parezca mentira, hoy por hoy lo que nos está faltando son tierras para construir (liceos) en muchas zonas del Uruguay”, dijo a El Observador la consejera de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) Nora Castro. No parece mentira, es mentira.

Al menos así da cuenta El Observador que se confirmó en estos días con la intención del órgano educativo de construir liceos en Salto. Aunque tenía el dinero para hacerlo (menos mal porque la enseñanza recibe US$ 2 mil millones al año), la ANEP resolvió cancelar la construcción del liceo en Salto porque, decía, no había terrenos. Cuando se enteró de esto, el intendente de Salto, Germán Coutinho, durante una reunión con la ANEP, hizo una llamada telefónica y consiguió tres terrenos. Nunca nadie de la ANEP, ante una situación tan grave, lo había llamado.

La semana pasada el programa En la Mira (VTV) mostró el testimonio de una madre de un alumno del liceo de Playa Pascual quejándose porque en la clase de su hijo hacía más de un año que no tenían docente de idioma español. Ante la evidencia y la presencia de las cámaras, las autoridades se movieron y un día después apareció un profesor por Playa Pascual.

O sea que, siendo horrible, la verdadera situación de la enseñanza es peor de lo que se ve. Sería horrible ya si no hubiese profesores ni terrenos para construir liceos, pero es mucho peor porque sí hay terrenos y sí hay cómo solucionar la ausencia de docentes, pero no se soluciona a menos que aparezcan cámaras de TV. Mientras el reclamo lo hizo una madre, las solidarias autoridades educativas no le dieron corte.

O sea, además de todo, además de la repetición, de la deserción estudiantil, de la falta de equidad, además de la corporación docente, además de los montones de dólares que nunca alcanzan, además de todo, está la incapacidad y la insensibilidad de quienes conducen la educación. Y como en el gobierno ya dieron por perdida la batalla educativa, entonces las autoridades de la enseñanza pueden hacer estos papelones en público, que no pasa nada. Es mucho todo junto.

Comentarios