Cargando...
periodistas lloran por la muerte de su colega palestina Shireen Abu Akleh, que fue asesinada (foto archivo)

Mundo > Periodista asesinada

Al Jazeera llevó el caso de la muerte de la reportera Shireen Abu Akleh a la Corte Penal Internacional

La corresponsal de la cadena Catarí murió por un disparo en la cabeza en mayo pasado mientras cubría una incursión militar israelí en un campo de refugiados de Jenin, en el norte de Cisjordania

Tiempo de lectura: -'

06 de diciembre de 2022 a las 14:01

El conglomerado de medios públicos Catarí Al Jazeera Media Network presentó una solicitud formal ante la Corte Penal Internacional (CPI) para que investigue y enjuicie a los responsables del asesinato de la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh, la corresponsal de la cadena de televisión asesinada el 11 de mayo pasado mientras cubría una incursión militar israelí en un campo de refugiados en Jenin, en el norte de la Cisjordania ocupada.

“Nativa de Jerusalén, de 51 años y con 25 años de trayectoria profesional, Abu Akleh era un nombre familiar y una periodista muy respetada que dio voz a los palestinos a través de su cobertura de la ocupación israelí”, recordó Al Jazeera en un comunicado en donde precisa que la solicitud incluye “un expediente sobre una investigación exhaustiva de seis meses” realizada por la propia cadena de noticias y que “reúne todas las pruebas disponibles de testigos oculares y secuencias de video, así como material nuevo sobre el asesinato”.

La solicitud presentada ante la CPI se presenta “en el contexto de un ataque más amplio contra Al Jazeera y los periodistas en Palestina”, dijo Rodney Dixon, abogado de Al Jazeera, en referencia a varios incidentes, como el bombardeo de la oficina de la red en Gaza el 15 de mayo de 2021. “No es un solo incidente, es un asesinato que forma parte de un patrón más amplio que la fiscalía debería investigar para identificar a los responsables y presentar cargos contra ellos”, dijo Dixon.

“La atención se centra en Shireen, y este asesinato en particular, este asesinato escandaloso. Pero la evidencia que presentamos analiza todos los actos contra Al Jazeera porque ha sido atacada como una organización internacional de medios, y la evidencia muestra que las autoridades (israelíes) están tratando de ocultarlo”, agregó Dixon al ingresar al edifico de la CPI en La Haya, Países Bajos.

El abogado, acompañado por Lina Abu Akleh, sobrina de la periodista, señaló que Al Jazeera espera que la fiscalía del tribunal “realmente comience la investigación”, pedido que, según detalló, complementa la denuncia ya presentada ante la CPI por la familia de Abu Akleh en septiembre pasado con el apoyo del Sindicato de la Prensa Palestina y la Federación Internacional de Periodistas.

La nueva prueba documental incluye registros visuales que muestran como Abu Akleh y otros periodistas, con cascos protectores y chalecos antibalas claramente marcados con la palabra "PRENSA", caminaban por una calle a la vista de las fuerzas israelíes cuando fueron atacados, circunstancias en las que la periodista recibió un disparo en la cabeza mientras intentaba protegerse detrás de un algarrobo, ocasión en la que el productor de Al Jazeera Ali al-Samoudi recibió un disparo en el hombro.

“La nueva evidencia demuestra que Shireen y sus colegas fueron atacados directamente por las Fuerzas de Ocupación de Israel (IOF)”, dice el comunicado de Al Jazeera Media Network. El texto agrega que la evidencia anula las afirmaciones de las autoridades israelíes, según las cuales Abu Akleh murió bajo fuego cruzado y “confirma, sin ninguna duda, que no hubo disparos en el área donde estaba Shireen, aparte de que los efectuados por la IOF directamente contra ella”.

En declaraciones realizadas en la entrada de la CPI, Lina Abu Akleh, dijo que la familia de la periodista esperaba ver “resultados positivos pronto” y que “el fiscal busque la verdad” y “cumpla con condenar a las instituciones y personas responsables del crimen”. Por su parte, Anton Akleh, el hermano mayor de la reportera, agregó: “Esto es muy importante para nosotros, no solo para Shireen, nada puede traerla de vuelta, pero garantizará que esos crímenes se detengan y, con suerte, la CPI podrá tomar medidas inmediatas para poner fin a esta impunidad”.

Por lo pronto, una vez que el tribunal haya revisado la evidencia, decidirá si investiga el asesinato, ya que en 2021 determinó que tiene jurisdicción sobre la situación en el territorio de palestino ocupado. Hasta el momento, las investigaciones realizadas por Naciones Unidas (ONU), las organizaciones de derechos humanos palestinas e israelíes y los medios de comunicación internacionales concluyeron que Abu Akleh fue asesinada por un soldado israelí.

La familia Abu Akleh también ha pedido una “investigación exhaustiva y transparente” por parte del FBI y el Departamento de Estado de Estados Unidos para revelar la cadena de mando que condujo a la muerte de la periodista invocando su ciudadanía estadounidense. “En resumen, nos gustaría que Joe Biden hiciera en el caso de Shireen lo que él y los gobiernos de su país no hicieron cuando otros ciudadanos estadounidenses fueron asesinados por Israel”, dijo Lina Abu Akleh en julio pasado.

Si bien en noviembre, Washington anunció una investigación por parte del FBI,  Dixon advirtió esa investigación no debería ser una razón para que la CPI no actúe. “Pueden, pueden trabajar junto con el FBI para que este caso no quede en el olvido y los responsables sean identificados y juzgados”, agregó el abogado.

Entre las pruebas aportadas, Al Jazeera Media Network presentó el documental “Fault Lines” (Líneas de Falla), en donde se analiza en detalle las cambiantes narrativas de las autoridades de Israel, que inicialmente culparon a palestinos armados, y luego afirmaron que había una “alta probabilidad” de que un soldado israelí “dispara accidentalmente” a la periodista, ocasión en la que, sin embargo, indicó que no iniciaría una investigación criminal.

“La razón por la que Al Jazeera hizo esta solicitud es porque las autoridades israelíes no han hecho nada para investigar el caso. De hecho, han dicho que no investigarán, que no hay sospecha de un delito”, explicó Dixon. Al Jazeera Media Network, por su parte, calificó el hecho como un “asesinato flagrante” y un “crimen atroz”, al tiempo que reiteró “su compromiso de lograr justicia para Shireen y explorar todas las vías para garantizar que los perpetradores rindan cuentas y sean llevados ante la justicia”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...