Mundo > Crisis

Al menos 20 palestinos muertos en Gaza en ataques atribuidos a Israel

EEUU frenó una declaración del Consejo de Seguridad luego del intercambio de cientos de cohetes entre Israel y Hamás. 

Es el enfrentamiento más duro de los últimos años.

Tiempo de lectura: -'

10 de mayo de 2021 a las 22:00

Estados Unidos evitó este lunes que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emitiera una declaración conjunta sobre la brutal crisis que se vive en Jerusalén y en Franja de Gaza, a raíz de los fuertes enfrentamientos entre Israel y la organización islamista Hamás. 

El Consejo de Seguridad se reunió de urgencia para evaluar la violencia de los últimos días, pero sin llegar a un acuerdo, ya que Washington considera que "por ahora no es oportuno lanzar un mensaje público", señalaron diplomáticos.

Tras nuevas consultas realizadas en la tarde sobre la posibilidad de publicar un texto común llamando a una desescalada, varios diplomáticos indicaron a la AFP que finalmente no debe emitirse ningún comunicado este lunes.

En la mañana, Estados Unidos había explicado a los otros 14 integrantes del Consejo, en una reunión por videoconferencia realizada a puertas cerradas, "trabajar entre bastidores" para calmar la situación y dijo "no estar seguro de que a estas alturas un comunicado pueda ayudar".

"Estados Unidos está comprometido de manera constructiva a garantizar que toda acción del Consejo de Seguridad contribuya a suavizar las tensiones", se limitó a señalar en el transcurso de la tarde un portavoz de la misión estadounidense ante la ONU.

En la reunión celebrada a petición de Túnez, Noruega, China y el propio Túnez habían presentado un proyecto de declaración reclamando "a Israel detener las actividades de colonización, demoliciones y expulsiones" de palestinos, "incluyendo Jerusalén Este", según el documento al que accedió la AFP.

La propuesta de declaración expresaba la "honda preocupación" del Consejo por los incidentes y pedía a las partes que evitaran "medidas unilaterales que exacerben las tensiones y socaven la viabilidad de la solución de dos Estados". Les solicitaba también "mostrar moderación, abstenerse de toda provocación y de retórica, y mantener y respetar el statu quo histórico en los lugares santos".

El lunes, la tensión dio un paso más con los disparos de cohetes desde Gaza hacia Israel y los ataques mortales del ejército israelí contra Hamás, en una de las escaladas de violencia más importantes de los últimos años. 

Las primeras víctimas

Al menos 20 personas, incluidos nueve niños y un alto comandante de Hamás, murieron el lunes por la noche en ataques atribuidos al ejército israelí en la Franja de Gaza en respuesta al lanzamiento de un centenar de cohetes desde ese enclave palestino, tras nuevos enfrentamientos en la Explanada de las Mezquitas, el tercer lugar santo del islam.

El ejército israelí afirmó que se lanzaron 150 cohetes desde Gaza, decenas de los cuales fueron interceptados por el sistema de defensa, y sin que se reportaran víctimas.

El grupo islamista Hamás dijo por su parte que lanzó más de 100 cohetes contra Israel "en respuesta a sus crímenes y a su agresión contra la Ciudad Santa", luego de violentos choques entre palestinos y la policía israelí, especialmente en la Explanada de las Mezquitas en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

El grupo militante islámico disparó los cohetes minutos después de que había pasado el plazo de las 6 pm. El grupo le había dado a Israel un ultimátum para que retirara a sus fuerzas de seguridad de la mezquita de Al-Aqsa, así como de otro punto caliente de Jerusalén. 

Los cohetes hicieron sonar sirenas en Jerusalén, junto con advertencias por altavoces en hebreo e inglés. 

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que Hamas cruzó una "línea roja" con el ataque. 

"Israel responderá con mucha fuerza. No toleraremos ataques en nuestro territorio, nuestra capital, nuestros ciudadanos y nuestros soldados. Quien nos ataque pagará un alto precio", dijo. 

Un portavoz del ala militar de Hamas, Abu Obeida, dijo que el ataque con cohetes fue una respuesta a lo que llamó "crímenes y agresiones" israelíes en Jerusalén. 

Anteriormente, testigos dijeron que las fuerzas de seguridad israelíes dispararon gases lacrimógenos y granadas aturdidoras contra la mezquita de Al-Aqsa, mientras que los fieles arrojaron piedras y otros proyectiles a las fuerzas israelíes. La Sociedad Palestina de la Media Luna Roja dijo que más de 300 palestinos resultaron heridos, incluidos 228 que fueron trasladados a hospitales cercanos.  

AFP 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...