Cargando...
Martín Cardozo, presidente de la Foica.

Agro > Martín Cardozo

"Al que haya sido afectado le pedimos disculpas, pero para nosotros primero el trabajador"

El presidente de la Foica, tras la firma del convenio con las empresas y sobre los paros en los frigoríficos, dijo: "Cada uno prioriza sus intereses y nosotros quedamos contentos y fortalecidos"

Tiempo de lectura: -'

03 de diciembre de 2021 a las 21:37

¿Cuándo asumió la presidencia de la Foica y qué datos puede brindar sobre la representatividad del sindicato?

Asumí el 13 de marzo de 2020, justo cuando arrancó la pandemia por covid en Uruguay. Las elecciones se realizan cada tres años en una institución adherida al PIT-CNT y con extensa trayectoria, se creó el 5 de enero de 1942. Tenemos cerca de 8.000 afiliados en una sector con 14.000 a 15.000 trabajadores, porque no es solo la industria frigorífica de abasto o exportación, están los trabajadores de las chacinerías, triperías, graserías y avícolas, por ejemplo.

 

En Twitter, tras el convenio acordado en los Consejos de Salarios, desde la Foica expusieron un mensaje con una palabra, “vencimos”, ¿por qué?

Con relación al resultado, al convenio, “vencimos” es algo muy subjetivo porque hablamos de un convenio colectivo y lo que para mí es algo bueno capaz para otro no es bueno, puede ser malo o regular. Usamos la palabra vencimos por la unidad que se demostró, por la acción de sacar de arriba de la mesa de negociaciones la propuesta de este gobierno de llegar a la instancia de votación que era algo muy negativo para los trabajadores.

"Usamos la palabra vencimos por la unidad que se demostró"

¿Consideran que, finalmente, lograron sus propósitos?

Para nosotros fue una victoria acordar correctivos anuales, recuperar el salario perdido de 4,48%, que el incremento en los beneficios impacte en el 100% de los trabajadores y la partida fija que conseguimos el último día de negociación para diciembre de 2021, abril de 2022 y diciembre de 2022.

"Sería peor ahora la situación si no se hubiese llegado a la firma de ese convenio, que era el fin en común"

¿Cómo quedaron las relaciones con los representantes de las cámaras que nuclean a las empresas de la industria frigorífica?

Ellos son representantes de un conjunto de empresas y nosotros de un conjunto de trabajadores, cada uno legítimamente defendió sus posiciones. Cuando hay negociaciones colectivas y conflictividad en el medio quedan heridas, cada uno con sus convicciones y herramientas busca encausar la negociación hacia sus objetivos y eso es entendible, también que haya pensamientos diferentes, pero no creo que haya quedado mal la relación, se firmó un convenio colectivo y en el caso nuestro la herramienta de utilizar medidas es algo legítimo. Sería peor ahora la situación si no se hubiese llegado a la firma de ese convenio, que era el fin en común.

"Presiones hubo muchas, de productores, del Poder Ejecutivo, de empresarios y de políticos que tienen sus propios intereses"

Hubo una parte relevante –como lo son las otras– en la cadena agroindustrial cárnica que se sintió perjudicada, sin estar involucrada en las negociaciones: los productores. Hubo quejas por pérdida de kilos, por lo tanto de valor y hasta por el bienestar animal.

Hace 22 años que trabajo en un frigorífico, conozco la realidad, llevar adelante un conflicto en este sector es difícil, pesado, sabemos lo que la industria frigorífica representa para Uruguay, pero nuestra misión como dirigentes sindicales es defender al trabajador y eso hicimos y el resultado fue satisfactorio. Paros de la Foica hubo muchos en la historia, en distintos gobiernos. Lo que ahora molestó es la modalidad de los paros sorpresivos. Presiones hubo muchas, de productores, del Poder Ejecutivo, de empresarios y de políticos que tienen sus propios intereses. Siempre estuvimos convencidos de que lo que hacíamos era lo justo para los trabajadores, que es nuestro interés. Al senador (Sebastián) Da Silva le queremos agradecer que haya andado por todos los medios trasmitiendo esa falta de empatía con el trabajador, ayudó a darle dimensión al conflicto. Siempre estuvimos preparados moral y mentalmente para soportar presiones. En esos días de conflicto hablamos con empresarios y con productores enojados y algunos escucharon y se habló con altura y con otros no nos entendimos. El productor sabía de las negociaciones y de la posibilidad de conflicto y pudieron tomar la decisión de no mandar ganados al frigorífico hasta que no haya acuerdo y se levante la conflictividad, sin embargo siguieron vendiendo y vendiendo.

"Cuando en una época sin conflicto los animales quedan tres días en el frigorífico nadie sale a los medios a quejarse"

Del paro final, que se extendió durante tres días, ¿qué opina?

Fue una medida legítima para destrabar la negociación y quedó claro que fue de utilidad para nosotros. Del tema sanidad animal hubo denuncias en las redes sociales y en los medios, pero el Instituto Nacional de Carnes hizo controles y todo estaba bien. Las empresas están preparadas para tener ganados dos o tres días en buenas condiciones, por ejemplo los vacunos que llegan a las plantas un viernes y son faenados un lunes. Cuando en una época sin conflicto los animales quedan tres días en el frigorífico nadie sale a los medios a quejarse. Entendemos al productor y al que haya sido afectado le pedimos disculpas, pero para nosotros primero el trabajador.

"Como ya no podemos hacer un piquete o una ocupación, el único aviso que hicimos en la mesa de negociación es que estábamos en conflicto"

Martín Cardozo, presidente de la Foica.

Sobre lo de avisar a última hora de cada día del paro en la jornada siguiente, ¿por qué se procedió de esa manera?

Hay una ley vigente, la Ley de Urgente Consideración y dentro de la misma artículos que regulan la extensión del derecho a huelga. Como ya no podemos hacer un piquete o una ocupación, el único aviso que hicimos en la mesa de negociación es que estábamos en conflicto y sobre los paros no los anunciamos porque era una manera de evitar que se preparen, traigan cuadrillas, busquen trabajadores eventuales y eso sumado a los no afiliados permitan a la empresa trabajar y debilita la medida de lucha.

"Mirá que tenemos claro que de nada sirven los sindicatos con las empresas cerradas, nos precisamos todos, somos una cadena, se precisa un equilibrio"

¿Qué otra reflexión desea hacer?

Que costó, pero se llegó a un buen convenio colectivo. El objetivo se cumplió. Ahora queda seguir trabajando y entender que sin ganado no hay trabajo para el trabajador ni para la industria, sin industria no hay trabajo ni donde procesar ese ganado, pero sin trabajadores tampoco le puede ir bien a los ganaderos y a las empresas. Mirá que tenemos claro que de nada sirven los sindicatos con las empresas cerradas, nos precisamos todos, somos una cadena, se precisa un equilibrio. Solo que en ciertos momentos hay instancias de negociación que para algo están y ahí cada uno prioriza sus intereses y nosotros quedamos contentos y fortalecidos.

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...