Mundo > MIRÁ EL VIDEO

Alberto Fernández se disculpó tras confundir frase de un Nobel de Literatura con una de Litto Nebbia

El presidente argentino quiso citar a Octavio Paz, se lo confundió con una canción de Litto Nebbia y generó una polémica internacional por la que terminó pidiendo disculpas

Foto de archivo. Fernández trató de dar un mensaje de cercanía pero la frase fue desafortunada

Tiempo de lectura: -'

09 de junio de 2021 a las 17:33

El presidente argentino Alberto Fernández estaba dando un discurso este miércoles en la Casa Rosada junto al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, de gira por Argentina, cuando intentó hacer alusión a una frase atribuida al escritor mexicano y premio Nobel de Literatura Octavio Paz, pero se equivocó y citó un fragmento de una canción de Litto Nebbia, Llegamos de los barcos.

“Escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileños salieron de la selva, pero nosotros, los argentinos, llegamos de los barcos. Y eran barcos que venían de allí, de Europa. Y así construimos nuestra sociedad”, expresó, cuando intentaba elogiar los nexos de Europa con su país.

La frase de Octavio Paz era la siguiente: “Los mexicanos descienden de los aztecas; los peruanos, de los incas, y los argentinos, de los barcos”. En cambio, la canción de Nebbia dice: “Los brasileros salen de la selva/los mexicanos vienen de los indios/pero nosotros, los argentinos/llegamos de los barcos”.

Pocas horas después, Fernández se disculpó en Twitter: "En la primera mitad del siglo XX recibimos a más de 5 millones de inmigrantes que convivieron con nuestros pueblos originarios. Es un orgullo nuestra diversidad (...) A nadie quise ofender, de todas formas, quien se haya sentido ofendido o invisibilizado, desde ya mis disculpas", escribió el presidente.

En la red social, el senador brasileño Ciro Nogueira le respondió: después de leer las declaraciones de Fernández, "empecé a entender mejor por qué después de la Segunda Guerra Mundial los criminales de guerra nazis se escondieron en Argentina".

La noción extendida de que todos los argentinos son descendientes de europeos no se condice con la realidad. Investigaciones publicadas en los últimos años han señalado que el 31% de los argentinos tiene ascendencia indígena y el 4% africana. La población descendiente de indígenas es mayor, además, en provincias del norte del país. En la ciudad de Buenos Aires, el porcentaje disminuye sensiblemente. Sin embargo, la autopercepción que tienen las personas reveló que solo 2,4% declaró en el último censo ser descendiente de indígenas y 0,4% de africanos.

Fernández trató de dar un mensaje de cercanía, al estar junto al presidente español en la Casa Rosada, y resaltar un vínculo con los europeos por la descendencia de los habitantes de su país.

Sánchez arribó el martes por la noche a Buenos Aires para una visita oficial de 24 horas junto a miembros de su gobierno y una comitiva de empresarios para avanzar en la relación estratégica entre ambos países.

"Todo nuestro apoyo e inteligencia la vamos a volcar en que podamos desde el punto de vista multilateral dar una respuesta a la recuperación, a la inyección de recursos públicos a países como Argentina y la región Latinoamericana", dijo Sánchez.

En ese sentido consideró que "la mejor política económica es acelerar el proceso de vacunación en nuestras sociedades".

El líder europeo estimó necesario "transferir tecnología y conocimientos, aumentar la capacidad de producción y acelerar la distribución" de las vacunas.

De su lado Fernández reclamó "la socialización global de la vacuna (para) que todos los pueblos tengan la posibilidad de acceder porque está visto que la vacuna frena el daño de la pandemia".

También agradeció el apoyo de España. "Siempre estuvieron del lado nuestro, acompañándonos y atendiendo nuestros reclamos en el tema de la deuda", dijo.

El presidente argentino cumplió en mayo una gira de dos semanas por España, Portugal, Francia e Italia en la que obtuvo respaldo de sus gobernantes en sus negociaciones por la deuda.

Desde el 31 de mayo corre el plazo de 60 días de gracia para que Argentina cancele un pago por US$ 2.500 millones con el Club de París, último tramo de una deuda que había renegociado en 2014.

También tiene pendiente una deuda por US$ 44.000 millones con el FMI por un crédito suscrito por su antecesor Mauricio Macri por US$ 57.000 millones, el mayor jamás otorgado por el organismo.

Con información de AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...