Cargando...
El presidente argentino encabezó un acto este miércoles en la Plaza de Mayo, en Buenos Aires

Mundo > argentina

Alberto Fernández excluyó del diálogo político a Macri y Milei, y lanzó la interna del Frente de Todos para 2023

El presidente argentino llamó a la negociación política con la oposición para consensuar una ley que blinde el acuerdo con el FMI, y reclamó un debate interno

Tiempo de lectura: -'

17 de noviembre de 2021 a las 19:16

Con la intención de relanzar su gobierno, el presidente argentino, Alberto Fernández, se subió a la movilización que originalmente convocaran los gremios y movimientos sociales con motivo del Día de la Militancia Peronista. Allí lanzó formalmente una convocatoria a la oposición, pero puso reparos a entenderse con su predecesor, Mauricio Macri, y la estrella emergente de los recientes comicios, el libertario "anarcocapitalista" Javier Milei

El mandatario también envió señales al interior de su tropa, en especial a aquellos que pedían una mayor confrontación y audacia contra los llamados "poderes fácticos". Por eso, reconoció: "Nos resta enfrentar a los formadores de precios, y decirles basta porque no podemos vivir en un país donde pocos ganen fortunas, y millones estén en la pobreza".

Añadió que "si (Mauricio) Macri no quiere hablar, que se quede solo con sus amigos haciendo negocio. Si (Javier) Milei no quiere hablar, que se quede con sus amigos que reniegan de la diversidad y niegan el terrorismo de Estado". Fue una referencia a la diputada electa Victoria Villarruel, abogada fundadora de la asociación denominada Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (Celtyv).

Fernández dijo creer "en la lógica del diálogo", y subrayó que "en la oposición anida en muchos la vocación de poner este país de pie". Fue la manera de abrir el juego para una negociación con la oposición para la aprobación del Programa Económico Plurianual para el Desarrollo Sustentable, que trazará metas de reducción del déficit fiscal para contentar al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, el mandatario abrió el juego para discutir de ahora a 2023 la interna oficialista. Aquejado por quienes interpretaron la derrota electoral en la imposibilidad de dirimir diferencias en internas, ahora Fernández aseguró que quiere "un profundo debate" para que el Frente de Todos "se abra y que cada uno pueda opinar, y que entre todos encontremos la síntesis que nos permita avanzar en la Argentina".

"Pongamos las diferencias sobre las mesas para llegar al 2023 de modo que desde el último concejal al Presidente de la República lo elijan primero los compañeros", aseveró.

La deuda

Con un pronunciamiento conjunto, los partidos políticos, agrupaciones, espacios sindicales y sociales que confluyen en el Frente de Todos respaldaron el rumbo que pretende adoptar el gobierno argentino, más allá de que evitaron hacer referencias que condicionen la negociación abierta para la resolución del problema de la deuda externa.

Minutos antes de que Fernández subiera al escenario montado en la Plaza de Mayo para dirigir un discurso a la multitud convocada, originalmente, por la CGT y los movimientos sociales, a la que se plegaron luego las demás fuerzas políticas, con ocasión del Día de la Militancia, el Partido Justicialista (PJ) dio a conocer un mensaje con el sugestivo título de "Todos Unidos Triunfaremos", evocando la Marcha Peronista.

A solo días de perder las elecciones por un amplio margen a nivel nacional, pero con una remarcable recuperación en la provincia de Buenos Aires, las agrupaciones oficialistas subrayaron que Fernández recibió "una deuda irresponsable" que "dejó condenadas a varias generaciones". También acusaron a "la tragedia de la pandemia" por "destruir las economías del mundo" y "regar de dolor cientos de miles de hogares argentinos".

Asimismo, las organizaciones del peronismo pidieron transitar "un camino que cuide el bolsillo de las familias argentinas y de cada trabajador y trabajadora", y aseguraron que "el futuro tiene como ejes centrales la continuidad de la recuperación económica, el fortalecimiento de los salarios, la reducción de la inflación y la creación de empleo".

Entre las entidades firmantes se hallan la CGT, cuya nueva conducción visitó esta semana la Casa Rosada; la CTA, el Movimiento Evita, La Cámpora, que se plegó –con la venia de la vicepresidenta, Cristina Fernández– el lunes al acto que organizaría originalmente el movimiento sindical; el Frente Renovador, de Sergio Massa, y el Frente Patria Grande, del dirigente social Juan Grabois.

En la era de la posverdad, la movilización más convocante en la historia del Frente de Todos llegó, en palabras del presidente, para celebrar "el triunfo" electoral de las elecciones legislativas, pese a que las cifras indiquen una llana derrota a nivel nacional y por escaso margen en territorio bonaerense.

El Cronista

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...